este sábado, partido ante la república checa

España se sale del guion de los últimos torneos con un inicio arrollador

La victoria por 39 puntos ante Montenegro es la mayor en un EuroBasket desde 2003. Este sábado, España juega el segundo partido contra la República Checa (16:45 horas, 'Cuatro')

Foto: España ganó por 99-60 en su primer partido en el EUroBasket. (EFE)
España ganó por 99-60 en su primer partido en el EUroBasket. (EFE)

A la España de Sergio Scariolo le gustan más los finales que los inicios. Sobre todo si son felices. La española es una selección un poco remolona, con mucha experiencia y capaz de medir sus energías e incluso especular para llegar bien al tramo importante de los campeonatos, aunque a veces se le vaya la mano. Lo normal es que vaya de menos a más, que su mejor versión aparezca en los cruces. Por eso no entraba en el guion una victoria tan clara ante Montenegro en el debut del EuroBasket. Ganar sí, pero no por tanta diferencia.

El resultado fue tan abultado que el seleccionador no escondió su sorpresa. "La realidad ha superado las previsiones", dijo el italiano. Viendo el marcador, cuesta convencer a quien no hubiera visto antes a Montenegro que no es tan mal equipo, que las precauciones que había tomado España estaban justificadas. Vucevic, Dubljevic, Rice y Todorovic son jugadores de primer nivel. Hay equipos peores que el montenegrino en el EuroBasket. Rumanía y Hungría, otras dos selecciones del grupo C, están peor situadas en el ránking FIBA. "Probablemente tuvimos demasiado respeto por estos jugadores, que son fantásticos", analizó Bogdan Tanjevic, seleccionador de Montenegro.

En los campeonatos internacionales de baloncesto, un mal comienzo puede no eliminarte, pero condiciona. Recuerden los últimos Juegos Olímpicos y esas dos derrotas que enviaron a la selección al matadero de Estados Unidos. En el formato antiguo del EuroBasket, un mal inicio podía poner en peligro la clasificación y los resultados de la primera fase contaban para la segunda. Empezar mal era un lastre que podía pagarse en cuartos de final. España lo comprobó en 2009 y 2011, aunque cuando llegó a los cruces el equipo estaba ya a un nivel tan alto que no tenía rival. Tambien en el formato nuevo, estrenado en 2015, ha sufrido. Hace dos años arrancó tan mal (dos derrotas en los tres primeros partido) que estuvo en peligro incluso su puesto entre los cuatro primeros. Luego ya cogió velocidad de crucero y ganó el oro.

Ambos aspectos, el peligro del rival y los antecendentes, invitaban a afrontar con cautela el partido de este viernes, pero el comienzo del EuroBasket no tuvo nada que ver con los dos últimos torneos, en los que España perdió contra Serbia y Croacia. Cierto es que esos eran dos rivales más fuertes que Montenegro, otro equipo balcánico, pero lo llamativo no fue tanto el resultado como las sensaciones. Todo funcionó a la perfección. Fue un partido redondo, extraño en un estreno en un gran campeonato.

"Hay días que salen las cosas y hoy pudimos arrancar en transición y nos sentimos cómodos", comentó Sergio Rodríguez, el mejor del partido. Según San Emeterio, la diferencia con los torneos anteriores no fue la actitud. "Aunque hayamos empezado a veces mal, siempre hemos ido a ganar, lo que pasa es que las cosas no han salido en otras ocasiones; no tenemos que pensar en eso", dijo.

Sergio Scariolo este viernes en el Pabellón Polivalente de Cluj durante el España-Montenegro. (EFE)
Sergio Scariolo este viernes en el Pabellón Polivalente de Cluj durante el España-Montenegro. (EFE)

El hambre de los más jóvenes

Una explicación a la gran actuación española puede ser el hambre de los más jóvenes, algunos de ellos debutantes, otros con experiencia, pero sin galones hasta ahora. Los hermanos Hernangómez, máximos anotadores ante Montenegro, son el mejor ejemplo. Las ganas de Willy y Juancho, y las del resto de la segunda unidad, pueden darle un plus desde el banquillo a España en una primera fase sin demasiados alicientes y con solo un rival de entidad: Croacia.

Los 39 puntos de ventaja de este viernes son la mayor ventaja de España en un EuroBasket desde la edición de 2003 en Suecia, cuando abrió el campeonato con un triunfo por 47 ante la selección local. La duda es si fue más culpa de España o de Montenegro. Scariolo otorgó mérito a sus jugadores, pero admitió que el rival había preferido ahorrar energías. "Ha bajado los brazos pensando en el partido de mañana", afirmó el seleccionador, que no le dio mucha importancia al encuentro. “Estos partidos no son significativos, porque hemos conseguido una renta muy grande desde muy pronto. No nos podemos creer la diferencia de este marcador porque llegarán los momentos difíciles y de desacierto, las curvas que nos esperan están allí".

"Hemos estado en esta situación varias veces, sabemos que hemos jugado bien hoy, pero mañana hay otro rival y esto es largo. Tenemos que seguir construyendo en base a lo que hemos hecho hoy", dijo Sergio Rodríguez. El plan sigue siendo el mismo: que el equipo vaya creciendo hasta alcanzar su techo en las eliminatorias. La duda entonces es saber si lo visto contra Montenegro es el suelo de este equipo en el EuroBasket, aunque es probable que no y que fuera resultado engañoso. La respuesta puede darla el partido de este sábado ante la República Checa (16:45, 'Cuatro'), otro rival de nivel medio que no debería darle problemas a España.

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios