"Me toca dar un paso adelante", dice

Tres años después, la selección española aún espera que Álex Abrines brille

"Sergio Scariolo me dijo que era mi año", revela el alero de los Oklahoma City Thunder, que en tres años con la selección absoluta aún no ha mostrado todo su potencial

Foto: El próximo EuroBasket será el tercer campeonato de Álex Abrines con la selección española. (EFE)
El próximo EuroBasket será el tercer campeonato de Álex Abrines con la selección española. (EFE)

Álex Abrines ha tenido mucho más difícil asentarse en la selección que en la elite del baloncesto español, en la que irrumpió hace más de un lustro. Sus 31 puntos con solo 18 años en un partido de la temporada 2011-2012, la de su debut con el Unicaja, presentaron a un jugador que, más pronto que tarde, debía ser importante en una selección ya por entonces veterana. Pero no ha sido así: tres años después de su debut, España aún le espera.

De momento, la carrera de Abrines no ha cumplido con las expectativas existentes cuando el FC Barcelona lo fichó hace cinco años. La sensación tras su marcha a la NBA después de cuatro años en el Palau era que había sido infrautilizado, que el equipo azulgrana no le había exprimido lo suficiente. Da la impresión de que dentro de Abrines hay mucho más de lo que ha mostrado, que es bastante.

Álex Abrines solo jugó 6 minutos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. (Reuters)
Álex Abrines solo jugó 6 minutos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. (Reuters)

Si en el Barça no consiguió ser el líder que se imaginaba, en la selección ni siquiera ha tenido la oportunidad. Una de las consecuencias de la etapa más exitosa del baloncesto español es el tapón que ha provocado. Las medallas no ha parado de caer y el recambio generacional se ha retrasado. Abrines llegó pronto a la absoluta tras completar su trayectoria en las inferiores, pero su protagonismo ha sido escaso.

Lesiones en momentos inoportunos

Su primer campeonato con la selección fue la Copa del Mundo de 2014, donde fue el último jugador de la rotación de Juan Antonio Orenga. Jugó muy poco, pero participó en seis de los siete partidos: solo se quedó en blanco en la eliminación en cuartos de final contra Francia. Un año más tarde, con la selección plagada de bajas para el EuroBasket, una fascitis plantar le dejó fuera del torneo que España acabó ganando en Lille (Francia). En 2016, otra lesión (en la rodilla) le pasó factura, aunque Sergio Scariolo tampoco estaba contando demasiado con él. En Río de Janeiro solo jugó en tres de los ocho partidos que disputó España.

Ahora, después de su primer año en la NBA, la situación es muy diferente. Las bajas no solo permitirán que tenga más minutos, sino que la selección necesita de él mucho más de lo que ha dado hasta ahora. De tener una participación residual, Abrines pasa a ser fundamental.

Álex Abrines debutó con la selección absoluta en 2014. En la Copa del Mundo celebrada en casa, España cayó eliminada en cuartos de final. (Reuters)
Álex Abrines debutó con la selección absoluta en 2014. En la Copa del Mundo celebrada en casa, España cayó eliminada en cuartos de final. (Reuters)

En la rueda de prensa en la que anunció la lista de convocados, Scariolo dijo que algunos jóvenes debían "hacer crecer su rol" ante las bajas en el equipo. Cuando le preguntaron si sentía aludido por esas palabras, Abrines respondió que sí. "Tengo muchas ganas, mucha ilusión por aportar más a este equipo. Este año es clave. Como has dicho, por las bajas que hay en la posición (Rudy Fernández y Vïctor Claver), es muy probable que tenga más oportunidades. Me toca a mí responder y dar un paso adelante". Es una situación parecida a la de Juancho Hernangómez, aunque en su caso sin la experiencia de haber jugado 30 partidos con la selección.

"Scariolo me dijo que este era mi año"

A Abrines le tocará hacer muchas más cosas que en los Oklahoma City Thunder, donde su trabajo se ha limitado casi en exclusiva al triple: el 72,4% de sus tiros fue de tres puntos (con un porcentaje de acierto del 38,1%), según datos de 'Basketball Reference'. Abrines es un muy buen tirador (en tres de sus cuatro temporadas en el Barça superó el 45% en la Liga Endesa), pero en el EuroBasket tendrá que aportar más cosas en ataque y sobre todo en defensa, el aspecto del juego más debilitado por las ausencias y el que más preocupa al seleccionador.

"Le veo tirar peor de como sabemos que puede tirar, pero está empezando a dar pasos adelante en otras cosas: a nivel defensivo, poniendo un poco más la pelota en el suelo...", explicó Scariolo a El Confidencial durante la pasada Copa del Rey en Vitoria. Ese crecimiento es el que le pedirá este verano. "Es verdad que me dijo (Sergio Scariolo) que este año era mi año", reconoce el jugador, consciente de que afronta un verano trasncendental para él: la selección lo necesita más que nunca y él necesita dar un paso adelante y asentarse como el jugador que todos creen que puede ser.

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios