FIEL REFLEJO DEL ESFUERZO DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Rudy Fernández: sangre, sudor y lágrimas para estar "orgulloso de mi equipo y mi país"

El jugador balear, con graves problemas en su espalda a lo largo de todo el torneo, se ha convertido en el fiel reflejo del esfuerzo de unos jugadores por llevar a la Selección a conseguir un nuevo éxito

Foto: Rudy Fernández, en el momento de abandonar la final ante Lituania (Efe).
Rudy Fernández, en el momento de abandonar la final ante Lituania (Efe).

La selección española consiguió este domingo su tercer oro europeo después de derrotar en la gran final del EuroBasket a Lituania (80-63), un broche de oro a un gran campeonato en el que el combinado nacional ha ido de menos a más. A pesar de no comenzar demasiado bien, con la derrotas frente a Serbia e Italia, la Selección supo rehacerse para conseguir la medalla de oro. Los Gasol, Chacho, Llull o Mirotic fueron claves en el triunfo de España, pero un hombre refleja especialmente el sufrimiento para lograr este nuevo éxito para nuestro baloncesto: Rudy Fernández.

El jugador del Real Madrid es uno de los mejores ejemplos de por qué este equipo ha vuelto a lo más alto de Europa. Con fuertes dolores en su espalda, obligado a infiltrarse para tratar de ayudar a sus compañeros, se jugó el físico en cada segundo que estuvo en pista... hasta sufrir un brutal choque contra Jankunas que le impidió jugar los últimos minutos de la gran final. Pese al susto inicial, el jugador pudo regresar al banquillo tras un paso previo por el vestuario para analizar si existía lesión de gravedad, para apoyar a sus compañeros hasta el bocinazo final.

Y es que Rudy ha vivido un campeonato realmente difícil. En los primeros partidos del EuroBasket, poco a poco comenzó a sobrecargar su ya maltrecha espalda, hasta que dijo 'basta' en el partido de la fase de grupos ante Islandia, donde incluso pidió a Sergio Scariolo no jugar la segunda parte. Pese a los dolores, jugó contra Alemania, aunque por precaución se perdió el partido de octavos ante Polonia. Pero en el tramo decisivo de torneo ha jugado todo lo que el entrenador le ha pedido, arriesgando su físico por lllevar a España a su tercer oro europeo.

"Lo he pasado bastante mal, pero estoy muy satisfecho de haber hecho todo lo posible para conseguir otro oro", aseguró casi entre lágrimas al término del partido. "Quiero dar las gracias a los fisioterapeutas, a los médicos y a mis compañeros por el apoyo que me han dado para poder estar y sobre todo pelear por el título, que mucho tiene que ver con la gente que tenemos alrededor", reconocía un emocionado Rudy. El balear tuvo que exigirse el máximo para poder ayudar a sus compañeros, y el esfuerzo tuvo una más que merecida recompensa.

Completamente mermado, los números de Rudy en este EuroBasket han estado, lógicamente, lejos de los que suele promediar cuando está en perfectas condiciones físicas. Así, ha firmado una media de 6,3 puntos, de 3,6 rebotes, de 1,5 asistencias y de 1,3 robos, donde sus números han bajado principalmente en el aspecto ofensivo. Su problema en la espalda no le mermaba en exceso para foguearse al máximo en el plano defensivo, pero en el ofensivo sí se le notaba mucho más atrancado, con dificultad para superar a las defensas.

Rudy Fernández: sangre, sudor y lágrimas para estar "orgulloso de mi equipo y mi país"

"Siento orgullo de mi país"

Rudy Fernández ha sido una parte importante del éxito de la Selección, un hecho que le hace sentirse realmente feliz: "Siento orgullo. Orgullo por este equipo, por todo el sacrificio que ha demostrado desde el principio del torneo, y me siento muy orgulloso de pertenecer a este país y a este equipo, y sobre todo por hacer historia y seguir haciendo historia con este equipo. Espero que toda la gente en España valore muchísimo todo lo que estamos haciendo", confesaba tras el título del combinado nacional, uno más para un hombre que lo ha ganado todo esta temporada.

Pese a ello, este domingo firmó una espectacular final, hasta que sufrió un bloqueo tan espectacular como legal de Jankunas que le hizo salir del partido con un fuerte golpe. Rudy es el fiel reflejo de lo que ofrece esta Selección: da igual los problemas físicos que uno pueda sufrir, que siempre se vaciará para tratar de ayudar a sus compañeros a seguir adelante. Ya lo hizo Pau Gasol con sus problemas en el gemelo y también lo ha hecho Rudy con su lesión en la espalda: esta Selección es más que un equipo, es un grupo de amigos que han dado a nuestro país un nuevo éxito deportivo.

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios