tercera jornada del grupo B

El caos italiano mete en problemas a España

Belinelli, Gallinari y Bargnani metieron 74 de los 105 puntos de una Italia que tuvo una noche redonda en ataque y fue superior. España se juega la clasificación en las dos últimas jornadas

Foto: El caos italiano mete en problemas a España

Danilo Gallinari había avisado de que lo que quedaba de primera fase iba a ser la guerra, e Italia decidió acabar con España a cañonazos. Marco Belinelli ajustó la mira tras el descanso y lanzó cinco bombas en el tercer cuarto que dieron en el objetivo. Fueron cinco triples que impulsaron a Italia y dejaron temblando a España, que a partir de entonces se descompuso y a duras penas pudo seguir el ritmo anotador italiano. Los transalpinos anotaron 31 puntos en el tercer cuarto, 63 en la segunda parte, y convirtieron el Grupo B en una trinchera de la que España va a tener muy difícil salir con vida.

Había dicho Sergio Scariolo que Italia era el equipo que peor le venía a España por su estilo de juego. Y para su desgracia, acertó de pleno. Pocos conjuntos más incómodos que el italiano. Sin bases, sin pívots y entregado al talento de sus aleros, principio y final de su juego, Italia saca de quicio a cualquier rival. Tiene calidad para aburrir, lo que permite que lo que parecen ser malas decisiones acaben convirtiéndose en aciertos cuando el balón entra por el aro. Eso sucedió sobre todo en la segunda parte, en la que le entraron casi todos los tiros. Una parte de culpa la tuvo el talento de sus jugadores y la otra la desastrosa defensa española.

Gasol acabó con 34 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias (Efe)
Gasol acabó con 34 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias (Efe)

A Italia se la desactiva apretando en defensa, obligándola a que mueva el balón, a que penetre, a que tenga que pensar la jugada, y España no hizo nada de eso salvo en algunos tramos. Al contrario, cometió el error, sobre todo en el segundo tiempo, de jugar a lo que Italia quería. Y ahí, en el caos, España se perdió y acabó encajando más de 100 puntos.

Antes, la selección española había ejecutado muy bien su plan, que tenía como primer objetivo alimentar de balones a Pau Gasol y al resto de pívots. Gasol estuvo espléndido (partidazo el suyo con 34 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias). Los primeros ataques acabaron en canasta o falta provocada por el de los Bulls, al que ni Bargnani ni Gallinari podían frenar. Cuando entraron Felipe Reyes y Willy Hernangómez, igual: jugada que llegaba a la pintura, jugada en la que España sacaba algo positivo. Ese era el plan, que además se vio reforzado por la mala noche (otra) en el tiro de tres.

Belinelli rompe el partido

A pesar de todo, Italia se fue al descanso sólo tres abajo (45-42), sostenida por Gallinari (el cuatro abierto es la kriptonita de España) y un motivado Bargnani. A la vuelta de los vestuarios, Pau Ribas (de nuevo titular) anotó la útima canasta española antes del festival de Marco Belinelli. El nuevo jugador de los Sacramento Kings lideró un parcial de 15-0 que dejó el marcador en 47-57. Una técnica a Gentile dio algo de respiro a España, pero fue un espejismo. Italia se transformó y de la aparente anarquía comenzaron a salir jugadas espectaculares, ayudadas por la indolencia defensiva de los jugadores españoles, que llegaban tarde y regalaban 2+1. España no podía y tenía problemas incluso para cerrar el rebote. Primero se acercaba a cuatro puntos, más tarde a siete. El balón apenas pasaba por las manos de Gasol y el ataque vivía de ramalazos: cinco puntos seguidos de Rudy, cinco de San Emeterio. La diferencia a favor de Italia superó 10 puntos (68-81 fue la máxima en el minutos 33) y así se quedó hasta casi el final, cuando España recortó en los últimos instantes.

Los tres NBA italianos, Gallinari (29 puntos), Belinelli (27) y Bargnani (18), anotaron 74 de los 105 de su equipo y dejaron en una situación muy delicada a España, que ve cómo se le complica la clasificación para octavos de final del EuroBasket. Serbia es la única invicta del Grupo B tras tres jornadas. Luego le siguen Italia y Turquía, con dos triunfos. Y después, España y Alemania, con uno. Aún no ha ganado Islandia, colista y rival de la selección este miércoles. Contando con una victoria ante los islandeses, España puede acabar jugándoselo todo a una carta el jueves contra el anfitrión. Y ni siquiera la victoria puede asegurar que el octavos de final no toque Francia.

opta

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios