Es noticia
Menú
Los 'demonios' de España no son serbios, habitan en su vestuario
  1. Deportes
  2. Baloncesto
EN CUARTOS NO HAY MARGEN DE ERROR (17:30)

Los 'demonios' de España no son serbios, habitan en su vestuario

Sin tiempo para lamerse las heridas, afronta España el partido más importante del Europeo. Llega Serbia en medio de sensaciones ya repetidas

Foto: Los jugadores celebran la victoria ante Finlandia (Efe).
Los jugadores celebran la victoria ante Finlandia (Efe).

Sin tiempo para lamerse las heridas, afronta España el partido más importante del Europeo. Llega Serbia (17:30 h., Cuatro) en medio de sensaciones ya repetidas durante el campeonato. Más allá de los méritos del rival, la película repetida hasta tres veces en el torneo, aunque con matices, obliga a pensar que el problema es exclusivamente de España. Un grave problema si el objetivo marcado es la consecución de un campeonato más abierto que nunca. Nadie domina con rotundidad y es todo una moneda al aire. Reeditarán la final del Europeo de 2009 y los cuartos de final del Mundial de 2010. Entonces, la selección estaba saciada de triunfos y necesitaba de saborear una derrota para volver a morder como antes.

Sucede que en las tres ocasiones en el que el combinado de Orenga ha llegado al último cuarto con el partido en el alambre, siempre cayó a la lona. Ni siquiera ante Italia, ya clasificada España y con el único objetivo de subir la moral y recuperar sensaciones, supo abrochar el partido. Una situación, también repetida ante Grecia o Eslovenia y que obliga a reflexionar. "Creo que hemos jugado bien durante muchos minutos, pero en los minutos importantes nos hemos nublado. No hemos sabido jugar, hemos bajado los brazos en defensa y hemos elegido malos tiros en ataque”, declaraba Rudy Fernández. Su defensa, tan efectiva durante tantos minutos, baja voltaje y el ataque se gripa. Y son esas dinámicas, tan fatales muchas veces en el baloncesto, las que están lastrando a España en los partidos de etiqueta. En las anteriores caídas tuvo margen para volver a levantarse. De perder ante Serbia no habría consuelo posible.

Sin tiempo para lamerse las heridas, afronta España el partido más importante del Europeo. Llega Serbia (17:30 h., Cuatro) en medio de sensaciones ya repetidas durante el campeonato. Más allá de los méritos del rival, la película repetida hasta tres veces en el torneo, aunque con matices, obliga a pensar que el problema es exclusivamente de España. Un grave problema si el objetivo marcado es la consecución de un campeonato más abierto que nunca. Nadie domina con rotundidad y es todo una moneda al aire. Reeditarán la final del Europeo de 2009 y los cuartos de final del Mundial de 2010. Entonces, la selección estaba saciada de triunfos y necesitaba de saborear una derrota para volver a morder como antes.

Serbia
El redactor recomienda