dinero para investigar el cáncer infantil

Los cordones que hacen de una actuación histórica de la Copa una generosa donación

Nico Laprovittola, base del Joventut, anotó 36 puntos, la marca más alta en 22 años en una Copa del Rey. Por cada uno de ellos se donarán 100 euros a la investigación del cáncer infantil

Foto: Albert Ventura, capitán del Joventut, abrazó a Nico Laprovittola tras su gran partido. (ACB Photo)
Albert Ventura, capitán del Joventut, abrazó a Nico Laprovittola tras su gran partido. (ACB Photo)

En algún momento de los últimos 50 años, alguna charanga decidió que era buena idea tocar 'Mi gran noche' de Raphael en un evento deportivo. La canción se fue extendiendo por las gradas y arraigó sobre todo en los pabellones de baloncesto, donde se ha convertido en un clásico. Muchas aficiones la cantan o utilizan su melodía con otra letra. En el segundo grupo están los seguidores del Joventut, que han encontrado en el estribillo de esta canción de los 60 la mejor manera de ensalzar a la gran estrella de la Penya: Nico Laprovittola.

El nombre el jugador argentino es difícil de encajar en los titulares y en los cánticos, pero 'Mi gran noche' es perfecta. Donde la canción dice "Qué pasará, qué misterio habrá" los seguidores verdinegros apuestan por un simple pero efectivo "La, la, la, la, la, la, la, la, la, la". Y donde Raphael canta "Puede ser mi gran noche" ellos gritan "Nico Laprovittola". Siete sílabas en ambos casos.

Todo esto viene porque Laprovittola tuvo su gran noche este viernes en los cuartos de final de la Copa del Rey. Lideró la victoria del Divina Seguros Joventut ante el Kirolbet Baskonia (89-98) con una actuación que pasará a la historia de la competición: 36 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias, 4 robos y 2 tapones. Hacía 22 años que no se anotada tanto en una Copa.

"Ha salido todo, hasta un tiro que pensé que no entraba. Pero lo importante es que hemos ganado, hemos tenido un carácter muy grande y esto nos tiene que alimentar para mañana", en la rueda de prensa posterior. El base argentino es uno de los responsables de la resurrección del Joventut. Llegó la temporada pasada, con la supervivencia del club en el aire y la amenaza del descenso y fue clave para la salvación. Esta temporada está jugando a nivel de ''MVP'. Su partido contra Baskonia fue espléndido, pero ni siquiera es su mayor anotación en España: hace tres semanas metió 40 contra el Gran Canaria.

"Siento que el equipo, Carles, todos mis compañeros, me han dado el mando del equipo, me dejan liderar, me dejan crear y divertirme en la cancha y eso me ayuda mucho. No tengo palabras para agradecerles", dijo Laprovittola. Sus compañeros siguen el camino que él les marca. "Esto lleva haciéndolo todo el año, pero hacerlo este escenario... Confiamos en él y él nos guía", declaró Albert Ventura, capitán de la Penya.

"Yo lo conozco hace tiempo y cuando está con confianza sé que es capaz de hacer cosas así. No me sorprende tanto", dijo Marcos Delía, el otro argentino del equipo y su compañero también en la selección. "En los momentos calientes juega con inteligencia. Siempre en mi equipo".

"Cuando llegué a Badalona, Nico ya estaba y los dos hicimos 0-5", recordó el técnico del Joventut, Carles Durán. "Jugamos en Sevilla y Nico y yo estuvimos fatal. Pero hemos ido creciendo. Lo que ha hecho Nico es extraordinario, pero hace cosas porque tiene compañeros que lo hacen muy bien, porque él da seguridad y juega con seguridad por el trabajo de los demás. Es estrella de la ACB, pero el grupo que tiene está haciendo que veamos al mejor Nico".

Antes de la actual, que si nada cambia terminará en Badalona, Laprovittola no había completado una temporada entera en el mismo equipo desde la 2014-2015 en el Flamengo brasileño. Después pasó por el Estudiantes, dio el salto a la NBA para compartir equipo con Manu Ginóbili en San Antonio, regresó a España para jugar en el Baskonia y firmó un gran contrato con el Zenit de San Petersburgo. En ningún sitio se ha sentido tan cómodo como en el Joventut. "El hecho es pasarlo bien. Nosotros como equipo siempre queremos ganar, no siempre se da, pero hemos venido acá a pasarlo bien", dijo este viernes. La Penya se divierte.

Las zapatillas de Nico Laprovittola, con los cordones dorados. (ACB Photo)
Las zapatillas de Nico Laprovittola, con los cordones dorados. (ACB Photo)

Su gran partido tuvo premio, a la larga más importante que una clasificación para semifinales de la Copa del Rey. Laprovittola era uno de los jugadores que se prestaron a participar en una iniciativa solidaria para recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil, cuyo día internacional se celebraba este 15 de febrero. Por cada punto que anotaran él, su compatriota Facundo Campazzo, Matt Janning y Darío Brizuela (un jugador de cada cuartofinalista del viernes), CaixaBank y El Corte Inglés donarían 100 euros a la Fundación Unoentrecienmil.org. Solo los puntos de Laprovittola son 3.600 euros. En total, sumados los puntos de otros cuatro jugadores que jugaron en los partidos del jueves, se recaudaron 7.000 euros.

Cada jugador que se prestó a participar lució unos cordones dorados en sus zapatillas. "No lo pensé en ningún momento del partido", dijo Laprovittola. "Para mí fue un placer aceptar esta propuesta, jugar para algo tan noble y poder ayudar con lo mínimo que podía, que era llevar unos cordones e intentar jugar de la mejor manera posible. Por suerte se ha dado bien. Los vamos a mantener, ¿por qué no?".

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios