una de estrella de euroliga venida a menos

Alessandro Gentile, una estrella con mala fama que aterriza en el Estudiantes

Alessandro Gentile era una de estrella de Euroliga hasta hace un par de temporadas, pero desde entonces su carrera ha ido a peor. A su nivel, es un fichaje excepcional para el Estu

Foto: Alessandro Gentile ya está en Madrid para incoporarse al Movistar Estudiantes. (Movistar Estudiantes)
Alessandro Gentile ya está en Madrid para incoporarse al Movistar Estudiantes. (Movistar Estudiantes)

En condiciones normales, Alessandro Gentile (Maddaloni, 1992) estaría jugando en uno de los grandes equipos de Europa. O en la NBA. Por talento y por números a lo largo de su carrera, ese es su nivel. Sin embargo está a punto de aterrizar en el Movistar Estudiantes, un equipo que no superó la fase previa de la FIBA Champions League esta temporada y que no juega los 'playoffs' de la Liga Endesa desde 2010 ni la Copa del Rey desde 2013.

El alero italiano ya está en Madrid. El fichaje lo adelantó el 'As' el domingo y lo confirmó el Estu este martes. A punto de cumplir 26 años, será el sexto equipo de su carrera, el quinto en los dos últimos años, en los que ha pasado de liderar al Olimpia Milán y destacar en Euroliga a vagar por varios clubes, demostrando solo a ratos que tiene potencial para ser uno de los jugadores más determinantes del baloncesto europeo.

El problema con Gentile no parece ser su talento, sino su carácter. Su trayectoria no habla bien de él. Todo iba rodado hasta la temporada 2016, la sexta en el Olimpia Milán, que lo fichó en 2011 con 19 años recién cumplidos. En la capital lombarda fue nombrado capitán con 20 años y creció hasta convertirse en una estrella. Pero todo empezó a romperse en la temporada 2015-2016. Sufrió varias lesiones y su conexión con el equipo se rompió. A comienzos del siguiente curso, el club le quitó la capitanía. "Necesita decidir si sigue siendo un chico o un hombre maduro", dijo el presidente, Livio Proli.

Esa temporada acabó jugando en tres equipos, y de los tres salió por la puerta de atrás. En diciembre de 2016 forzó su salida del Olimpia Milán, que lo cedió al Panathinaikos, club en el que jugó su padre, la leyenda Nando Gentile, en los 90. Allí duró solo unos meses y en marzo puso rumbo al Hapoel de Jerusalem, también cedido. El técnico del equipo israelí era su compatriota Simone Pianigiani. Pero tampoco allí se asentó. Jugó ocho partidos y dejó el equipo en mitad de los cuartos de final. Volvió a Italia alegando razones personales.

Semanas después abandonó de manera definitiva el Olimpia Milano, con el que le quedaba un año de contrato. Ya tenía que ser irrecuperable la relación para que el mejor equipo de Italia dejara escapar al mejor italiano de su generación, con tres temporadas en la Euroliga por encima de 10 puntos de media. Y todo con solo 24 años.

En la temporada 2016-2017, Gentile jugó en tres equipos, entre ellos el Panathinaikos. (EFE)
En la temporada 2016-2017, Gentile jugó en tres equipos, entre ellos el Panathinaikos. (EFE)

Gentile fichó por un grande, pero no uno de lo que pelean por conquistar la Copa de Europa en la actualidad, sino uno venido a menos: la Virtus de Bolonia. En ese equipo jugó la temporada pasada a muy buen nivel, con promedios de 16,8 puntos y 6,3 rebotes. También con algún momento controvertido, como su pelea con un rival que le costó una sanción de dos partidos. Una lesión a final del curso le impidió jugar con la selección en junio y participar en la Liga de Verano de la NBA con los Houston Rockets, franquicia que tiene sus derechos (Gentile fue elegido en 2014 en el puesto 53 por los Wolves y traspasado a los Rockets).

Aun con esa lesión, y aunque se haya ganado su mala fama, cuesta creer que comenzara la temporada sin equipo. Su fichaje es una oportunidad que da el mercado a estas alturas, un caso similar al de Lucas Nogueira, fichado por el Montakit Fuenlabrada justo antes del comienzo de la Liga Endesa, o al de Kyle Singler, contratado por el Monbus Obradoiro con la temporada ya en marcha. En ambos casos se trata de jugadores NBA hasta hace solo unos meses jugando en equipos que en condiciones normales no podrían permitirse sus sueldos. Igual que Gentile, cuyo contrato es probable que incluya una cláusula de salida a equipos de Euroliga.

Gentile tiene referencias del Estu de su compatriota Pietro Aradori, que jugó en el equipo colegial en 2015 y junto a él en Bolonia hasta hace unos meses. El Estu ganará un gran anotador, un perfil que no tenía esta temporada en la plantilla, a diferencia de lo que sucedió en los dos cursos anteriores con Edwin Jackson y Sylven Landesberg. Al jugador fichado en verano para ser referente en el juego exterior, Gian Clavell, le ha costado arrancar. Es Darío Brizuela el que está ocupando muy bien ese rol.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios