victoria del real madrid por 98-91

El Real Madrid empata la final ACB y Randolph se hunde en la rotación de Laso

Anthony Randolph se quedó sin jugar en el segundo partido de la final de la Liga Endesa, que acabó con victoria del Real Madrid ante el Baskonia. Su protagonismo ha caído en picado

Foto: Anthony Randolph se quedó sin anotar en el primer partido de la final ACB y sin jugar en el segundo. (EFE)
Anthony Randolph se quedó sin anotar en el primer partido de la final ACB y sin jugar en el segundo. (EFE)

El Real Madrid ganó por 98-91 al KIROLBET Baskonia en el segundo partido de la final de la Liga Endesa, que ahora viaja a Vitoria empatada. Tras perder en el estreno de la serie, el pasado miércoles, el equipo madridista reaccionó, aunque le cosrtó 20 minutos imponerse a su rival. Tras una primera parte que empezó siendo dominada por el Baskonia y que acabó ampatada (52-52), un parcial de 31-13 en el tercer cuarto desniveló el duelo. Todo, los problemas del primer tiempo y el paseo del segundo, lo vio desde el banquillo Anthony Randolph, al que Pablo Laso no le dio ni un minuto.

Randolph ha ido perdiendo peso en los planes de Laso conforme se acerca el final de la temporada. En los 'playoffs' solo ha superado los 20 minutos de juego en un partido, el del estreno de los cuartos de final contra el Iberostar Tenerife. Jugó 21 minutos y acabó con 11 puntos y 9 rebotes. A partir de ahí, su aportación a ido a menos, con porcentajes muy malos. Tras lograr 7 puntos y 6 rebotes en el primer partido de semifinales contra el Herbalife Gran Canaria, sumó tres puntos y tres rebotes en los dos siguientes. Y en el primer encuentro de la final se quedó a cero en siete minutos de juego. Antes, en la Final Four de la Euroliga, acumuló solo cinco puntos en 21 minutos.

Randolph jugó a buen nivel en el primer partido de los 'playoffs', pero luego su rendidmiento ha empeorado. (EFE)
Randolph jugó a buen nivel en el primer partido de los 'playoffs', pero luego su rendidmiento ha empeorado. (EFE)

Ni rastro de la mejor versión de un jugador que tendría que ser una de las referencias ofensivas del equipo, pero que en dos años en el Real Madrid se ha mostrado muy irregular. Ha tenido momentos brillantes, como una Copa del Rey 2017 en la que su 'MVP' no habría sido una sopresa o el comienzo de esta temporada, con promedios de 16,8 puntos y 7,3 rebotes en las cuatro primeras jornadas de la ACB. Pero en general su etapa de blanco ha sido decepcionante.

En condiciones normales, la principal pareja de pívots del Real Madrid esta temporada debería haber sido la formada por Gustavo Ayón y Anthony Randolph, pero la racha de lesiones se llevó por delante a los dos al comienzo del curso y los mantuvo de baja varios meses. Cuando volvieron (Randolph lo hizo en enero y Ayón en febrero), Edy Tavares ya se había asentado y Trey Thompkins había alcanzado su mejor nivel desde su llegada al equipo en 2015, favorecido por estar inscrito en todas las competiciones y no solo en la Euroliga como hasta el momento.

Esa cirscuntancia fue facilitada por Randolph, que se nacionalizó esloveno el verano de 2017 y ganó el oro en el pasado EuroBasket. Su nuevo pasaporte ha favorecido sobre todo a Thompkins, que con el paso de los meses ha acabado comiéndole la tostada a su compatriota a pesar de que ha tenido varios problemas personales que le han quitado continuidad. Ayón tardó en coger el ritmo tras su lesión, pero lo hizo. Randolph no puede decir lo mismo.

La eficiencia de Reyes (11 puntos y 5 rebotes este viernes), la polivalencia de Ayón (14 puntos 10 rebotes y 3 asistencias), la defensa de Tavares (4 puntos, 6 rebotes y 4 tapones) y el acierto de Thompkins (16 puntos) le ha relegado al fondo de la rotación. Laso ni siquiera le dio minutos en el último cuarto este viernes, con el partido sentenciado tras un tercer período arrollador que desarboló al Baskonia.

Pablo Laso dijo que no encontró el momento de meter a Randolph en el partido, pero que cuenta con él para el resto de la final. (EFE)
Pablo Laso dijo que no encontró el momento de meter a Randolph en el partido, pero que cuenta con él para el resto de la final. (EFE)

"No está fuera de forma. Hoy hemos apostado por una rotación interior diferente", respondió Laso en rueda de prensa cuando le preguntaron por la ausencia del pívot. "Hemos empezado con Felipe (Reyes) y no hemos encontrado el momento para meterlo en el partido. Pero creo que Randolph estuvo bien el tiempo que estuvo en el partido el otro día. Está preparado porque nos hace falta en lo que queda de serie seguro. No me fijo en si juegas cero, como en este caso, o 40. Hay que pasar página y estar preparado para el siguiente (partido)".

Randolph llegó al Real Madrid como lo que era: una estrella. El equipo madridista fichó en 2016 a uno de los jugadores más codiciados de Europa. Tras una carrera de siete años en la NBA que fue de más a menos, en 2014 dio el salto al Viejo Continente y fichó por el Lokomotiv Kuban. Con el equipo ruso jugó la Final Four en 2016. El Madrid fue el más rápido y ató su incorporación.

Aunque se quedó por debajo de las expectativas en su primer año (su rendimiento en la pasada final de la ACB fue muy malo), el Real Madrid lo renovó una temporada más. Pero tras su pérdida de protagonismo, las dudas sobre su futuro crecen. Ahora mismo no está dando el nivel que puede dar, y eso en un jugador con su sueldo no es sostenible por mucho dinero que tenga el Madrid. Dicho eso, Randolph es capaz de reaccionar y ser decisivo en los dos próximos partidos en Vitoria si Laso le da minutos. Es lo que tienen los jugadores de su calidad.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios