metió 65 puntos en un partido de 1976

El olvido de la ACB con Szczerbiak, el máximo anotador en un partido de liga

Sylven Landesberg se quedó a seis puntos del récord de Epi, el problema es que el exjugador del Barcelona no es el que más puntos ha metido en un partido. Es Szczerbiak

Foto: Sylven Landesberg anotó 48 puntos en la victoria del Movistar Estudiantes contra el FC Barcelona Lassa. (ACB Photo/V. Salgado)
Sylven Landesberg anotó 48 puntos en la victoria del Movistar Estudiantes contra el FC Barcelona Lassa. (ACB Photo/V. Salgado)

Sylven Landesberg se ganó este domingo un lugar destacado en los libros de historia del baloncesto español. El jugador del Movistar Estudiantes anotó 48 puntos en la victoria de su equipo ante el FC Barcelona Lassa. Es la mejor marca de la ACB en 24 años, la segunda mejor en la historia de su club y solo seis puntos menos que el récord de la competición, los 54 que anotó Epi en 1984.

De esos tres hitos, los dos primeros son indiscutibles. El tercero solo es cierto si se deja de lado una parte de la memoria del baloncesto español. La ACB, en la nota publicada horas después del partido en su web, señala a Epi como el dueño del récord de la competición, cuya primera temporada fue la de 1983-1984, la misma en la que el alero del Barcelona alcanzó esa cifra.

En febrero de 1976, ocho años antes de que Epi desarmara al Joventut con esos 54 puntos, Walter Szczerbiak había anotado 65 en un Real Madrid-Breogán de la Liga Nacional que terminó 140-48 (esos 92 puntos son la mayor diferencia que ha habido en la historia del primera división masculina). La web de la Federación Española de Baloncesto (FEB), organizadora de aquella competición, recordó hace poco más de dos años la hazaña del jugador madridista, movido por el cabreo que le había provocado una crítica del 'As' tras anotar solo 16 puntos en el partido anterior (ambas marcas, la de Szczerbiak y la de Epi, fueron antes de la introducción de la línea de tres puntos).

La palabra clave es 'competición'. ¿Son la ACB y la Liga Nacional, su antecesora, dos competiciones diferentes? Sí. ¿Hasta el punto de que la primera no tenga en cuenta las estadísticas de la segunda? Más que la heredera de la Liga Nacional, la ACB es la continuación. Igual que sucedió con otros deportes, la gestión de la liga masculina pasó de la federación a los clubes (la femenina la sigue organizando la federación). Pero la competición resultante siguió siendo la primera división. Empezó un nuevo capítulo, pero el libro sigue siendo el mismo. Lo demuestra que la ACB contabilice en el palmarés de la Liga Endesa y la Copa del Rey los títulos conseguidos antes de su fundación. Hace un año celebró los 60 años de la máxima competición del baloncesto español, de los que 26 eran anteriores a su creación.

"No existe un registro fiable de anotaciones"

Entonces, ¿por qué no tiene en cuenta las estadísticas de la Liga Nacional para elaborar su clasificaciones históricas? La respuesta es sencilla: no las tiene. No es que haya decidido ignorar lo que había pasado antes de su creación, sino que no dispone de esa información. Ni en formato físico ni mucho menos digitalizada. "Hay una ausencia de datos recuperados o que sean tangibles de la etapa anterior", explica Pablo Malo de Molina, director de comunicación de la ACB. "Tenemos todos los resultados desde el inicio de la liga en 1957 y de la Copa en 1933, pero no existe un registro oficial o fiable con todas las anotaciones de la historia previa a la ACB. Esos datos no existen. Y no nos consta que la FEB los tenga".

"Hay una cuestión que es el récord global, que es evidente que es de Walter Szczerbiak y nunca lo discutiremos, y otra que es el récord en ACB, que es un dato que podemos tener con una fiabilidad alta", añade. De la etapa anterior, lo único que tiene la ACB son los resultados, a disposición de quien quiera consultarlos en su web.

Los 54 puntos de Epi son la máxima anotación en ACB, pero en la historia de la primera división española. (Cordon Press)
Los 54 puntos de Epi son la máxima anotación en ACB, pero en la historia de la primera división española. (Cordon Press)

La ACB tiene desde hace muchos años el objetivo de recuperar los datos perdidos, pero es un proyecto que ha dejado aparcado. En el apartado estadístico ha tenido preferencia la recuperación de los datos de sus primeros años de existencia, que ni siquiera los tenía en orden. "Hasta hace muy poco tiempo, si buscas por internet, verás que el récord eran los 52 puntos de Walter Berry y Henry Turner, no los 54 de Epi", señala como ejemplo del trabajo que ha hecho la ACB con su propia historia.

¿Dónde están las actas?

En los primeros años de la historia de la ACB, las únicas estadísticas eran las de la revista Nuevo Basket, que empezó a publicarlas a principios de los 80, recuerda Jordi Román, redactor de la publicación en aquella época y en la actualidad en el departamento de comunicación de la FEB. "No es que nadie tengas las estadísticas de la época anterior, es que no existían", dice.

Un ejemplo: en abril de 2016, cuando Fran Vázquez se convirtió en el máximo taponador histórico, la liga incluyó en el artículo publicado en su web un mensaje avisando de que era probable que el verdadero dueño del récord fuera Fernando Romay, a quien había superado Vázquez para colocarse en primera posición. Pero antes de 1983, explicaba la liga, no se registraban los tapones, por lo que era imposible saberlo con certeza. Malo de Molina admite que quizá debían haber añadido un mensaje similar en el artículo de Landesberg, dado que el registro de Szczerbiak es bastante conocido y la liga lo ha reseñado en sus artículos alguna vez.

Recuperar los anotadores de los partidos es de lo poco a lo que puede aspirar a la ACB. Si lo consigue, habría cambios en la clasificación de anotadores históricos, en la actualidad encabezada por Alberto Herreros (también en la tabla de más partidos jugados, en la que Felipe Reyes está cerca de colocarse primero). Pero incluso ese es un objetivo complicado, porque harían falta al menos las actas de los partidos jugados entre 1957 y 1983, y Román no cree que la FEB las tenga en su poder. "Seguramente se habrán perdido. Cuando se trasladó la federación hace muchos años de donde estaba a donde está ahora se perdió mucha documentación", dice. A la FEB le ha costado mucho trabajo recuperar las actas de los partidos de las selecciones. Las mejores opciones para recuperar esos datos son las fuentes periodísticas y los archivos de los propios clubes.

Tanto si lo hace la ACB o la FEB por su cuenta como si colaboran entre ellas, el baloncesto español necesita recuperar cuantos más datos pueda de la época anterior a 1983. Las clasificaciones históricas serían más realistas y los jugadores de aquella época recibirían el reconocimiento que merecen por su trabajo, como sucede ahora. "Si hubieran apuntado las asistencias como lo hacen ahora, Carmelo (Cabrera) se hubiera forrado de ellas y hubiera sido aún más mítico (...) Tanto él como Juanito Corbalán y Vicente Ramos hubieran tenido números históricos en asistencias si se hubiese contabilizado como hoy". Son palabras de Walter Szczerbiak en el libro 'Carmelo Cabrera, el Globetrotter blanco'.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios