El Barcelona quiere a Doncic en la NBA, pero antes le falta dominar el Clásico
  1. Deportes
  2. Baloncesto
primer real madrid-barcelona de la temporada

El Barcelona quiere a Doncic en la NBA, pero antes le falta dominar el Clásico

El esloveno, líder del Real Madrid esta temporada, tiene la oportunidad de brillar por primera vez ante el FC Barcelona (18:30 horas), uno de los pocos equipos que aún se le resisten

Foto: Luka Doncic aún no ha brillado en un Real Madrid-FC Barcelona (Cordon Press)
Luka Doncic aún no ha brillado en un Real Madrid-FC Barcelona (Cordon Press)

Varias franquicias de la NBA y el FC Barcelona comparten un mismo deseo: que Luka Doncic se vaya cuanto antes a Estados Unidos, si puede ser el próximo verano. Las primeras ven en él uno de los mejores jugadores del próximo 'draft', si no el mejor, una pieza sobre la que construir un equipo ganador en la mejor liga del mundo. El Barça, por su parte, visualiza a su máximo rival sin un jugador que puede marcar una época, y ya se sabe que los dos grandes del baloncesto español son vasos comunicantes: que uno domine significa que el otro no está cumpliendo sus objetivos.

Mientras llega ese momento, el de su marcha a la NBA, el esloveno sigue batiendo récords de precocidad aquí, superando uno a uno todos los obstáculos que le presentan, liderando al Real Madrid en la ausencia de Sergio Llull y establecido, a sus 18 años, como uno de los mejores jugadores de Europa. De lo poco que se le resiste es el Clásico. Doncic aún no ha brillado en un partido contra el Barcelona. Este domingo (18:30 horas), sin otro conmpañero que le haga sombra en la dirección, tiene una buena oportunidad para hacerlo.

Foto: Walter Tavares dio el salto a Estados Unidos en 2015, pero no se hizo un hueco en la NBA. (EFE)

"Siempre es muy divertido y algo especial jugar contra el Barça", dijo esta semana Doncic. Desde su debut con el primer equipo del Real Madrid, el esloveno ha jugado nueve partidos contra los azulgrana, cuatro en la temporada 2015-2016 y cinco en la 2016-2017, incluyendo dos de Euroliga. El curso pasado promedió 18 minutos, en los que anotó 5,4 puntos, cogió 5,4 rebotes y dio 2,4 asistencias. Una temporada antes, su presencia fue mucho menor: cinco minutos de media en los dos partidos de temporada regular y seis en los dos encuentros de la final en los que participó. Aquella final es su mejor recuerdo de un Clásico: "Me quedo con esas finales en las que empezamos en el Palau perdiendo el primer partido, pero al final remontamos 1-3".

"Al final es algo diferente. Dos de los mejores equipos de Europa en su liga enfrentándose. Creo que es algo especial, por algo se llama el Clásico", dice Doncic. Sin Llull, y con los problemas en el juego interior (Walter Tavares ya ha sido inscrito y debutará este domingo), el Madrid depende mucho del esloveno, como se vio en el partido contra el Maccabi de Tel Aviv. Lo sabe el Barça, que intentará disminuir al máximo su producción. "Esperamos pararlo un poco", comenta Juan Carlos Navarro.

placeholder El de este domingo será el décimo Real Madrid-FC Barcelona de Luka Doncic. (EFE)
El de este domingo será el décimo Real Madrid-FC Barcelona de Luka Doncic. (EFE)

Navarro: "Su futuro está en la NBA"

El capitán del Barça elogia a su rival, al que ve en Estados Unidos. "Es bueno ver a gente que juega tan bien al baloncesto (...) Su proyección no se sabe dónde va a llegar. Su futuro está en la NBA. Si sigue trabajando, creo que hará grandes cosas", dice Navarro. Su compañero Pierre Oriola también lo elogia. "Me gusta todo de Doncic, hace de todo. Ha dado un paso adelante, tiene 18 años y viene de hacer un gran Europeo, donde personalmente le sufrí contra España. Es un jugador total que marcará una época en Europa y si se va a la NBA, en la NBA", dijo este viernes el pívot del Barça.

En lo que va de temporada, Doncic está siendo el mejor jugador del Madrid. En la Liga Endesa promedia 13,1 puntos, 5,4 rebotes y 4,4 asistencias en 25,1 minutos. En Euroliga, sus números son mejores: 21,2 puntos, 6,6 rebotes y 4 asistencias en casi 28 minutos por noche. Ningún otro jugador quema etapas con la rapidez de Doncic, que ha pasado de promesa a estrella en un abrir y cerrar de ojos. A él le toca ahora liderar al Real Madrid. Y entre las tareas que conlleva esa responsabilidad está liderar al equipo en el Clásico contra el Barcelona.

Luka Doncic
El redactor recomienda