el último fichaje madridista

Edy Tavares y la maldición del 'cinco' en el Real Madrid de Pablo Laso

El caboverdiano debutará este domingo en el clásico contra el FC Barcelona Lassa. La derrota en Tel Aviv dejó a la vista las carencias madridistas en el juego interior, pero ¿es Tavares la solución?

Foto: Walter Tavares dio el salto a Estados Unidos en 2015, pero no se hizo un hueco en la NBA. (EFE)
Walter Tavares dio el salto a Estados Unidos en 2015, pero no se hizo un hueco en la NBA. (EFE)

El Real Madrid abandonó el jueves La Mano de Elías con un agujero en su juego interior, el que le habían creado las bajas de Ognjen Kuzmic y Gustavo Ayón y el que aprovechó el Maccabi de Tel Aviv para hacerle un roto en el rebote. Hasta 53 rechaces (22 en ataque) cogió el equipo israelí, 20 más que los madridistas. "Para nosotros es simple: si pierdes 22 rebotes en tu canasta y tienes un porcentaje del 20% en triples, es muy difícil ganar", dijo Pablo Laso tras el encuentro.

Para entonces el encargado de taponar esa fuga, Walter Tavares, ya estaba en Madrid esperando a incorporarse al equipo. A él le tocará hacer olvidar, al menos durante unos meses, a los lesionados y aportar la solidez atrás necesaria, empezando por el duelo de este domingo contra el FC Barcelona Lassa. Viendo el historial de pívots de la era Laso, no será una tarea fácil para Tavares. El Real Madrid no es equipo para gigantes.

Walter Tavares dejó en 2015 el Gran Canaria, equipo en el que se formó, para fichar por los Atlanta Hawks de la NBA. (EFE)
Walter Tavares dejó en 2015 el Gran Canaria, equipo en el que se formó, para fichar por los Atlanta Hawks de la NBA. (EFE)

Bourousis, Willy... los pívots que no triunfaron

Ser pívot con Laso no es fácil. En un sistema orientado a los exteriores y más amable con los interiores que juegan de cara y pasan bien el balón más que con los que juegan de espaldas al aro, los 'cincos' lo tienen muy complicado para sobrevivir. No hay más que ver la lista de los que han pasado por el equipo en las seis temporadas del vitoriano en el banquillo: Ante Tomic, Mirza Begic, Willy Hernangómez, Salah Mejri, Ioannis Bourousis, Augusto Lima y Othello Hunter. Ninguno llegó a convertirse en un pilar del juego madridista.

Como a Kuzmic no se le puede juzgar por los siete partidos que jugó antes de lesionarse hace tres semanas, solo queda Ayón (y quizá Marcus Slaughter, que se hizo sitio como especialista), el dueño de la posición de la pintura madridista desde su llegada en 2014 y el único 'cinco' que ha triunfado a las órdenes de Laso. Si lo ha hecho es porque, además de ser un pilar en defensa (rebote, tapones, robos), como ha demostrado su ausencia, lo es también en ataque. El mexicano es uno de los mejores finalizadores de Europa bajo el aro y uno de los grandes que mejor pasan el balón. Es esa capacidad de entender el juego es lo que le ha permitido adaptarse al estilo de juego madridista y convertirse en uno de sus pilares.

¿Le va a dar todo eso Tavares al Madrid? No. El caboverdiano es la vez un fichaje de urgencia y una apuesta a medio plazo, como indica su contrato hasta la temporda 2019-2020. La lesión de Ayón aceleró una contratación que por características está más ligada a Kuzmic que al mexicano. "El club ha hecho un esfuerzo muy importante", declaró este viernes Pablo Laso. "Su llegada no ha sido fácil. El de Tavares fue el primer nombre que nos salió. Supimos aguardar el momento y no ponernos nerviosos. Puede ser un jugador determinante y además es muy joven".

"Es un jugador muy grande y con mucha movilidad. Nos va a venir muy bien", explicó Laso. El tamaño es lo que más llama la atención (2,20 metros de altura y 2,40 de envergadura), pero no es lo único que tiene Tavares. Quien lo recuerde de su etapa en el Gran Canaria, equipo con el que dio el salto a España en 2009 sin haber jugado nunca al baloncesto y que abandonó en 2015 rumbo a la NBA, puede tener una visión equivocada de él. Sí, sigue siendo un gigante que intimida con su sola presencia en la zona y que es capaz de hacer mates casi sin saltar, pero ahora hace más cosas. Es más fuerte, más rápido y más completo. En definitiva, ha evolucionado y juega mejor. Hay que tener en cuenta que pese a tener siete años más que Luka Doncic, Tavares lleva menos tiempo jugando al baloncesto que el esloveno.

El mejor defensor de la liga de desarrollo

Sin Ayón, el Madrid pierde a uno de sus mejores reboteadores. Según datos de Overbasket, esta temporada el mexicano captura el 15,9% de los rebotes mientras en está en pista en la Euroliga (Kuzmic llega al 20% en sus dos partidos). La temporada pasada, Ayón se quedó en el 14,7%, solo por detrás de Hunter (16,1). En ese apartado, la presencia de Tavares puede suponer una mejora. Con toda la cautela que exige una competición como la G-League (allí ha jugado 78 partidos en dos años, el último el pasado domingo, mientras que en la NBA solo jugó 13), los números en ella indican que Tavares es un jugador que le puede dar mucho al Madrid.

En esa liga, el nuevo pívot madridista ha sido uno de los mejores reboteadores. La temporada pasada cogió el 18,4% de los rebotes en juego mientras estuvo sobre el parqué. A eso se le suma su capacidad intimidatoria. No es solo los tapones que pone (2,7 por partido), sino su movilidad y su capacidad para evitar y desviar lanzamientos. Ante él, los rivales no anotaron más del 50% de sus tiros desde ninguna posición, según datos de Stats/GLeague. Todos esos números le llevaron a ser elegido mejor defensor del curso con los Raptors 905.

Es en ataque donde Tavares tiene más problemas, pero entre Anthony Randolph y el regreso de Trey Thompkins, el Madrid no debería tener tantos problemas. Aun así, el caboverdiano tiene cosas que decir. Ha mejorado en el juego del 'pick&roll' y su tamaño lo convierte en ideal para jugar por encima del aro. No tiene mucho rango de tiro, pero tampoco lo tiene Ayón y eso no ha evitado que sea un pilar en el ataque madridista. En lo que sí mejora al mexicano en los tiros libres: la temporada pasada promedió un 71,4%.

'A priori', pocos pívots mejores podía fichar el Madrid a estas alturas de la temporada. Joven (25 años), con experiencia en la Liga Endesa, con familia en España y que además ocupa plaza de jugador formado localmente tras salir de la cantera del Granca. El Real Madrid no ve en Edy, como se le conoce, un parche, sino una pieza para un nuevo proyecto. "Siempre buscamos que los jugadores que traemos puedan estar muchos años en el Madrid", dijo Laso. ¿Triunfará como Ayón o saldrá por la puerta de atrás como otros pívots? A partir del domingo se verá.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios