Prigioni pierde los nervios y es expulsado tras encararse a los árbitros
  1. Deportes
  2. Baloncesto
el baskonia, cuatro derrotas en cinco partidos

Prigioni pierde los nervios y es expulsado tras encararse a los árbitros

El técnico argentino, que debuta esta temporada en los banquillos, perdió los nervios en el tercer cuarto de la derrota del Baskonia en Fuenlabrada. El equipo vitoriano solo ha ganado un partido

placeholder Foto: Pablo Prigioni fue expulsado a poco más de dos minutos para el final del tercer cuarto en Fuenlabrada. (ACB Photo/E. Cobos)
Pablo Prigioni fue expulsado a poco más de dos minutos para el final del tercer cuarto en Fuenlabrada. (ACB Photo/E. Cobos)

El día de su presentación como entrenador del Baskonia, Pablo Prigioni reconoció que iba a necesitar un tiempo de adaptación, pero que esperaba que no tuviera efecto sobre el juego del equipo. De eso hace casi cuatro meses, y no se puede decir que su deseo se haya cumplido. La temporada acaba de empezar, pero los signos de la batalla que libra el Prigioni jugador por adaptarse al traje son evidentes. Y el equipo lo nota: de cinco partidos oficiales, el Baskonia solo ha ganado uno

Este domingo, el argentino fue expulsado en Fuenlabrada tras perder los nervios y encararse con los árbitros. A poco más de dos minutos para el final del tercer cuarto, con el Baskonia 15 abajo ante el Montakit Fuenlabrada (58-43), Prigioni se indignó tras un tiro de Tornike Shengelia en el que los árbitros no pitaron falta. En ese momento, el técnico perdió el control de sus protestas, gritando muy cerca a Óscar Perea y Antonio R. Conde Ruiz, dos de los tres árbitros del encuentro. Prigioni recibió dos técnicas y fue expulsado, pero no paró de protestar mientras abandonaba la cancha.

Que los árbitros se equivocaran no justificaría una reacción como la que tuvo Prigioni , que pareció descarga en ellos el cabreo por el mal juego de su equipo, no solo en Fuenlabrada, sino en el inicio de temporada. Sin él a los mandos, fue su segundo, Sergio Valdeolomillos, se hizo cargo del equipo. El Baskonia reaccionó y ganó el parcial por 22-32 en los minutos restantes, insuficiente para darle la vuelta a un partido que se le había puesto muy cuesta arriba y que acabó perdiendo por 80-75.

Un cabreo premeditado

Prigioni es un personaje peculiar. Como jugador, muchos lo encajaban en la definición de base clásico y cerebral que ponía a los compañeros por delante de él. Y no erraban en el análisis, pero el cordobés también escondía un temperamento impulsivo, como demostró con su decisión de retirarse por sorpresa en enero de este año, apenas un mes después de volver al Baskonia. Ese mismo temperamento le hizo protagonizar este domingo una imagen impropia. "El Pablo Prigioni entrenador y el jugador se llevarían mal seguramente", dijo el día de su presentación.

Este lunes, Prigioni explicó que todo fue premeditado. "No me iba a quedar con los brazos cruzados viendo como se caía el equipo", dijo. "He visto a miles de entrenadores que en algunos momentos la lían con un propósito", continuó el entrenador baskonista, que después del partido se disculpó con los árbitros porque "no iba contra ellos".

placeholder Pablo Prigioni se encara con el árbitro Conde Ruiz tras ser expulsado en el Montakit Fuenlabrada-Baskonia. (ACB Photo/E. Cobos)
Pablo Prigioni se encara con el árbitro Conde Ruiz tras ser expulsado en el Montakit Fuenlabrada-Baskonia. (ACB Photo/E. Cobos)

Un debutante con mucha presión

El fichaje de Prigioni tenía un alto riesgo para las dos partes. Para él, porque no es fácil saltar del parqué al banquillo casi sin pausa, y menos con una empresa tan importante. Para el club, porque no puede permitirse períodos de adaptación con todo lo que se juega. Pero la apuesta valía la pena: ¿qué mejor que uno de los ídolos de la afición dirigiendo desde la banda al equipo? El resultado, de momento, no está siendo bueno. Aún es pronto, pero ni la Liga Endesa ni la Euroliga, competiciones en las que el Baskonia aspira a todo, esperan por nadie.

En descarga de Prigioni hay que decir que el comienzo de temporada está siendo muy problemático para el Baskonia. Jordan McRae y Patricio Garino, dos de los fichajes, están lesionados y aún no han debutado. Rodrigue Beaubois apenas ha podido jugar dos de los cinco partidos que ha disputado el equipo azulgrana. Y Tornike Shengelia, llamado a liderar el equipo, también ha tenido problemas físicos. Todos eso son obstáculos que se añaden a una transición que rara vez es fácil.

"Me da igual lo que diga la gente. Estamos construyendo. Somos una bola de nieve que va a crecer. Mucho cuidado con nosotros", declaró Shengelia a 'Radio Vitoria' tras la derrota en Fuenlabrada. Las palabras del capitán baskonista indican que los jugadores están con Prigioni (algunos reonocieron en verano que ficharon por el Baskonia por él). No son los únicos.

Si algo juega a favor de Prigioni es su condición de leyenda del club, lo que puede hacer que la exigente afición vitoriana y Josean Querejeta tengan con él la paciencia necesaria para que consiga hacer que el equipo juegue bien, el principal objetivo que se marcó cuando fue presentado.

ACB - Liga Endesa Baskonia Pablo Prigioni Baloncesto Fuenlabrada
El redactor recomienda