Es noticia
Menú
En el Barcelona, los despachos del baloncesto funcionan mejor que los del fútbol
  1. Deportes
  2. Baloncesto
adam hanga es su fichaje más importante

En el Barcelona, los despachos del baloncesto funcionan mejor que los del fútbol

Siete bajas y ocho fichajes, incluido el cambio Georgios Bartzokas por Sito Alonso en el banquillo. Nacho Rodríguez ha reconstruido el equipo tras una temporada nefasta

Foto: Imagen de la presentación de Rakim Sanders y Phil Pressey, dos de los fichajes del FC Barcelona Lassa este verano. (EFE)
Imagen de la presentación de Rakim Sanders y Phil Pressey, dos de los fichajes del FC Barcelona Lassa este verano. (EFE)

Con los resultados de la pasada temporada era más previsible un verano convulso en la sección de baloncesto del FC Barcelona que en la de fútbol. El equipo cayó en semifinales de la Copa del Rey, no se metió en los 'playoffs' de la Euroliga y perdió en cuartos de final de la Liga Endesa. Un fracaso absoluto cuando se aspira año tras a año a ganarlo todo. En cambio, ha sido en el equipo de fútbol donde ha habido jaleo. Mientras en los despachos del Camp Nou lidiaban con la salida de Neymar, la renovación de Messi o los fichajes de Dembélé o Coutinho, cada operación envuelta en miles de rumores, medias verdades (y alguna mentira) y desmentidos, en los del Palau se construía un nuevo proyecto para devolver al equipo a lo más alto.

El Barça ha cambiado a más de la mitad de la plantilla. Ha habido siete bajas, algunas de jugadores tan importantes como Justin Doellman o Brad Oleson, y ocho fichajes, entre ellos Adam Hanga, uno de los más cotizados del mercado. A esos movimientos hay que sumar el cambio en el banquillo, donde Sito Alonso, exentrenador del Baskonia, sustituye a Georgios Bartzokas. Siguen en el equipo Juan Carlos Navarro, Ante Tomic, Petteri Koponen, Víctor Claver, Sasha Vezenkov y Pau Ribas, que se perdió casi todo el pasado curso por lesión.

*Tyrese Rice: el club le ha dicho que se busque equipo, pero sigue siendo jugador azulgrana.

Una de las grandes diferencias con la gestión del fútbol está en la cadena de mando, mucho más clara desde la llegada de Nacho Rodríguez al puesto de mánager de gestión. Con esa reestructuración de la sección del pasado mes de marzo, el Barcelona pareció renunciar a lo que quedaba de temporada para centrarse en la siguiente. La contratación de Nacho Rodríguez ha dado un impulso a la sección, en la que de cara al exterior no ha habido declaraciones contradictorias, como sí ha sucedido en el fútbol. El malagueño, sobre el papel, estaba al mismo nivel que Rodrigo de la Fuente, mánager deportivo. Pero en la práctica estaba por encima: él ha sido la cara visible y el que ha llevado las riendas en el mercado. De hecho, aunque no el club no ha anunciado su salida, De la Fuente ya no aparece en el organigrama publicado en la web.

De todas las operaciones que tenía Rodríguez entre manos este verano, tres tenían especial relevancia. La primera, prescindir de Bartzokas y fichar a un nuevo entrenador, la resolvió muy rápido. El 16 de junio, antes de que que finalizara la final de la Liga, ya había anunciado la contratación de Sito Alonso. La segunda ha sido el fichaje de Adam Hanga, que se alargó mes y medio, pero que finalmente cerró el 22 de agosto. El Barça presentó una oferta cualificada por el alero húngaro que el Baskonia igualó para después negociar.

También presentó una oferta cualificada por Shane Larkin, pero el Baskonia la igualó y el jugador acabó fichando por los Boston Celtics. El base americano era el elegido para sustituir a Tyrese Rice, la única tarea pendiente del Barça este verano. El equipo azulgrana no cuenta con el jugador, fichado hace un año como estrella. Así se lo comunicó en junio. "No contamos con él para la próxima temporada y sus agentes buscan algún acuerdo con algún club, incluso el mercado chino está abierto", dijo hace unos días Nacho Rodríguez. Rice está disputando el EuroBasket con Montenegro.

Con los resultados de la pasada temporada era más previsible un verano convulso en la sección de baloncesto del FC Barcelona que en la de fútbol. El equipo cayó en semifinales de la Copa del Rey, no se metió en los 'playoffs' de la Euroliga y perdió en cuartos de final de la Liga Endesa. Un fracaso absoluto cuando se aspira año tras a año a ganarlo todo. En cambio, ha sido en el equipo de fútbol donde ha habido jaleo. Mientras en los despachos del Camp Nou lidiaban con la salida de Neymar, la renovación de Messi o los fichajes de Dembélé o Coutinho, cada operación envuelta en miles de rumores, medias verdades (y alguna mentira) y desmentidos, en los del Palau se construía un nuevo proyecto para devolver al equipo a lo más alto.

El redactor recomienda