El Real Madrid también sabe ganar cuando no tiene el día en ataque
  1. Deportes
  2. Baloncesto
hacía año y medio que no ganaba anotando tan poco

El Real Madrid también sabe ganar cuando no tiene el día en ataque

El equipo madridista cerró diez días infernales con un triunfo fuera de casa ante el Herbalife Gran Canaria. El Chapu Nocioni, con 12 puntos y 7 rebotes, fue el mejor

Foto: El Chapu Nocioni fue uno de los más destacados con 12 puntos y 7 rebotes (ACB Photo/M. Henríquez)
El Chapu Nocioni fue uno de los más destacados con 12 puntos y 7 rebotes (ACB Photo/M. Henríquez)

El Real Madrid cerró este domingo en Las Palmas de Gran Canaria diez días agotadores en las que jugó seis partidos, incluidos uno en casa del CSKA de Moscú y dos en la del FC Barcelona Lassa. Comenzó con dos derrotas, precisamente en esas dos canchas, y luego consiguió cuatro victorias, algunas tan brillantes como la del viernes en el Palau Blaugrana. Contra el Herbalife Gran Canaria no jugó tan bien y sufrió mucho más de lo habitual en la Liga Endesa, pero consiguió un triunfo por 68-76 que le mantiene en el primer puesto.

"Nos ha faltado frescura", dijo Pablo Laso ante las cámaras de 'Movistar+' nada más terminar el partido. El entrenador madridista habló de cansancio físico y mental para explicar los problemas de su equipo, que no pudo contar con Thompkins, Draper y Hunter, todos lesionados. El nuevo formato de la Euroliga obliga al Real Madrid (y a los otros equipos que la juegan) a encadenar un partido tras otro. Durante la temporada hay cinco semanas con dos jornadas de Euroliga que, como se está viendo, llevan a los equipos al límite. Se juega cada 48 horas y se empalma un viaje tras otro sin tiempo para descansar y entrenar, lo que provoca que la fatiga se vaya acumulando hacia el final de esos diez días infernales. “Estoy cansado yo…", reconoció Laso. "Ha sido una semana muy exigente. Un momento duro e importante de la temporada y la respuesta del equipo ha sido muy buena".

No ganaba anotando tan poco desde abril de 2015

El Madrid lo notó en el Gran Canaria Arena, donde tuvo un día malo en ataque para lo que acostumbra. Solo anotó un 37% (14/37) en tiros de dos, un 39% (24/61) si se incluyen los triples. Entre Llull y Randolph, los mejores el viernes en Barcelona, sumaron un 4/18. Si ya es raro que el Madrid no llegue a 80 puntos, aún lo es más que no lo haga y gane. Hacía más de un año y medio que no ganaba anotando tan poco: desde el 23 de abril de 2015. Entonces venció al Anadolu Efes por 63-76 en el cuarto partido del 'playoff' de la Euroliga que acabó ganando un mes después en casa. En toda la temporada pasada no venció ningún partido anotando tan poco. En la actual había anotado como mínimo 83 en todos salvo en uno: el Clásico de la Liga Endesa que perdió por 85-75 hace dos semanas.

Si consiguió la victoria fue porque consiguió mantener el nivel en defensa, algo que no hizo el Gran Canaria. Antes de esta jornada, el equipo amarillo, tenía el cuarto mejor ataque de la Liga Endesa con 116,2 puntos por cada 100 posesiones, según Stats LI (el del Real Madrid era el mejor con 122). En el duelo de este domingo, el equipo blanco dejó el ratio ofensivo de su rival en 93,1 puntos. El suyo fue de 102, bastante por debajo de sus registros, pero suficiente para asegurar la victoria.

"Lo que más costó fue la parte física y mental. Jugar partidos como el del Palau y luego mantener la misma mentalidad es complicado (...) No hemos jugador de la mejor forma posible pero es un triunfo importantísimo para el equipo", declaró el Chapu Nocioni, el más destacado de su equipo con con 12 puntos (4/6 en triples) y 7 rebotes. Llull (13 puntos y 7 asistencias) y Ayón (12 puntos) también superaron la decena de puntos. En el Gran Canaria, campeón de la Supercopa y que había ganado sus cuatro últimos partidos en la Liga Endesa, Kuric fue el máximo anotador con 15 puntos. El próximo partido del Real Madrid será el jueves (21:00) en casa contra el Unics Kazán.

El redactor recomienda