inaugura la liga endesa contra unicaja

Un Real Madrid con más centímetros, pero fiel al innegociable estilo de Laso

El Real Madrid, campeón en las dos últimas temporadas, inaugura la Liga Endesa recibiendo al Unicaja. Lo hace con cuatro caras nuevas que aún tienen que adaptarse

Foto: Anthony Randolph, una de las caras nuevas del Real Madrid (Foto: ACB Photo)
Anthony Randolph, una de las caras nuevas del Real Madrid (Foto: ACB Photo)

De todas la bajas que ha tenido el Real Madrid en los últimos cinco años, y ha tenido muchas (han pasado 39 jugadores), Pablo Laso no ha lamentado ninguna tanto como la de Sergio Rodríguez. La marcha del base canario a la NBA no solo supone que el equipo madridista se queda sin una de sus piezas más importantes, sino que también dice adiós al jugador que mejor representaba el estilo que le ha llevado a ganar un título tras otro durante el último lustro.

Si a eso se le suma la llegada de tres pívots (Othello Hunter, Anthony Randolph y Álex Suárez), que aumentan la nómina interior a 7, está justificado preguntarse si esta temporada se verá un Madrid distinto. La respuesta la dio Laso en la previa del partido contra el Unicaja (20:00) que este viernes abre la Liga Endesa. "En el mercado vas mirando lo que quieres para tu equipo y lo que se puede adaptar. Y luego te vas adapatando tú a los jugadores, pero dentro de una idea de baloncesto que para mí no debe cambiar. Perdemos jugadores con incidencia en el juego, pero ganamos otros. Suena muy fuerte, pero el estilo no es negociable", afirmó.

Laso apuesta por la misma idea de juego que tantos títulos le ha dado en los últimos cinco años (David Aguilar/EFE)
Laso apuesta por la misma idea de juego que tantos títulos le ha dado en los últimos cinco años (David Aguilar/EFE)

"Es el estilo con el que nos divertimos"

Ese mensaje está muy asumido por la plantilla. En el 'media day' celebrado este jueves, ningún jugador se alejó de esa idea. No fueron tan contundentes como su entrenador, pero tienen claro que el equipo va a seguir jugando a lo mismo, por mucho que el juego interior, el punto más débil en la pasada temporada, sea ahora uno de los más potentes de Europa. "No habrá un cambio drástico. Es el estilo que nos funciona, con el que nos divertimos, con el que jugamos bien al baloncesto y vamos a intentar mantenerlo y que nos lleve a conseguir títulos", dijo Sergio Llull, que con 27 puntos fue el máximo anotador del Madrid en la semifinal de la Supercopa contra el Barcelona.

En ese partido, el protagonismo ofensivo recayó en los exteriores: todos los pívots juntos anotaron 3 puntos menos que Llull. "Será la misma dinámica, pero interiormente somos mucho más fuertes. Hay que enfocar el juego no solo a la velocidad, sino jugar interior, porque hay muchísima calidad este año", explicó Rudy Fernández.

"Somos más atléticos, más largos y con más envergadura. Es lo que echamos de menos el año pasado", dijo el Chapu Nocioni. "La verdad es que por dentro parece que somos un equipo muy fuerte, pero hay que demostrarlo. Y hay que acoplarse, hacer que los nuevos se metan bien dentro del equipo. Y entre todos ayudarles a que esa adaptación sea lo más rápida posible", comentó el capitán, Felipe Reyes. La adaptación de los nuevos, Draper aparte (ha vuelto tras dos años), fue uno de los asuntos más comentados. "A todos los nuevos les va a costar", reconoció Laso.

Othello Hunter fue el mejor pívot madridista en la Supercopa (Foto: ACB Photo)
Othello Hunter fue el mejor pívot madridista en la Supercopa (Foto: ACB Photo)

Una adaptación difícil

Los focos apuntan a Hunter y a Randolph. El pasado dice que el Madrid de Laso no es un equipo cómodo para los pívots; por eso el encaje de los dos estadounidenses es uno de los asuntos más importantes en este inicio de temporada. Hunter, acostumbrado a hacer el 'trabajo sucio', lo puede tener más fácil, pero a Randolph le puede costar pasar de ser la referencia ofensiva a una pieza más en el engranaje blanco, aunque la competencia le parece un punto positivo. "Es una ventaja. Si yo tengo un mal partido, pueden salir Andrés (Nocioni), Trey (Thompkins) o Gustavo (Ayón). Es un problema para otros equipos", dijo.

"Simplemente llegar al Madrid es un reto", explicó Gustavo Ayón, a quien le costó arrancar en su primera temporada. Hay muchos jugadores que llevan muchos años aquí y hay que adaptarse a ellos. No es fácil llegar de un equipo donde tienes 30 minutos y tienes margen. Aquí no se tiene ese privilegio. Tienes que adaptarte lo más pronto que puedas para rendir".

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios