mejor jugador de la supercopa de vitoria

Kuric, de la UCI al 'MVP' en menos de un año

El escolta estadounidense, elegido mejor jugador de la Supercopa Endesa celebrada en Vitoria, estuvo de baja cinco meses la pasada temporada por un tumor cerebral

Foto: Kuric posa con el 'MVP' y el título de la Supercopa (Foto: ACB Photo)
Kuric posa con el 'MVP' y el título de la Supercopa (Foto: ACB Photo)

En menos de un año, la vida de Kyle Kuric (Evansville, Estados Unidos,1989) ha dado un giro radical. En noviembre de 2015, el escolta del Herbalife Gran Canaria se recuperaba en la UCI de una operación cerebral. En ese momento, probablemente solo él estaba convencido de que iba a volver a jugar. Durante meses peleó para ello, y lo consiguió. Este fin de semana, ha sido el mejor jugador de la Supercopa Endesa, en la que su equipo levantó el primer título de su historia.

El año pasado fue muy duro, pero con la ayuda del club, los familiares y todos he salido adelante. Mi galardón es importante, pero más lo que ha hecho todo el equipo y el triunfo final”, dijo el jugador estadounidense tras recibir el premio. Él es uno de los tres integrantes de la plantilla (los otros son Albert Oliver y Eulis Báez) que ha vivido las tres finales del club, aunque la de Copa del Rey en febrero no la pudo jugar.

Todo comenzó el 1 de noviembre de 2015. Ese día, un fuerte dolor de cabeza dejó a Kuric sin jugar en el partido de la cuarta jornada de la Liga Endesa que su equipo jugaba contra el Baskonia en Vitoria, la misma ciudad en la que ahora ha brillado. Dos días después, en Barcelona, donde el Gran Canaria hacía escala antes de viajar a Alemania para un partido de Eurocup, el jugador se sometió en el Centro Médico Teknon a una prueba que descubrió un meningioma, un tumor cerebral benigno. Ya no se movería de la clínica durante las dos siguientes semanas. Fue operado dos veces, la primera para extirpar el tumor y la segunda por un edema, y luego comenzó un largo período de recuperación lleno de incertidumbre: los médicos no sabían cuánto iba a tardar en volver, si es que lo hacía.

Pero lo hizo, y bastante antes de lo que muchos esperaban. Poco a poco, Kuric fue acortando los plazos. Primero en la piscina, luego en el gimnasio, más tarde sobre el parqué... Así hasta recibir el alta después de Semana Santa. La esperada vuelta se produjo el 10 de abril, en el partido de la jornada 27ª contra el Valencia Basket. El Gran Canaria perdió, pero lo que le importaba a los más de 6.000 espectadores que acudieron ese día al Gran Canaria Arena era ver de nuevo a Kuric, que anotó tres triples en 12 minutos. Tras cada tiro anotado se tocaba la zona que había sido operada (y que se protegía con una cinta) con tres dedos y señalaba al cielo, un gesto que repitió una y otra vez el resto de la temporada.

Después regresó a Estados Unidos con su mujer y sus hijos gemelos, nacidos en agosto del año anterior, y disputó una de las ligas de verano de la NBA con los Phoenix Suns. "Me encuentro bastante mejor, incluso en algunas áreas estoy mejor que antes, así que todo va bien", declaró a su vuelta en el inicio de la pretemporada. Viendo su actuación en la Supercopa, con 17 puntos de media (24 en la semifinal contra el Baskonia y 10 en la final contra el Barça) y el premio al mejor jugador, es difícil rebatir esa afirmación. A Kuric, el obstáculo más importante de su vida no solo no le ha frenado, sino que parece que le ha impulsado. 

Jesús y Kuric posan con el título de la Supercopa (Foto: ACB Photo)
Jesús y Kuric posan con el título de la Supercopa (Foto: ACB Photo)

El vínculo de Kuric con Jesús

Entre todas las fotos que se hicieron los jugadores del Gran Canaria en el parqué del Buesa Arena, hay una muy especial. En ella posan Kyle Kuric y otra persona vestida con la camiseta del Granca y el número '24' del estadounidense a la espalda. Es Jesús, un joven de 17 año de Avilés al que Kuric ha ayudado este año en su recuperación de una lesión cerebral. 

La madre de Jesús se puso en contacto con Kuric, que acaba de pasar por un proceso muy parecido, y este envió un vídeo al joven para darle ánimos. "No me lo podía creer. Eso no se paga con dinero, es el mejor regalo que me hicieron en mi vida. Me dio muchísima fuerza para poder superar todo esto", dijo Jesús a la web de la ACB.

Kuric siguió mandando mensajes de apoyo a Jesús, y en Vitoria han podido compartir la alegría por su recuperación y por el título. "Es un tipo de vínculo que no puedes falsear, no puedes aparentar", explicó Kuric. "Es algo por lo que has pasado, así que sabes por lo que va a pasar él. Solo puedes ayudarlo de todas las formas posibles, darle consejos. Darle todo el apoyo".

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios