sumaron 54 puntos entre los dos en las 'semis'

La Supercopa con sabor americano: Kuric y su Gran Canaria desafían al Barça de Rice

El Gran Canaria llega a su primera final de Supercopa ante un Barcelona que es vigente campeón y lleva jugando este partido desde hace siete años, con cuatro victorias y tres derrotas

Foto: Kuric estuvo imparable frente al Baskonia. (David Aguilar/EFE)
Kuric estuvo imparable frente al Baskonia. (David Aguilar/EFE)

El Barcelona será el rival del Gran Canaria en la final de la Supercopa Endesa. El conjunto amarillo sorprendió a todos dejando fuera de la final al Baskonia, que ejercía de equipo local en estas semifinales. Los rebotes ofensivos, 22 en total, y el gran trabajo de Kyle Kuric y Bo McCalebb sirvieron para hacer historia en el club isleño: será la primera final que jueguen de este torneo. Ya el año pasado demostraron su poderío alcanzando la final de Copa. Recompensas para un trabajo que se extiende en años y que les convierte en uno de los equipos mejor diseñados de la Liga ACB. 

El estadounidense Kuric mostró sus bazas para hacer al Gran Canaria supercampeón. Sus 24 puntos, que sirvieron para tumbar al Baskonia, fueron su carta de presentación para decir "aquí estamos" a un Barcelona que lleva jugando la final de la Supercopa siete años consecutivos. Rey o príncipe, pero siempre dentro de la familia real de este torneo casi veraniego. Kuric, hay que recordar, fue una de las grandes historias de la temporada pasada al superar un tumor cerebral. 

Los amarillos tendrán un partido complicado, visto lo visto. El FC Barcelona llega después de un precioso partido frente al Real Madrid (93-99) que se solucionó en los segundos finales gracias a Tyrese Rice, que quiere ser el nuevo jefe de la Liga Endesa. Sacó a pasear todo su repertorio ofensivo junto a un Dolleman infalible y un Claver que mantiene el buen nivel que mostró con la selección española en los Juegos Olímpicos de Río 2016

Será una final inédita, con el vigente campeón sobre la pista. En total, el Barcelona cuenta con seis títulos, siendo Juan Carlos Navarro, que ya no está para ser titularísimo en este equipo, dueño de cinco de ellas. Pura historia de este torneo en uno de los dos equipos. El Gran Canaria tendrá, por tanto, un rival más que experimentado en este tipo de torneos, ya que ha jugado este partido de manera continua desde 2009: ganó cuatro y perdió tres, pero siempre estuvo en la final de esta Supercopa.

Kuric con sus cicatrices de guerra para tumbar al Barcelona. (Ángel Medina/EFE)
Kuric con sus cicatrices de guerra para tumbar al Barcelona. (Ángel Medina/EFE)

El gran duelo a la americana

24 puntos contra 30. Rice contra Kuric. Como un Ali contra Foreman. Un duelo por todo lo alto, con el resto del equipo como invitados de excepción y con ganas de hacer brillar a su líder anotador. Un duelo a la americana, dada la procedencia de los dos jugadores. Aunque quizá, el azulgrana asuste más después del tremendo partido que firmó contra el Real Madrid en la semifinal, algo que no es nada nuevo: ya lo hizo con el Maccabi de Tel Aviv en una Final Four de 2014.

Las defensas pondrán todos sus esfuerzos en impedir que estos dos jugadores calienten la muñeca. Será el primer paso para acercarse al título. Pero todo hay que decirlo: el Barcelona cuenta con más armas que el Gran Canaria para hacer daño si el jugador estrella está demasiado tapado. Frente al Real Madrid, los jugadores que están un escalón por debajo dejaron claro que pueden aparecer cuando el norteamericano no esté.

Pero enfrente estará un hombre que sabe lo que es la superación y que va a a más desde sus dificultades médicas a finales de 2015. Se le detectó un tumor en el cerebro que le dejó en el dique seco hasta abril, pero que le ha permitido volver con fuerza y con muchas ganas de pasar a la historia del club como el gran líder del equipo que levantó el primer trofeo canario. No podría cerrar de mejor forma su regreso a las canchas.

Rice volvió loco a la defensa blanca y anotó 30 puntos. (David Aguilar/EFE)
Rice volvió loco a la defensa blanca y anotó 30 puntos. (David Aguilar/EFE)

El 'Granca' viene de tumbar al local

Mucha gente daba al Baskonia por vencedor. Jugaba como local, en Vitoria, con un público muy encima de su equipo a sabiendas de que la posibilidad de medirse a Madrid o Barça, los dos grandes titanes de España, era muy real. Había ganas de asaltar un título como este. Pero el Herbalife Gran Canaria, con las ideas más claras y con mucha hambre de títulos, supo mantenerse por encima en el marcador e incluso acabar con cierta tranquilidad los minutos finales con una diferencia de 5 puntos (73-78).

Porque otra cosa no, pero ilusión sobra en el conjunto canario. Y ganas de enmendar la derrota frente al Real Madrid en la final de Copa, también. Porque la pasada temporada rozó el trofeo, que hubiese sido el primero de la historia del club. Y para alzarse con el título, deberán demostrar la solidez como conjunto que tuvieron frente al Baskonia. Porque aunque Kuric fue el gran destacado con 24 puntos, la aportación del resto del grupo fue fundamental para superar a los vascos.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios