situación delicada en la competición europea

El calendario favorable evita que el Real Madrid traslade su mal momento a la ACB

Con el agua al cuello en la Euroliga y con cinco victorias consecutivas en la Liga Endesa. Las razones que explican esa diferencia están en el fondo de la clasificación liguera

Foto: El Madrid ha perdido seis de sus primeros quince partidos (Cordon Press)
El Madrid ha perdido seis de sus primeros quince partidos (Cordon Press)

En apenas un mes de competición, el Real Madrid ha perdido cuatro de sus seis partidos en la Euroliga y está con el agua al cuello: a falta de cuatro partidos para el final de la primera fase es último del grupo A y su clasificación para el Top16 está en el aire. La situación contrasta con la de la Liga Endesa, donde ha ganado cinco de seis. El nivel de los rivales ayudan a explicar esa diferencia.

El Madrid se ha beneficiado de un calendario favorable en la ACB. Todas sus victorias han llegado ante cinco de los seis últimos clasificados: RETAbet.es, Iberostar Tenerife, CAI Zaragoza, Movistar Estudiantes e ICL Manresa. La diferencia media en esos partidos ha sido de 21,6 puntos, gracias a los abultados triunfos contra vascos, canarios y catalanes.

Pero sus encuentros contra rivales de entidad en España han terminado en derrota: en las semifinales de la Supercopa Endesa contra el Unicaja y en la primera jornada de la ACB contra el Valencia Basket. Si a eso se le suma la derrota en el primer partido de la Copa Intercontinental, el balance es de 9-6 tras los primeros 15 partidos de la temporada. Su próximo rival será el FIATC Joventut, que tiene una marca de 5-1.

El bajón lo está notando especialmente en la Euroliga. La última vez que no superó la primera fase fue en la temporada 2002-2003, cuando se jugaban 14 partidos y perdió 8. La primera fase (con diez jornadas y cuatro puestos con acceso al Top16) es bastante asequible, pero el Madrid ya ha gastado muchas vidas. "Si ganamos los cuatro partidos que nos quedan, estaremos en el Top16", dijo Pablo Laso tras perder conrtra el Khimki. De esos cuatro partidos, dos serán en casa y dos fuera, donde ha perdido sus tres partidos hasta el momento. Y una de las visitas será la del Fenerbahçe, un equipo igual o más peligroso que el Khimki.

Los problemas en defensa

Más allá del nivel de los rivales, la explicación al mal rendimiento del Madrid hay que buscarlo ensu rendimiento defensivo, que ha empeorado con respecto al curso pasado. La salida de Marcus Slaughter, que fichó por el Darussafaka turco, puede ser un factor que explique ese bajón. El estadounidense era el mejor defensor blanco en la pintura (y a veces fuera de ella). Pero los datos en la Euroliga no indican que los problemas del Madrid estén en el interior, sino en el exterior.

Hasta la quinta jornada (son los datos disponibles en la web Gigabasket.org), el Madrid era el tercer equipo que más rebotes cogía y los pívots rivales no anotaban en exceso, no así los aleros: era el tercer equipo que más puntos recibe de los aleros (23,4) y el séptimo que más puntos recibía de lo escoltas (22.52). Eso encaja con el alto porcentaje de tres que pemite a sus rivales: un 40,3%, el tercero más alto de la competición. El año pasado, al Madrid le anotaban el 34,3%. El miércoles, el Khimki anotó 8/19 (42,1%).

Otro factor importante es el número de robos, arma fundamental del Madrid para explotar el contragolpe. "Teníamos que controlar su contraataque. Sabemos que es más fácil para ellos si les dejas correr y que si eso sucedía perderíamos muchas opciones de victoria", explicó el entrenador del Khimki, Rimas Kurtinaitis, tras el partido del miércoles, en el que el Madrid robó ocho balones. En la 2014-2015 fue el cuarto equipo con más robos por cada 100 posesiones (el primero de los que superaron la primera fase) con 11. En la 2015-2016 es el penúltimo con 6,1 (datos hasta la quinta jornada).

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios