sergio rodríguez anotó la canasta decisiva, pero el escolta fue el mvp

Rudy lleva al Real Madrid a repetir título de Copa del Rey 29 años después

Como hace un año, el Real Madrid volvió a ganar la Copa del Rey de baloncesto con una canasta en los instantes finales. Esta vez fue Sergio Rodríguez a falta de 7,5 segundos el que sentenció ante el Barça

Foto: Rudy lleva al Real Madrid a repetir título de Copa del Rey 29 años después
Rudy lleva al Real Madrid a repetir título de Copa del Rey 29 años después

Como hace un año en Málaga, el Real Madrid volvió a ganar la Copa del Rey de baloncesto con una canasta en los instantes finales. Entonces fue Sergio Llull a falta de una décima, y esta vez fue Sergio Rodríguez, con una penetración remontando la línea de fondo a falta de 7,5 segundos, el que decidió la final contra el Barcelona. El 71-77 final le da el Madrid su segunda Copa consecutiva por primera vez en 29 años.

Es la tercera Copa del Madrid en los cuatro años de Pablo Laso como entrenador, con el que el equipo blanco ha convertido el torneo copero en su competición predilecta. En la Euroliga se ha llevado dos duros reveses y en la ACB aún no puede decir que haya acabado con el dominio del Barça, pero la Copa, un torneo de cuatro días al que parecen adaptarse a la perfección sus jugadores, le está sirviendo para aumentar la vitrina de trofeos. La historia de Laso y el Madrid es exitosa, a pesar de las dudas que en algunos momentos haya podido haber.

Contra el Barcelona ganó sin hacer el juego que le ha caracterizado, pero es que los azulgranas, en una final, son seguramente el rival más incómodo que se pueda encontrar el Madrid. Apenas pudo correr y su acierto en el tiro exterior fue escaso. Como el del Barça. La Copa del Rey en los triples vio cómo entre los dos equipos sólo anotaron 8 en la final. Especialmente desacertado estuvo Sergio Llull, que acabó con 0/5. A eso sumó un 0/3 en tiros de dos. El balear acabó con 0 puntos.

El héroe acabó siendo Sergio Rodríguez, pero los mejores fueron Rudy Fernández, que ganó el MVP, y Ante Tomic, que libraron un duelo en la distancia que marcó el desarrollo del partido. Cuando estaban sobre el parqué, el ataque de sus equipos era mucho más peligroso. Cuando esperaban en el banquillo, el rival lo aprovechaba para abrir brecha, aunque el partido nunca llegó a romperse. Ninguno de los dos equipos fue muy superior al otro durante un intervalo de tiempo suficiente para marcharse en el marcador. La diferencia máxima para uno y otro no superó los 7 puntos en ningún momento.

Rudy terminó con 16 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y 5 recuperaciones. Ya era el único jugador en tener dos MVP (los dos conseguidos con el Joventut) y ahora es el único que tiene tres. Él sostuvo a su equipo en el final del segundo cuarto y el principio del tercero, y evitó que el Barça se distanciara en el marcador. Los azulgranas estaban dominando el rebote y aprovechando la falta de presencia del Madrid en el puesto de cinco. Ante Tomic, que salió del equipo blanco por la puerta de atrás hace dos años y medio, estuvo soberbio: 25 puntos y 11 rebotes. Pero salvo Tomas Satoransky al inicio del partido, encontró poca ayuda.

Rudy sí la tuvo en la segunda parte con el Chapu Nocioni y el Chacho. El argentino, que era duda por un torcedura de tobillo, estuvo inmenso atrás (4 tapones) y fue importante en ataque (10 puntos). Sergio también: 8 de sus 10 puntos llegaron en el segundo tiempo. Ellos dos, y Rudy, lideraron un parcial de 5-17 que cerró el tercer cuarto con ventaja blanca (57-64). Pero el Barça no había dicho su última palabra.

(Foto: ACB).
(Foto: ACB).

 

Tras un mate de Slaughter, el Madrid volvió poner tierra de por medio (65-71), pero los culés redujeron otra vez la diferencia agarrados a Juan Carlos Navarro. El capitán azulgrana, en uno de los peores momentos que se le recuerdan, acaparó casi todas las posesiones del Barcelona en los últimos minutos, en los que jugó de base. Metió un triple lejano y el tiro libre de una técnica por tirarse a Llull que empató el partido a 71. La fe que le tiene su equipo es admirable, pero que el Barça dependa de Navarro, de este Navarro, para ganar una Copa del Rey, no es una buena señal.

Lo que siguió al empate fue una serie de errores de los que salió victorioso el Madrid. Felipe Reyes metió dos tiros libres, Doellman perdió un balón, Rudy perdió otro y Navarro erró su lanzamiento. Fue entonces cuando Rudy encontró a Sergio Rodríguez en la esquina y este se fue hacia el aro con más confianza de la que habían demostrado el resto de jugadores en los instantes anteriores. Anotó y sentenció la final. Los dos últimos puntos fueron dos tiros libres de Nocioni, pero la Copa ya tenía dueño gracias a la canasta del Chacho.

Ficha técnica:

71 - FC Barcelona (21+21+15+14): Satoransky (11), Oleson (4), Hezonja (-), Doellman (11), Tomic (25) -equipo inicial-, Thomas (7), Lampe (-), Nachbar (-), Pleiss (-), Huertas (-), Abrines (7) y Navarro (6).

77 - Real Madrid (18+23+23+13): Llull (-), Carroll (5), Fernández (16), Reyes (8) y Ayón (10) -cinco titular- Rivers (2), Nocioni (10), Campazzo (-), Maciulis (8), Rodríguez (10), Bourousis (4) y Slaughter (4).

Árbitros: Hierrezuelo, Pérez Pizarro y Pérez Pérez. Sin eliminados.

Incidencias: final de la Copa del Rey 2015 de baloncesto disputada en el Gran Canaria Arena ante 9.870 espectadores. El Rey Felipe VI entregó los trofeos al campeón, subcampeón y MVP del torneo -Rudy Fernández-, junto al ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, el presidente de la ACB, Francisco Roca, los presidentes del Gobierno de Canarias y de la Comunidad de Madrid, Paulino Rivero e Ignacio González, respectivamente, y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna. 

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios