A Llull le pone la Copa
  1. Deportes
  2. Baloncesto
dio la última al madrid sobre la bocina

A Llull le pone la Copa

"No soy el hombre de la Copa", dice Llull, que anotó 19 puntos en semifinales. En los dos últimos títulos de su equipo fue decisivo: en el 2012 ganó el 'MVP' y hace un año anotó sobre la bocina

Foto: Llull fue el 'MVP' de la edición de 2012 (Foto: ACB Photo)
Llull fue el 'MVP' de la edición de 2012 (Foto: ACB Photo)

"No soy el hombre de la Copa", advirtió el jueves Sergio Llull, antes de que el Real Madrid debutara contra el CAI Zaragoza en los cuartos de final de la Copa del Rey. "Estoy aquí para intentar jugar lo mejor posible e intentar ayudar al equipo a conseguir el título, que es el objetivo". Un mensaje muy correcto. Pero si hay un jugador en el Madrid al que se le dé bien el torneo, que se crezca en estos cuatro días de competición (Rudy aparte, por supuesto), ese es Llull, el héroe que hace un año decidió el título casi sobre la bocina con un tiro que reconoce haber visto varias veces en los últimos doce meses.

—No me digas que una vez por lo menos no te lo has puesto antes de venir aquí.

—Y más de una. En varias entrevistas me lo han puesto y en internet está ahí. Es un momento que recuerdo con cariño.

Vídeo: último minuto de la fiinal del año pasado.

Tras ir por detrás casi todo el partido y llegar 7 abajo a 57 segundos del final, el Barcelona había conseguido darle la vuelta al marcador. Brad Oleson, con un 2+1 a falta de 8,8 segundos, estableció el 75-76 y puso al Madrid contra las cuerdas. Lo que pasó luego ya es historia del baloncesto español: Mirotic sacó de fondo, Sergio Rodríguez atravesó la pista intentando librarse de la defensa pegajosa de Víctor Sada y en su penetración aprovechó la ayuda de Kostas Papanikolau para doblar hacia Llull, que estaba solo en la esquina. El de Mahón, que no había hecho ni un buen partido ni un buen torneo, se elevó y anotó la canasta de la victoria a falta de una décima.

"Ya veremos si vuelve a ocurrir algo parecido, es difícil. Ocurre una vez en la vida. No está olvidado, porque eso nunca se olvida y están los vídeos ahí para recordártelo, pero eso ya es pasado y este año hay que intentar hacerlo igual de bien y ganar", dice Llull, que no solo brilló en la edición del año pasado. Dos años antes, en el 2012, también fue clave para que el Madrid ganara el título por primera vez desde 1993. Llull fue el MVP de aquella edición con 16 puntos y 5 asistencias por partido. El equipo blanco no solo recuperó el trofeo copero, sino que lo hizo en el Palau Sant Jordi. Hasta ese momento, el Barça le tenía tomada la medida al Madrid, impotente cada vez que se tenía que enfrentar a los azulgrana. Esa Copa, en el primer año de Pablo Laso en el banquillo, fue un punto de inflexión. Desde entonces, el dominio está más repartido entre los dos grandes.

Por todo lo anterior, Llull reconoce que la Copa le pone; es quizá más especial para él que para el resto de jugadores. Ha demostrado que se le da muy bien, que disfruta durante los cuatro días de competición y que, si hay que jugarse el tiro decisivo pueden contar con él. ¿Volvería a jugarse el tiro decisivo? "Por supuesto. Ahí no hay duda. Si el entrenador me da otra vez ese balón y los compañeros confían en mí, yo en esos momentos intento estar ahí y coger la responsabilidad, aunque con el equipo que tenemos cualquiera puede anotar ese último tiro".

Con aquel tiro en el recuerdo, Llull volverá a verse las caras con el Barça. "Seguro que va a ser un partido diferente. El año pasado fue muy bonito, pero queda un poco aparcado porque el Barça nos va a poner las cosas muy difíciles, y esperamos ganar de más y no tener que forzar ese último tiro", dice el base, que llega a la final 'caliente' tras anotar 19 puntos (5/5 triples) contra el Joventut.

Sergio Llull
El redactor recomienda