Abrines y hezonja centrarán la atención esta semana en gran canaria

Gasol, Rudy, Mirotic... el camino hacia la NBA pasa por la Copa del Rey

La Copa ha sido un punto de inflexión en las carreras de Gasol, Fernández y Mirotic, que ganaron el 'MVP' antes de dar el salto a la mejor liga del mundo. Esta semana, los ojeadores de la NBA estarán atentos a Abrines y Hezonja

Foto: Pau Gasol fue el 'MVP' de la Copa de 2001, meses antes de irse a la NBA (Cordon Press)
Pau Gasol fue el 'MVP' de la Copa de 2001, meses antes de irse a la NBA (Cordon Press)

Si eres jugador de baloncesto, tienes 22 años o menos, sueñas con la NBA y juegas en la Liga Endesa, la Copa del Rey es tu torneo. La atención de la liga norteamericana por el resto del mundo ha ido creciendo sin parar desde los años 90, y el torneo copero ha sido una parada fija para los ojeadores de las franquicias. Al principio solo acudían unos pocos, pero desde hace ya algunos años casi todos los equipos tienen un representante en la grada durante los cuatro días de competición.

Una gran rendimiento en la Copa del Rey suele disparar las previsiones de un jugador en el draft, o al menos confirmar las expectativas que se tienen si ya ha sido elegido. El último caso es el del pívot Walter Tavares, cuya actuación (16 puntos y 12 rebotes) en los cuartos de final del año pasado contra el Real Madrid fue importante en la decisión de los Atlanta Hawks de elegirlo en el puesto 43º. Antes ha habido otros casos, como los de Pau Gasol en el 2001 y Rudy Fernández en el 2004 y 2008. “Las dos Copas del Rey que he jugado han sido muy bonitas. Por supuesto, la última fue muy especial, porque salieron las cosas muy bien a nivel colectivo y a nivel individual, y porque ganamos, que eso siempre es lo más importante", recuerda Gasol. Málaga es uno de los lugares fundamentales de su carrera. 

Vídeo: Gasol acabó con 25 puntos y 6 rebotes en la final del 2001.

En el 2001, con 20 años y apenas unos meses después de hacerse con el puesto de titular, lideró al FC Barcelona hacia el título. Pau, que en la edición de un año antes en Vitoria había conseguido su mayor anotación de la temporada (15 puntos), promedió 18 puntos y 6,3 rebotes y fue el mejor jugador. Lo que vino después es historia: título y MVP en la Liga, 3º en el draft y marcha a Estados Unidos.

Los ojeadores de la NBA no solo acuden a ver a los jugadores en vivo a la Copa del Rey; el seguimiento es continuo, tanto antes como después del draft. Pero la Copa es relevante por varias razones, como la concentración en un mismo torneo de varios jugadores con opción de dar el salto a Estados Unidos, lo que facilita la labor del ojeador. Y también porque por la competitividad y la presión son más altas que en los partidos de Liga. "Eso permite verlos en vivo en situaciones de máxima exigencia. Y siempre se valora mucho que sean capaces de dar un paso adelante ahí", contaba hace unas semanas Himar Ojeda, director de scouting internacional de los Hawks, en una entrevista con El Confidencial.

Rudy Fernández es otro de los jugadores que le debe mucho a la Copa del Rey. En el 2004, con solo 18 años, consiguió el MVP de la edición celebrada en Sevilla, y eso que su equipo, el Joventut, perdió en la final contra el TAU Vitoria. Hacía diez años que ese premio no se lo llevaba un jugador del equipo campeón. El anterior había sido Velimir Perasovic en 1994, y antes también lo habían hecho Joe Arlauckas (1993) y Juan Antonio Orenga. Rudy dejó jugadas para el recuerdo, como un impresionante alley oop de espaldas. Cuatro años después, en su última Copa antes de irse a la NBA, volvió a ser el mejor (es el único jugador que ha ganado dos veces ese trofeo), pero esa vez el Joventut sí ganó el título.

Pau y Rudy son los ejemplos más claros, pero la historia reciente de la Copa del Rey está plagada de casos de jugadores a los que una buena actuación les ha servido para mejorar su cartel en la NBA. Es el caso de Ricky Rubio o más recientemente Nikola Mirotic, que fue el MVP y ganó el título en su última temporada antes de irse a Estados Unidos. El hispano-montenegrino promedió 16,3 puntos y 6,3 rebotes hace un año en Málaga, edición que el Real Madrid ganó al Barcelona con una canasta de Sergio Llull sobre la bocina. Otros que ganaron el MVP antes de irse a la NBA (aunque el año antes de marcharse) son Jorge Garbajosa (2005), Pablo Prigioni (2006) y Mirza Teletovic (2009).

Una buena Copa puede cambiarlo todo

En Gran Canaria, los focos apuntarán sobre todo a dos hombres, y los dos son del Barcelona: Álex Abrines (21 años) y Mario Hezonja (19). El primero fue drafteado en el 2013 por Oklahoma City Thunder, que desde entonces monitoriza su evolución a la espera del momento ideal para que dé el salto a la NBA. Esta temporada, con las bajas de los azulgrana en su posición, ha dado un paso al frente. La Copa puede ser su confirmación y a lo mejor su billete definitivo a la NBA. En el caso del croata, las expectativas son altísimas. Ya estaba en las previsiones del pasado draft, pero no se presentó. En las de este año aparece en sexta posición, pero no es seguro que vaya a presentarse. Y por edad podría ser elegido en los próximos dos años. "Antes de ir a la NBA quiero convertirme en un líder y ganar en el Barcelona", ha dicho. De momento, va por buen camino.

Enl resto de jóvenes jugadores que pasarán por la Copa serán el base del Valencia Basket Guillem Vives (21 años), el alero del Bilbao Dejan Todorovic (20) y su compañero, el escolta Tobias Borg (21), el alero del Gran Canaria Oriol Paulí (20) o los canteranos del Joventut Albert Ventura (22), Álex Suárez (21), Álex Barrera (22) y Alberto Abalde (19). A otros, como Marko Todorovic y Tomas Satoransky, ya elegidos en el draft, el torneo copero les servirá para confirmar su buen momento. Y también habrá ausencias, como los jugadores del Baloncesto Sevilla Kristaps Porzingis Willy Hernangómez.

¿Será esta la Copa de Abrines? (EFE)
¿Será esta la Copa de Abrines? (EFE)

También hay otros jugadores que recibirán la atención de los ojeadores aunque ya no puedan ser drafteados y tendrían que ser fichados como agentes. Es el caso de Jayson Granger, base del Unicaja, que de momento no piensa en eso. "Si algún día me llega la oportuindad, si Dios quiere que pueda ir a la NBA, pues encantado", afirma a este periódico.

"Desde ahí ha cambiado todo, ahora me conocen más", reconoce Tavares, que este año podrá confirmar lo mostrado hace doce meses en Málaga. Él ya sabe lo que es ser elegido en el draft y jugar una liga de verano, el resto luchará por conseguirlo. Y por ganar la Copa del Rey.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios