El Real Madrid perfila su plantilla sin tener claro quién será el inquilino de su banquillo
  1. Deportes
  2. Baloncesto
el equipo ficha mientras laso no sabe si seguirá

El Real Madrid perfila su plantilla sin tener claro quién será el inquilino de su banquillo

Nocioni y Maciulis, primeros fichajes. Pero: ¿qué ocurrirá con Laso? El técnico vitoriano es la incógnita para resolver una ecuación que se antoja complicada

Foto: Pablo Laso pensativo durante un encuentro del Real Madrid.
Pablo Laso pensativo durante un encuentro del Real Madrid.

El 26 de junio, el Real Madrid de los récords sucumbía en la final de la Liga Endesa ante el Barcelona en el epílogo más triste de una campaña diseñada para lograr las más altas cotas. Un mes antes, el equipo que engatusó a media Europa con su eléctrico y vibrante frenesí claudicaba sin remedio en la final de la Euroliga ante el Maccabi Tel-Aviv. Dos golpes mortales que precedieron a una catarata de rumores sobre una más que posible marcha de Pablo Laso y un acuerdo cerrado con el actual seleccionador griego Fotis Katsikaris. Tras el desconcierto de los primeros días nos plantamos en un mes de silencio inquietante en el seno del equipo blanco que sólo se rompía para anunciar una nueva baja de cara al próximo curso. Primero fue Dontaye Draper (Efes), luego Nikola Mirotic (Chicago Bulls) y, por último, Tremmell Darden (Olympiacos).

Hubo que esperar hasta el pasado jueves para presenciar el primer movimiento en la terminal de llegadas. Al ‘Chapu’ Nocioni le siguió el lituano Jonas Maciulis y se espera que en los próximos días se haga oficial la contratación del base argentino Facundo Campazzo. Fichas con las se ha empezado a perfilar la plantilla para la próxima temporada. Sin embargo, el debate en torno al inquilino del banquillo sigue latente. ¿Qué ocurrirá con Pablo Laso? El vitoriano es la incógnita para resolver una ecuación que se antoja complicada.

“No hay debate, Pablo Laso es entrenador del Real Madrid y tiene contrato. Personalmente no veo ningún debate en el tema. Tiene contrato (hasta 2016)”. A principios de julio, Alberto Herreros, director deportivo del Real Madrid, aprovechaba el sorteo de la Euroliga para salir en defensa de la que es la apuesta del área deportiva del equipo para ocupar el banquillo. Ese mismo día, como técnico de facto, Pablo Laso vertió a través de la web del club su opinión sobre los rivales que deparó el bombo en la primera fase de la máxima competición continental. Un claro intento por apaciguar los ánimos y ofrecer una imagen de normalidad cuanto menos sospechosa.

Máxime cuando tres días antes, Jota Cuspinera y Hugo López, los dos ayudantes de Laso, amanecieron con un burofax emitido por el Real Madrid donde se les anunciaba el final de su relación contractual con la entidad merengue. Un mensaje desconcertante que evidencia la desunión y la falta de confianza en el que hace menos de un año era el candidato ideal para guiar al Madrid a la gloria. Pero entonces llegaron tres meses oscuros donde 11 inoportunas derrotas dejaron las vitrinas con una solitaria Copa del Rey ganada in extremis. Escaso botín para un equipo donde la victoria no se negocia.

En estas, el Madrid, presumiblemente sin contar con el visto bueno de Laso, se ha puesto manos a la obra para encontrar los nombres que en principio deberían acompañar a Laso. Chus Mateo, según informa Marca, será el primero. Entre Zan Tabak y Borja Comenge, entrenador de la cantera del Barcelona y hasta el pasado curso técnico del Manresa, estaría el nombre del segundo candidato. Para terminar de enturbiar las cosas, aparece el acuerdo entre el Real Madrid y Fotis Katsikaris. Como ocurrió con Maciulis, el griego iba a firmar por el Unics Kazan ruso pero una llamada desde Madrid abortó la misión. Actualmente, el que fuera técnico de Valencia Basket y Bilbao Basket, se encuentra a los mandos de la selección griega, con quien participará en el próximo Mundial que se disputará en nuestro país del 30 de agosto al 14 de septiembre. La normativa ACB impide compaginar ambos cargos, motivo por el que todavía no se habría hecho oficial la contratación del entrenador heleno. Aunque de Laso poco ha trascendido en los últimos tiempos, su cara debe ser todo un poema.

Llegarán más refuerzos

Curiosamente, el mismo día que aparecieron transcritas las declaraciones de Laso en la web blanca, también habló un Darden que ya está en Atenas para arrancar su nueva etapa como jugador del Olympiacos. Obrero incansable, el americano era uno de los hombres favoritos de Laso para desempeñar el rol de perro de presa al tiempo que cumplía de forma digna la escasa responsabilidad que recaía sobre él en ataque. Pero los 650.000 euros netos anuales durante dos temporadas que le ofrecen desde Grecia se encontraban fuera de los planes del Real Madrid, que ofrecía un año y menos dinero al alero.

Mientras el Madrid se afana en disimular un tormentoso verano, sus rivales oteaban el mercado para reforzarse con jugadores de lo más codiciado. Es el caso del Barcelona, vigente campeón de la Liga Endesa, que ya ha cerrado las contrataciones de Satoransky y Doellman. Con Nocioni presumiblemente como sustituto de Mirotic en el puesto de ala-pívot reconvertido, además de Maciulis y Rudy, cuya renovación (cuatro años a razón de 2,5 millones brutos por temporada y el 50% de los derechos de imagen en poder del Madrid) daba por hecha el diario Marca el pasado sábado, en el Madrid buscan un exterior. Uno que iba a venir pero que se cansó de esperar y no soportó la intriga fue Vladimir Micov. ”Me encantaría ir al Madrid, pero las cosas van lentas por el cambio de entrenador y no puedo esperar tanto”, confirmaba el serbio que hasta el pasado curso militaba en el CSKA.

Con el mercado en plena ebullición, el americano KC Rivers, ex del Khimki y procedente de la Liga de Desarrollo (NBDL) tiene muchas papeletas para hacerse con el hueco vacante en la línea exterior. "Formaré parte de un equipo competitivo con posibilidades de ganar la Euroliga, que es el título que más deseo ganar", escribía Nocioni en su blog de ESPN al oficializarse el acuerdo con el equipo de la capital. En Madrid, sede de la Final Four el próximo curso, siguen trabajando, ya sea con Laso o con Katsikaris, para levantar la novena dos décadas después.

Pablo Laso
El redactor recomienda