AL TÉCNICO SE LE ATRAGANTA OTRA FINAL

Laso termina desquiciado en la debacle madridista: "Esto es una puta vergüenza"

Laso terminó la temporada desquiciado y expulsado. En partidos de importancia máxima el Real Madrid no ha sido capaz de demostrar su superioridad

Foto: Pablo Laso perdió los papeles en el cuarto partido (Efe).
Pablo Laso perdió los papeles en el cuarto partido (Efe).

Casi 80 partidos después, el Real Madrid ha puesto punto final a la temporada. El curso acaba con la Copa del Rey como único título de relevancia logrado por un equipo que prometía ser legendario gracias a su gran juego pero que no tradujo en resultados su baloncesto vistoso. El balance del conjunto blanco podría calificarse como muy positivo, 68 victorias por 12 derrotas, si no fuera porque de los partidos perdidos, 11 fueron en los últimos tres meses. La Copa y la Supercopa han sido los únicos premios para un Madrid que cayó en dos finales, en la de la Euroliga primero y en la de la Liga Endesa, este jueves ante el Barcelona. La derrota europea en mayo abrió una crisis de resultados, juegos y sensaciones que ha acabado dejando sin Liga a los blancos.

Pablo Laso terminó la temporada desquiciado y expulsado después de dirigirse al árbitro diciendo: “Esto es una puta vergüenza”. Los aspavientos y la estética de la situación, Laso levantándose de la silla de ruedas perdiendo las formas, hacen que el daño a la imagen de la final pareciera aún mayor. Tras una temporada amarga, el técnico está en el punto de mira del club.

La actitud de Pablo Laso en el cuarto partido de la final de la Liga Endesa podría ser un fiel reflejo de lo que ha vivido el Real Madrid en los últimos meses. El técnico del conjunto blanco se vio obligado a ver el partido en silla de ruedas, ya que sigue recuperándose de una lesión en el tendón de Aquiles. El encuentro contó con la tensión habitual de estos choques y Laso estalló en el tercer cuarto. En una de sus protestas durante el encuentro, el entrenador se levantaba de la silla de ruedas y a la pata coja llegaba hasta los árbitros y les decía: “Esto es una puta vergüenza”. El trío arbitral no lo dudó y castigó al técnico vitoriano con una descalificante. Laso abandonó la pista gracias a que uno de los miembros del equipo empujó su silla.

La actitud desafiante de Laso desconcentró a sus pupilos que vieron como la ventaja del Barcelona se marchaba hasta los doce puntos instantes después de la expulsión de su entrenador. A partir de ese momento fueron sus ayudantes, Hugo López y J. Cuspinera, los encargados de dar las indicaciones a los jugadores. Aunque se llegó al final con un marcador muy apretado, que hacía incluso presagiar la prórroga, los azulgrana fueron capaces de aguantar el tirón y llevarse la victoria final por 83-81.

Tras el partido, Laso se refirió a la descalificación como “cosas que ocurren en un partido. Me sabe mal por dejar a mis dos ayudantes y al equipo, pero no me arrepiento. Es una protesta como hay muchas. Pero el equipo ha sido capaz de seguir trabajando y pelear por ganar hasta el final, no le doy más importancia", aseguró.

Una de las causas de la crisis final de resultados blancos ha sido el aspecto físico. "Estamos cansados de baloncesto de cabeza y de físico, después de casi 80 partidos", confesaba Rudy Fernández antes de cuarto partido. Al Madrid se le ha hecho muy larga la temporada. Con una de las mejores plantillas de Europa, los contratiempos en forma de lesiones y la distribución de minutos de Laso no han permitido a los jugadores llegar frescos al tramo final de la campaña.

Pablo Laso se levanta para dirigirse a los árbitros (ACB).
Pablo Laso se levanta para dirigirse a los árbitros (ACB).

A esta derrota, hay que añadir las dos Final Four de Euroliga, ante Olympiacos el año pasado y ante el Maccabi esta temporada, la sufrida hace dos años en Liga contra el Barça y la de la Copa del Rey en Vitoria el curso pasado cuando los blancos perdieron en la prórroga de los cuartos de final también ante el conjunto azulgrana. En partidos de importancia máxima el equipo blanco no ha sido capaz de demostrar su superioridad, algo que es complicado de entender si se mira la calidad de jugadores como Mirotic, Chacho, Reyes o Rudy.

Con el proyecto en plena crisis de identidad, Laso quería dar tiempo para recapacitar: "La reflexión en deporte es siempre obligatoria, en la victoria y en las derrotas. Si no, te quedarías igual. En deporte debes pensar siempre en mejorar. Les pondría una nota muy alta, ha sido una temporada durísima en la que el equipo ha peleado muchísimo. Esta decepción la llevamos en el pecho, en nuestro escudo. Pero no empaña el trabajo de mis jugadores", reiteró el técnico blanco. Ahora serán los despachos del Bernabéu los encargados de valorar la labor de un equipo y de un estilo que encandiló con su juego pero no logró grandes resultados.

ACB
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios