Es noticia
Menú
Muere Imbroda: adiós al único seleccionador capaz de ganar a los NBA
  1. Deportes
  2. Baloncesto
Le dio la alternativa a Calderón

Muere Imbroda: adiós al único seleccionador capaz de ganar a los NBA

A pesar de no ser jugador profesional, tuvo una extensa carrera en los banquillos. Entrenó a la selección y también a la sección de baloncesto del Real Madrid

Foto: Javier Imbroda, cuando recibió en febrero un placa como homenaje a toda su carrera. (EFE/Jorge Zapata)
Javier Imbroda, cuando recibió en febrero un placa como homenaje a toda su carrera. (EFE/Jorge Zapata)

El mundo del baloncesto, y del deporte en general, se despide de Javier Imbroda, fallecido ayer a consecuencia de un cáncer. Fue uno de esos entrenadores que llegó a los banquillos profesionales sin haber pasado por el parqué. Sus inicios fueron en el Maristas de Málaga, que competía en LEB Oro, en 1988. A posteriori, ese equipo, al que ascendió a la ACB, se convirtió en el Unicaja. El melillense compaginó su faceta como primer técnico con la de asistente. En Barcelona 92 fue entrenador ayudante de la selección de Lituania y, desde 1995, lo fue de Lolo Sáinz en la Selección Española.

Su vínculo con el Unicaja llegó a su fin en 1998, diez años después de su llegada y de la consolidación del equipo en la ACB. Se movió de ciudad, pero no de comunidad autónoma. La siguiente parada en su carrera fue Sevilla, para entrenar al Caja San Fernando. En la capital de Andalucía pasó tres buenos años con un comienzo inigualable: el equipo fue subcampeón de Liga y de Copa del Rey. En 2001, la oferta para convertirse en el seleccionador español fue muy tentadora.

Los 'Júnior de oro' -Gasol, Navarro, Calderón...- tomaron la alternativa con Imbroda en el banquillo. Apenas fueron dos años como seleccionador, tiempo suficiente para colocar los cimientos de la mejor generación de baloncestistas de la historia de España. En el Eurobasket de 2001, la Selección logró la medalla de bronce. En el Mundial de 2002, la segunda victoria hasta ahora frente a los Estados Unidos en partido oficial. En 1982, lo logró Antonio Díaz Miguel, aunque el equipo estadounidense estaba integrada en exclusiva por jugadores universitarios. Así lograron la quinta plaza en el Campeonato del Mundo.

placeholder Pau Gasol y Juan Carlos, en un acto del Barcelona. (EFE/Enric Fontcuberta)
Pau Gasol y Juan Carlos, en un acto del Barcelona. (EFE/Enric Fontcuberta)

La oportunidad en el Madrid

A Imbroda, sin embargo, no le ocurrió como a Lopetegui. Entrenó a la Selección en el Mundial de 2002 y luego fichó por el Madrid. Aquella experiencia no fue todo lo buena que él esperaba. A pesar de contar en el equipo con buenos jugadores, como Mumbrú o Alfonso Reyes, los blancos finalizaron décimos en la temporada regular. Y no se clasificaron para disputar el playoff final.

El exseleccionador se tomó un descanso tras el fracaso en el Real Madrid. Ese paréntesis, no obstante, fue exclusivo de los banquillos, porque continuó ligado al baloncesto, pero desde la televisión. TVE aprovechó para contratarlo como comentarista de la ACB y para el Eurobasket de 2004. Una nueva faceta en la que puso su bagaje baloncestístico al servicio de la televisión pública.

Sus últimas experiencias como entrenador fueron en el Club Baloncesto Valladolid y en el Menorca. A Castilla y León llegó en la temporada 2006/07 con el objetivo de salvar al equipo del descenso. Y lo logró. No obstante, los vallisoletanos perdieron la categoría la temporada siguiente.

placeholder Javier Imbroda, en una entrevista en enero en El Confidencial. (Fernando Ruso)
Javier Imbroda, en una entrevista en enero en El Confidencial. (Fernando Ruso)

El objetivo de evitar el descenso

Su llegada a las Islas Baleares se produjo con el mismo objetivo: lograr la permanencia con el Menorca. Aquella fue una ACB rara, de 17 equipos por el abandono del Girona debido a sus problemas económicos. La organización actuó e incorporó al Obradoiro, que finalmente no compitió hasta la temporada siguiente. Imbroda no evitó el descenso del conjunto balear, que finalizó décimo sexto.

Esa fue la última ocasión en la que le apuntaron los focos hasta que entró en política. Dicen que no debe mezclarse con el deporte, aunque Imbroda no hizo caso a esta sugerencia. Para las elecciones andaluzas de diciembre de 2018, se presentó por Ciudadanos. Albert Rivera convenció al histórico seleccionador y se unió a su proyecto. Tras lograr su escaño, y el partido naranja la entrada en el Gobierno de la Junta de Andalucía, fue nombrado consejero de Educación y Deporte.

Imbroda fue uno de los consejeros que lideró la vuelta a las escuelas tras la irrupción de la pandemia. Además, alcanzó un acuerdo con Luis Rubiales para que las finales de Copa del Rey, desde 2020 a 2024, se disputen en La Cartuja. También logró que la Selección volviera a jugar en Sevilla y fue tajante: "La Cartuja tiene que ser el Wembley de la Selección". Lamentablemente, él no lo verá. Descanse en paz.

El mundo del baloncesto, y del deporte en general, se despide de Javier Imbroda, fallecido ayer a consecuencia de un cáncer. Fue uno de esos entrenadores que llegó a los banquillos profesionales sin haber pasado por el parqué. Sus inicios fueron en el Maristas de Málaga, que competía en LEB Oro, en 1988. A posteriori, ese equipo, al que ascendió a la ACB, se convirtió en el Unicaja. El melillense compaginó su faceta como primer técnico con la de asistente. En Barcelona 92 fue entrenador ayudante de la selección de Lituania y, desde 1995, lo fue de Lolo Sáinz en la Selección Española.

Luis Rubiales
El redactor recomienda