Es noticia
Menú
Calderón: "Mi primera pretemporada en la NBA fue horrible, jugar me permitía no pensar"
  1. Deportes
  2. Baloncesto
Entrevista a Mr. Catering

Calderón: "Mi primera pretemporada en la NBA fue horrible, jugar me permitía no pensar"

El extremeño dejó su casa a los 13 años para ser jugador de baloncesto. Aunque jugó 14 primaveras en Estados Unidos, se le recuerda más por su etapa en la Selección

Foto: Calderón, en un partido de los New York Knicks contra los Boston Celtics en 2015. (Getty/Maddie Meyer).
Calderón, en un partido de los New York Knicks contra los Boston Celtics en 2015. (Getty/Maddie Meyer).

Los niños, normalmente, no tienen claro qué quieren ser de mayor. No fue el caso de José Manuel Calderón (Villanueva de la Serena, Bajadoz, 1981), que siempre apostó por una vida ligada al baloncesto. El interés por este deporte le vino de familia. "Mi padre jugó en la antigua Segunda División (actual LEB Oro), pero nunca llegó a ser profesional porque lo compaginó con su trabajo. Cuando yo tenía dos o tres años, ya iba a verlo jugar. Por eso en casa estaba el balón de baloncesto", explica Calderón en conversación con El Confidencial.

La primera apuesta por el baloncesto la hizo a los 13 años. A esa edad se mudó a Vitoria para integrar la cantera del Baskonia. A pesar de su prematura marcha, no echó de menos su Extremadura natal. "A los 13 años no sabes dónde te metes. Si te dicen que te vas a ir a Vitoria a jugar al baloncesto, estás muy contento. Mis padres preguntaron a psicólogos, amigos, entrenadores… para saber si era bueno o no que un niño de esa edad se fuera, prácticamente, a vivir solo".

La llegada al primer equipo del Baskonia no fue fácil. Para ello, Calderón jugó cedido en el Lucentum de Alicante y en el Fuenlabrada. En su primera temporada en la ACB, fue nombrado mejor debutante de la competición por la revista 'Gigantes'. El año siguiente, fue convocado por primera vez por la Selección absoluta. "Fui prácticamente como invitado porque Imbroda me llamó cuando era muy joven. Como había tres bases muy buenos (Carles Marco, Nacho Rodríguez y Raúl López), solo fui a la primera parte de la preparación del campeonato. No obstante, al lesionarse Raúl antes de viajar, regresé".

placeholder Calderón en un partido de la Selección española contra la rusa en la semifinal de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. (Getty/Christian Petersen)
Calderón en un partido de la Selección española contra la rusa en la semifinal de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. (Getty/Christian Petersen)

Aquella fue la primera vez que coincidió con Pau Gasol y Juan Carlos Navarro en la absoluta. Su relación, en cambio, empezó cinco años antes, cuando se conocieron en las categorías inferiores. "En aquel momento no pensé que ellos cambiarían el baloncesto español. Lo pasábamos muy bien juntos y no imaginamos que coincidiríamos durante tantos años. Ni que ganaríamos tantos títulos o que jugaríamos casi todos en la NBA".

Ahora parece sorprendente que Pau fuera suplente por detrás de Felipe Reyes en aquel equipo. No obstante, Calderón explica las razones: "Al principio le costó alcanzar un nivel alto. Aunque no jugara tanto, se veía que podía ser especial por su estatura, su forma de jugar…".

La última temporada de Calderón en Europa fue la 2004/05. Aquel año, el Baskonia fue subcampeón de la Euroliga tras perder en la final frente al Maccabi Tel Aviv (90-78). "Como en el deporte se pierde y se gana tanto, no tomé aquella derrota como una decepción. Éramos un equipo muy joven. La decepción fue que aquel año no gané nada, cuando tuve la oportunidad de ser campeón de la Euroliga y la ACB. Me hubiera gustado quedarme algún año más para ganar uno de esos campeonatos".

placeholder Calderón posa para un retrato en Detroit, en 2018. (Getty/Gregory Shamus)
Calderón posa para un retrato en Detroit, en 2018. (Getty/Gregory Shamus)

El extremeño se marchó como agente libre a Toronto Raptors en el verano de 2005. Así se convirtió en el cuarto español en la NBA tras Fernando Martín, Pau Gasol y Raúl López. Estos últimos lo ayudaron en su llegada a Estados Unidos: "La gente se cree que te llama la NBA y quieres irte directamente. Tuve ofertas de España y de otros países de Europa, pero elegí Toronto. Aunque creas que sabes cómo funciona la NBA, no tienes certezas sobre cómo te acogerá el vestuario, cómo será la Liga… Cuando me mudé, tanto Pau como Raúl hablaban mucho conmigo para saber cómo estaba. Gracias a ellos, llegué con una información importante".

El idioma fue la única dificultad de Calderón al emigrar. Aunque pensó que tenía un conocimiento suficiente del inglés, su opinión cambió cuando aterrizó en Estados Unidos. "Cuando llegas parece otro idioma nuevo. Para aprender di clases, vi mucho la tele… Aquella pretemporada fue horrible porque llegaba a casa con dolor de cabeza. No por cansancio, sino porque tenía que traducir las cosas, pensar en español antes de hablar en inglés… Prefería jugar porque así no tenía que pensar. Los primeros meses fueron complicados".

Su trayectoria en la Selección fue en paralelo a la de la NBA. De hecho, sus veranos siempre estuvieron ocupados. Entre 2002 y 2016, cuando anunció su retirada del combinado nacional, solo falló a dos citas, el Eurobasket de 2013 y el 2015. En 2009 no jugó, pero fue comentarista en La Sexta. "Éramos un grupo de amigos. Como lo pasábamos tan bien juntos, nunca pensábamos que estábamos sacrificando las vacaciones. Disfrutábamos mucho y, además, ganábamos".

placeholder Calderón, en los Cleveland Cavaliers, en 2018. (Getty/Kevin C. Cox)
Calderón, en los Cleveland Cavaliers, en 2018. (Getty/Kevin C. Cox)

Calderón retransmitió el Eurobasket de 2009 junto a Andrés Montes, el mismo comentarista que lo apodó 'Mr. Catering'. "Fue muy divertido trabajar con él porque era un tipo muy especial. Ese mote me encantó. Aquel año me contó cómo surgió. Decía que siempre ayudaba a los compañeros, les servía, hacía bandejas… Y a él le salía el apodo de camarero, pero no quedaba bien. Ahí apareció Mr. Catering".

Las decepciones deportivas también llegaron en la Selección. La primera, en 2007. España era anfitriona del Eurobasket 2007 y alcanzó la final frente a Rusia. A pesar de contar con el apoyo de la afición, se colgaron la medalla de plata (60-59). "Siempre pienso en el resultado final. Con la facilidad anotadora de ambos equipos, no metimos muchos puntos ninguno. No creo que tuviéramos ninguna presión por jugar en casa. De hecho, siempre te apetece jugar delante de tu afición. No salieron las cosas y listo".

La plata lograda por la Selección en los Juegos Olímpicos de 1984 supo a oro. Ese fue el mejor resultado logrado en baloncesto hasta que lo igualaron en 2008 y en 2012. En las tres ocasiones, las derrotas fueron ante Estados Unidos. "En 2008 ellos tenían un equipazo. Nosotros, sin embargo, salimos a ganar el partido. Estábamos muy acostumbrados a luchar contra cualquiera".

placeholder Calderón con los New York Knicks en 2016. (Getty/Doug Pensinger)
Calderón con los New York Knicks en 2016. (Getty/Doug Pensinger)

El seleccionador en 2008 fue Aíto García Reneses, que convocó por primera vez a Ricky Rubio a la Selección cuando era un crío de 17 años. "Aunque no había jugado nunca con nosotros, ya lo conocíamos. Era un jugador muy maduro para su edad. Disfrutamos de su magia, de su alegría. Todos los que entraron en aquel equipo nos dieron un plus".

Navarro era uno de los emblemas de aquel equipo cuyo cinco titular era fácil de recitar: Calderón, Juan Carlos, Rudy y los Gasol. El capitán de aquella Selección, sin embargo, solo aguantó una temporada en la NBA: "Su contrato no ayudaba a salir de Barcelona porque había que pagar mucho dinero. El problema cuando llegas a la NBA es que no vale lo que has hecho antes. Empiezas de cero".

España perdió la final de los Juegos Olímpicos de 2012 por una ajustada diferencia (107-100). Los triples de jugadores como James, Durant o Bryant fueron decisivos para aquella victoria. "Ambas finales estuvieron muy igualadas. En las dos tuvimos opciones de ganar".

placeholder Calderón y Kobe Bryan en la final de los JJOO de Londres en 2012. (Getty/Streeter Lecka).
Calderón y Kobe Bryan en la final de los JJOO de Londres en 2012. (Getty/Streeter Lecka).

El fiasco llegó en el Mundial de 2014, cuando la Selección jugó como local y fue eliminada en cuartos por una Francia cuyo equipo no era el de gala. "¿El canto del cisne? Sí, si lo hubiéramos ganado. Ese Mundial nos hacía mucha ilusión por el hecho de ganar en España. Aunque parecía muy difícil repetir el título, lo lograron en 2019".

Por último, Calderón analiza su puesto actual como asesor especial de los Cleveland Cavaliers. "Tuve un par de entrevistas con ellos en las que hablamos de lo que me gustaría hacer. A mí me gusta aprender y así es como entré. De momento, está siendo genial. Me apetecía mucho ser ejecutivo en la NBA y ver cómo funciona todo esto".

Los niños, normalmente, no tienen claro qué quieren ser de mayor. No fue el caso de José Manuel Calderón (Villanueva de la Serena, Bajadoz, 1981), que siempre apostó por una vida ligada al baloncesto. El interés por este deporte le vino de familia. "Mi padre jugó en la antigua Segunda División (actual LEB Oro), pero nunca llegó a ser profesional porque lo compaginó con su trabajo. Cuando yo tenía dos o tres años, ya iba a verlo jugar. Por eso en casa estaba el balón de baloncesto", explica Calderón en conversación con El Confidencial.

Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB)
El redactor recomienda