Es noticia
Menú
La deportista a seguir | La reina del básket de instituto por la que se pelea medio EEUU
  1. Deportes
  2. Baloncesto
EL ATLETA DEL MOMENTO

La deportista a seguir | La reina del básket de instituto por la que se pelea medio EEUU

Un espacio en el que destacaremos a ese deportista con menos nombre, pero que lo tiene todo para ocupar grandes titulares y que queda eclipsado por las estrellas de (casi) siempre

Foto: Emily La Chapell, con Appleton East. (Doug Ritchay/WLUK)
Emily La Chapell, con Appleton East. (Doug Ritchay/WLUK)

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 dejaron uno de los momentos más increíbles de la historia reciente del baloncesto nacional. La selección femenina logró una más que meritoria medalla de plata, tras perder en la gran final ante EEUU, pero el torneo de las españolas siempre será recordado por el increíble partido en cuartos de final ante Turquía. España siempre fue a remolque del conjunto otomano, que dominó buena parte de las fases del partido. Pero, como suele ser habitual, las españolas no se rindieron en ningún momento y pelearon hasta el final... viviendo uno de los momentos más impresionantes del deporte español.

Después de mucho trabajo en defensa, España consiguió igualar en intensidad a las turcas para, poco a poco, ir remontando el marcador en el último cuarto. Como ocurriera en el fútbol hace no mucho, la barrera de los cuartos era un muro que se nos hacía difícil de saltar y parecía que, esta vez, iba a pasar lo mismo. Quedaban poco menos de tres segundos y el partido, con empate a 62, se marchaba de manera irremediable a la prórroga... pero Anna Cruz cogió el mando de las operaciones y decidió el partido. Recibió el balón con menos de dos segundos en juego y, en una increíble canasta, dio la victoria a España.

Foto: Jordan Díaz, batiendo el récord de España. (EFE/J.M.GARCÍA)

En un tiro difícil, de cinco metros, con una rival encima y con solo un pie como apoyo, se inventó una de las canastas más importantes de la historia de España, que nos llevó a las semifinales de los Juegos Olímpicos y permitió a España soñar en Río. Fue la clave para después poder luchar por las medallas y, para Anna Cruz, que ya jugaba en la WNBA, el pistoletazo de salida para convertirse en una referencia a nivel mundial. Y es que el campeonato norteamericano siempre ha contado con las mejores jugadoras del mundo y, por ello, ha comenzado a fijarse en una joven norteamericana que lo tiene todo para triunfar en el baloncesto.

Emily La Chapell está llamada a ser una de las grandes jugadoras de los próximos años. A sus 18 años, se ha hecho un nombre propio en las categorías inferiores del baloncesto norteamericano gracias a sus impresionantes estadísticas en Appleton East: con un promedio de 21,3 puntos, 7,2 rebotes y 5,2 asistencias por partido, es la mejor jugadora de la Conferencia Este y ha llevado a su equipo, después de 24 años, a luchar por el título. La Chapell sabe que esta es su última temporada en el equipo, ya que el próximo año comenzará su andadura universitaria... y, aunque asegura no haber pensado en ello, medio EEUU se la rifa.

"Todavía no me he dado cuenta de que es el final del camino, pero todos sabemos la próxima vez que salgamos a la cancha podría ser la última. Por eso, hay que dejarlo todo en la cancha, jugar la una para la otra, actuar como una familia dentro y fuera de la cancha y vaciarse", afirma en declaraciones a 'Fox11 News'. Y es que, precisamente este fin de semana, Appleton East se juega el título de campeón, por lo que la temporada toca a su fin. Y lo hace en un año histórico para el equipo que puede hacer historia. Y podría no ser el único miembro de su familia que lo celebre a lo grande: no en vano, su padre es el entrenador.

"Tenemos un muy buen equilibrio entre entrenador-jugadora y padre-hija. Siento que hemos encontrado ese punto de conexión y que sabemos cuándo es el momento de hablar de deporte y cuándo es el momento de pasar el rato juntos", explica la jugadora. Esta temporada, Appleton East cuenta con un récord de 20 a 4 pero, a lo largo de su trayectoria en el equipo, La Chapell suma 78 victorias en las que ha acumulado un total de 1.774 puntos. Su nombre comenzó a sonar a nivel internacional después de dos exhibiciones: ante Wisconsin Rapids, cuando anotó 40 puntos; y ante Appleton West, partido en el que hizo 50 puntos.

La Chapell, que se desempeña como escolta, destaca por ser una jugadora con gran mano y muy fuerte, además de tener mucha inteligencia para leer la jugada y elegir lo que necesita el partido en cada momento. A pesar de su juventud, muestra gran madurez en pista y maneja el liderazgo sin miedo, razones que han provocado que muchas universidades se hayan interesado por ella. Belmont, Green Bay, Illinois, Indiana, Iowa State, Kansas State, Marquette -que es su principal opción-, Minnesota, Milwaukee, Utah, Wisconsin y Xavier ya han llamado a su puerta. Una jugadora con muchos galones y muy deseada.

Sea como fuere, lo cierto es que La Chapell se ha convertido en una de las jóvenes jugadoras más cotizadas de EEUU, a la que muchos de los grandes equipos universitarios están como locos por incorporar en sus filas y una de las grandes esperanzas del baloncesto norteamericano. Aún le queda mucho camino por recorrer para poder llegar a lo más alto, pero cuenta con unas condiciones únicas como para conseguir lo que se proponga. "Ha habido algunos altibajos en el camino, pero realmente me siento afortunada, ha merecido la pena", explica La Chapell, la joven escolta que se ha convertido en el objeto de deseo de Estados Unidos.

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 dejaron uno de los momentos más increíbles de la historia reciente del baloncesto nacional. La selección femenina logró una más que meritoria medalla de plata, tras perder en la gran final ante EEUU, pero el torneo de las españolas siempre será recordado por el increíble partido en cuartos de final ante Turquía. España siempre fue a remolque del conjunto otomano, que dominó buena parte de las fases del partido. Pero, como suele ser habitual, las españolas no se rindieron en ningún momento y pelearon hasta el final... viviendo uno de los momentos más impresionantes del deporte español.

El Confidencial
El redactor recomienda