Vive su décimo día con la enfermedad

El drama de Alfonso Reyes por coronavirus pasa al hospital, y con buenas noticias

El exjugador de baloncesto Alfonso Reyes finalmente, después de nueve días de sufrimiento confinado en su casa, fue ingresado a causa del coronavirus

Foto: Alfonso Reyes relata día a día a través de Twitter su experiencia con la enfermedad. (EFE)
Alfonso Reyes relata día a día a través de Twitter su experiencia con la enfermedad. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

El exjugador de baloncesto Alfonso Reyes finalmente, después de nueve días de sufrimiento confinado en su casa, fue ingresado a causa del coronavirus, enfermedad que desde hace días viene azotando su estado de salud. El presidente de la Asociación de jugadores y hermano de Felipe Reyes anunció el pasado 14 de marzo que se había contagiado del coronavirus y, desde entonces, difunde a través de sus redes sociales su lucha diaria contra la enfermedad.

“Al final me ingresan. La placa ha salido algo peor que el otro día y han decidido que me quede", escribía ayer al filo de la medianoche. Horas después, bien entrada la madrugada, relataba su espera por una cama “sin pegar ojo en una silla”.

Buenas noticias

Ahora se encuentra ingresado y en un habitación tal y como él cuenta. Combate su dolor con los mensajes de ánimo de los seguidores que mantiene en su cuenta de Twitter y con algo de humor en estos días difíciles. “Sugerencia para los hospitales para próximo ingreso: algún pijama 3XL para no parecer Cantinflas”, pedía. Hay que recordar que mide 2,02 metros.

Aun así, parece que su estancia ingresado ha traído algunas buenas noticias. “Me pusieron oxígeno y la saturación al 97%, muy buena. Ha pasado a verme la doctora. No llego a tener neumonía pero tengo algo parcheados los pulmones. Me dio un falso negativo la prueba y la repiten en 72 h”, explicó.

Todo esto ocurrió justo cuando Reyes iniciaba su noveno día de lucha, el pivot amanecía con un mensaje preocupante que hacían saltar las alarmas. “38°C. Apenas he dormido, estoy exhausto. Esto es durísimo. He tenido toda la noche al "perro negro" vagando por mi cabeza”. Reyes publicaba el mensaje pasadas las cinco de la mañana, y unas pocas horas después tranquilizaba a sus seguidores diciendo que se encontraba mejor tras dormir un poco. Eso sí, el coronavirus ya le ha hecho perder seis kilos.

Este domingo cumplió diez días de auténtica pesadilla. Conforme fueron pasando los días, su frustración ha ido a más, y no sólo por los síntomas de su enfermedad sino por todo lo que le rodea. No poder tener contacto con su familia, días que se levanta mejor, pero vuelve a caer en el malestar. "A veces es como si te pasara por encima un todoterreno”, reconocía. La fiebre y la falta de sueño se han convertido en lo más duro. Y ahora hay que sumar la falta de, como él dice, “su superenfermera y sus dos ayudantes”. Su mujer y sus dos hijos.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios