juega este viernes contra australia (10:00)

De las dudas a la lucha por las medallas: el mérito de España en el Mundial

Al inicio de la preparación, las expectativas de la Selección no eran muy altas. Tras la primera fase, no mejoraron. Pero las victorias ante Italia y Serbia transformaron a España

Foto: Marc Gasol celebra una canasta en el partido contra Italia, el que clasificó a España para los cuartos de final. (EFE)
Marc Gasol celebra una canasta en el partido contra Italia, el que clasificó a España para los cuartos de final. (EFE)

Si usted no cree que lo conseguido por España hasta el momento en el Mundial de China sea algo excepcional, haga caso a Marc Gasol. "Quién nos diría que estaríamos en semifinales hace mes y medio", dijo este miércoles. Si sigue sin creérselo, atienda a las declaraciones de Sergio Scariolo antes y después de cada partido, en las que señala una y otra vez la falta de talento de esta selección en comparación con las de campeonatos anteriores. Puede parecer una excusa ante los problemas, pero es la realidad. Si aun así necesita más datos, aquí tiene uno: es solo la tercera vez que España juega las semifinales de un Mundial. Las otras fueron en 1982 y 2006, con las dos mejores generaciones masculinas de la historia de su baloncesto.

Compare el equipo actual con el del EuroBasket 2011 y se dará cuenta de la diferencia de nivel. Incluso puede compararlo con el del Mundial 2014, donde España cayó en cuartos de final. Víctor Claver, uno de los pilares en este torneo, fue el segundo jugador menos utilizado entonces. Felipe Reyes disputó 47 minutos en todo el campeonato. Sergio Rodríguez fue el tercer base en tiempo de juego. Y estaba Pau Gasol, claro.

Como casi siempre, todo es blanco o negro. No es un fenómeno exclusivo de la selección de baloncesto. Los que siempre confiaron ahora pasan factura a los que dudaron. Criticar y señalar los defectos mostrados en la primera fase está mal porque se está condenando al equipo. Que el plan sea ir de menos a más, como lleva haciendo con la Selección desde que fue nombrado seleccionador en 2009, no quita que exista un riesgo. Casi siempre ha salido bien, pero no es ninguna garantía. Confiar en tus posibilidades es una condición necesaria para triunfar, pero no suficiente. Es un error juzgar a este equipo por lo que han hecho otros antes.

Tras la victoria contra Polonia en los cuartos de final, Scariolo dijo que en este Mundial no están utilizando ninguno de los sistemas del EuroBasket 2017. Eso no significa que el equipo sea completamente nuevo. Mantiene a un grupo de jugadores que llevan una década jugando juntos y que acumulan más experiencia en torneos de selecciones (y en concreto, en partidos a vida o muerte) que cualquiera de sus rivales. Eso es una ventaja. Pero a la vez, España ha perdido a sus referentes, a jugadores capaces de decidir un partido por sí solos. No hay un Pau Gasol ni un Juan Carlos Navarro, y esa puede ser la diferencia entre ganar un oro o una plata o quedarse fuera del podio. Si hay un legado de esos jugadores, es la competitividad que sigue manteniendo la Selección.

Rudy Fernández y Marc Gasol son los únicos jugadores de la selección que ganaron el oro en 2006. (EFE)
Rudy Fernández y Marc Gasol son los únicos jugadores de la selección que ganaron el oro en 2006. (EFE)

Los líderes actuales son diferentes. Marc Gasol, Ricky Rubio o Rudy Fernández son jugadores que implican más a sus compañeros, con menos capacidad individual para desnivelar un partido, aunque puedan hacerlo en un momento determinado. La diferente configuración del equipo, por pura necesidad, añade más mérito a lo conseguido hasta ahora por España: la clasificación para los Juegos Olímpicos y la presencia en semifinales. También obliga a reconocer el trabajo desde el banquillo. A menos talento, más importancia de la táctica. El rendimiento en defensa es un ejemplo.

Al inicio del Mundial, España estaba claramente por detrás de dos selecciones: Estados Unidos y Serbia. Hoy, las dos están eliminadas y la Selección se juega el pase a la final contra Australia. Tampoco sigue en el torneo Grecia, que contaba con Giannis Antetokounmpo, último 'MVP' de la NBA. La Selección tuvo una sorteo amable, lo que le permitió sestear durante la primera fase, pero también la emparejó con Serbia en la segunda. Y ganó.

Es una trampa hablar de Mundial flojo porque los dos mejores equipos no se hayan metido en semifinales. ¿En qué lugar deja eso a quienes les han ganado? Los últimos cuatro supervivientes son grandes equipos, con grandes individualidades (Ricky Rubio, Patty Mills, Facundo Campazzo o Rudy Gobert, por nombrar solo a uno de cada selección), pero ninguna por encima del grupo. Eso es lo que ha permitido crecer a España durante el torneo y llegar hasta donde ha llegado. Podrá ganar o no una medalla, pero no será porque no lo intente todo. "Estamos ante una oportunidad única y queremos vaciarnos y afrontarlo de la mejor forma posible", dijo Marc Gasol. Hace unos meses, dijo algo parecido y ganó un anillo de la NBA.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios