ya es su peor clasificación en los mundiales

Estados Unidos toca fondo en la final del desencanto contra Serbia (94-89)

En la que muchos vaticinaban como la final por el oro de este Mundial, Serbia y Estados Unidos se tuvieron que conformar con la quinta plaza. EEUU sucumbió de nuevo. Los jugadores, tocados

Foto: Gregg Popovich, animando a sus jugadores tras caer derrotados en este Mundial. (EFE)
Gregg Popovich, animando a sus jugadores tras caer derrotados en este Mundial. (EFE)

Turquía no fue una mera coincidencia, no fue fruto de una casualidad, y Francia tampoco lo fue. Tras la debacle ante los galos que la dejó fuera de la lucha por las medallas, la selección de Estados Unidos ha perdido su segundo partido del Mundial. Están leyendo bien, su segundo encuentro. Este jueves, Serbia, el 'coco' venido a menos de esta competición, le volvía a pintar la cara. Con la derrota de hoy, Estados Unidos ha logrado su peor clasificación en la historia de los mundiales, que hasta ahora era el sexto puesto en el Mundial de 2002 (Indiana). 94-89 ha ganado Serbia en la final del desencanto. Desde el mencionado torneo de 2002, la selección norteamericana no perdía dos partidos consecutivos. Estados Unidos tendrá que luchar ahora por el séptimo puesto contra el perdedor del Polonia-República Checa. Fiasco monumental.

Tuvo que ser precisamente en Indiana, en casa, donde Estados Unidos dejara de estar la altura en un Mundial. El desastre se convirtió en tema nacional, porque en aquel equipo estaban jugadores de la talla de Baron Davies, Reggie Miller, Paul Pierce o Ben Wallace. En el equipo de este 2019, figuran Kemba Walker, Donovan Mithchell, Jayson Tatum, Jaylen Brown o Brook Lopez, hombres que se vieron obligados a dar un paso adelante tras la renuncia, bien por voluntad, bien por lesiones, de los pesos pesados, de las auténticas estrellas de la NBA. Las consecuencias de llevar a un equipo 'C' son estas. El baloncesto europeo no está tan lejos.

Con solo 10 minutos de juego, ya se podía entrever lo que iba a suceder en este partido. Solo unas horas después de la derrota ante Francia, Estados Unidos llegó al final del primer cuarto perdiendo por 25 puntos, la tercera mayor diferencia en la historia de los mundiales: 32-7 a favor de los serbios. Los americanos eran una sombra de sí mismos sobre el parqué: lentos, apesadumbrados y sin ideas. Solo el 37-10 de Brasil a Egipto y un 37-8 de Italia a Filipinas empeoran esa marca, según datos aportados por @2010MisterChip.

Donovan Mitchell no estuvo a la altura de la cita. (Reuters)
Donovan Mitchell no estuvo a la altura de la cita. (Reuters)

Si echamos la vista atrás, una semana antes de que empezase el Mundial, Estados Unidos organizó dos cuartos de práctica tras un entrenamiento. El combinado que iba a estar presente en este Mundial de China se midió a algunos exjugadores de la NBA como Chasson Randle, Ben Moore o John Jenkins. Gregg Popovich, el afamado técnico, decidió suspender el partido porque sus chicos estaban haciendo el ridículo. Saltaron todas las alarmas, los fans se hicieron eco de aquello y la selección fue objeto de 'mofas' varias, aunque nadie podía imaginarse que el esperpento aumentaría poco después. Finalmente, y por primera vez en más de 10 años, el 'Dream Team' se ha diluido como un azucarillo. A estos chicos les falta aún mucha experiencia, afinidad y conocimiento del juego FIBA.

Una reacción tardía

Dio igual el paso adelante de Harrison Barnes, de Khris Middleton o Kemba Walker, a los americanos no les bastó para batir a una selección que tuvo en Bogdanovic (28 puntos) y Lucic (15 puntos) sus brazos ejecutores. Buscaron reaccionar por orgullo tras un primer cuarto de auténtica pesadilla y lo consiguieron antes del descanso, pero la realidad es que nunca tuvieron el partido de cara.

Primero contra Francia y este jueves ante Serbia, las 58 victorias consecutivas de Estados Unidos de manera oficial han quedado en el olvido en apenas 24 horas. Su peor Mundial viene acompañado de su segunda peor clasificación en un torneo, solo superada por el FIBA Américas de 2001, donde cayeron en primera fase sin ganar un solo duelo de los cuatro que disputaron.

La siguiente competición de los estadounidenses será en Pekín, en la lucha por el séptimo puesto, exactamente el mismo lugar donde recuperaron el trono mundial del baloncesto hace 11 años, ante España, en un partido de tú a tú. Allí recuperaron una tiranía que este verano ha tocado a su fin. Mucho tendrán que cambiar las cosas en Tokio 2020.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios