la "falta de estrellas" enfadó al público

¿Es un engaño que Estados Unidos no vaya con sus grandes estrellas al Mundial?

En Australia van a abrir una investigación sobre el amistoso entre Estados Unidos y Australia por un presunto engaño a los consumidores, que se quejaron de la falta de estrellas americanas

Foto: Tatum presiona a Goulding en una posesión. (EFE)
Tatum presiona a Goulding en una posesión. (EFE)

Más de 50.000 aficionados acudieron este jueves al Docklands Stadium de Melbourne para ver un amistoso Australia, y Estados Unidos. La expetación era enorme desde que se anunció ese y otro partido hace unos meses. Entonces fue promocionados como el duelo entre la selección local y las grandes estrellas de la NBA, cosa que ha sucedido por las numerosas bajas de la selección norteamericana. La Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, por sus siglas en inglés) ha anunciado que investigará si hubo un engaño a los aficionados que pagaron la entrada.

En su momento, cuando se anunció el amistoso, Australia esperaba que Estados Unidos se presentase con jugadores de la talla de LeBron James, Stephen Curry, Kevin Durant o James Harden, pero las ausencias del equipo norteamericano ha hecho que sean muchos los aficionados que se quejen de publicidad engañosa, además de algunos sitios dentro del campo en los cuales no se veía muy bien el partido. Las ausencias no son exclusivas de Estados Unidos. Ben Simmons, gran estrella australiana, también renunció a la Copa del Mundo de China y no estuvo en el partido.

Rod Sims, el presidente de la ACCC, explicó a 'EFE' que la agencia, un organismo independiente del Gobierno australiano, va a investigar el partido para determinar si existió un engaño al publicitar que "los jugadores superestrellas iban a estar allí cuando en realidad no estuvieron". Además, la agencia revisará "las quejas de la gente que aseguran no haber podido ver el juego".

Sims indicó que desconoce cuánto tiempo pueden demorar las investigaciones o si presentará una demanda judicial por la violación de la ley del consumidor, aunque los responsables del presunto engaño podrían enfrentarse a una multa millonaria. El parlamento australiano aprobó nua ley que prevé multas de hasta 6 millones de euros por publicidad engañosa. Sims indicó que no está claro cuánto tiempo pueden llevar las investigaciones sobre el caso. "No hemos determinado aún quién es el responsable, pero prometo que llegaremos hasta el fondo de la cuestión".

Muchos de los 50.000 aficionados (algunos llegaron a pagar hasta 900 euros por una entrada) que vieron el partido interpusieron quejas ante la ACCC porque el encuentro se disputó sobre una superficie alta, lo que impidió que algunos aficionados pudieran ver el juego debido a la disposición de las sillas de plástico.

Uno de los que se quejó fue el actor Russell Crowe, que en su cuenta de Twitter escribió lo siguiente: ”1.500 dólares australianos (916 euros) por entrada para esta vista. AUS v EEUU. Qué burla”, incluyendo además un breve vídeo.

Ante las quejas de cientos de espectadores y de cara un próximo partido el sábado en el mismo lugar, los organizadores del encuentro han empezado a devolver el dinero de las entradas a los espectadores que se han quejado.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios