tiene solo 16 años

Kai Sotto, el fenómeno filipino que quieren Real Madrid y Barça, pero sueña con la NBA

Tiene 16 años, mide 2,18 y sueña con llegar a la NBA, pero antes jugará en Europa. Varios equipos españoles están interesados en su fichaje

Foto: Kai Sotto, con 16 años, ya es una estrella del baloncesto filipino. (Imago)
Kai Sotto, con 16 años, ya es una estrella del baloncesto filipino. (Imago)

Kai Sotto es un jugador de baloncesto de 16 años y 2,18 metros desconocido en Estados Unidos, pero al que conocen millones de personas en su país, Filipinas. Su intención es que dentro de unos años lo primero cambie, y en su camino está España. Antes de la NBA, donde se ha propuesto llegar como muy tarde en 2022, es muy probable que juegue en Europa. Y hasta cuatro equipos españoles están interesados en él.

Son el Real Madrid, el FC Barcelona, el Baskonia y el Estudiantes, a los que hay que sumar el ALBA Berlín alemán. Eso lo dijo su padre este martes en una multitudinaria rueda de prensa en la que Sotto explicó que en una semana dejará Filipinas y viajará a Atlanta, donde entrenará durante dos meses. En verano participará con Filipinas en el Mundial sub-19 que se celebrará en Greciam y después se incorporará a un equipo europeo. La NCAA (competición universitaria estadounidense), a la que no podría entrar hasta el verano de 2020, no entra en sus planes.

La noticia abrió la sección de deportes de los medios filipinos. Al lado de Sotto, además de su padre y otro jugador filipino que jugó hasta el año pasado en una universidad norteamericana, estaba el presidente de Chooks-to-Go, una cadena de tiendas pollo asado que patrocinaba el evento. En un país tan devoto del baloncesto, Sotto ya es un fenómeno aunque su futuro deportivo sea una incógnita.

"Kai Sotto, ¿el nuevo Yao Ming?", se preguntaba hace un año 'Olympic Channel', web del Comité Olímpico Internacional. La comparación, más allá de lo deportivo, es interesante. El baloncesto es el deporte más seguido en Filipinas, un país de más de 100 millones de habitantes. Lo introdujeron los estadounidenses a comienzos del siglo XX y cuajó mucho más que el fútbol. Hay una liga profesional desde 1975 y otras muchas competiciones, entre ellas las universitarias y las escolares, donde jugaba hasta ahora Sotto. La selección masculina de Filipinas ganó el bronce en el Mundial de 1960, todavía el mejor resultado de una selección asiática en el torneo.

Tras Estados Unidos y China, Filipinas es el tercer mercado más importante de Nike. Las estrellas de la NBA suelen visitar el país en sus giras publicitarias. Un gran jugador en la mejor liga del mundo podría tener el mismo efecto que Yao Ming en China. En la NBA ha habido jugadores con pasaporte filipino, el más reciente Jordan Clarkson, de los Cleveland Cavaliers, pero ninguno nacido en Filipinas. Sotto tiene opciones de ser el primero, pero eso está muy lejos.

"Quiero dedicar los próximos dos o tres años a mi objetivo de llegar a la NBA en 2021 o 2022", escribió Sotto el lunes en su perfil de Instagram. El de 2021 es el primer 'draft' al que podría presentarse. Lo haga ese año o al siguiente, ese objetivo tan claro pone en un aprieto a los equipos que persiguen su fichaje, pues apenas podrían tenerlo dos o tres años, y ni siquiera tienen garantías de que pueda jugar al máximo nivel antes de dar el salto. El jugador tiene potencial, afirma una persona que ha seguido su evolución.

Tanto Kai como su padre explicaron que se fijan en la cantidad de pívots que han salido de Europa en los últimos años y lo están haciendo bien en la NBA. Dos de ellos son Kristaps Porzingis o Nikola Mirotic, ambos desarrollados en España. Los dos llegaron a España antes de lo que lo haría Sotto, que cumple 17 años en mayo. Porzingis debutó con en la ACB con 17 años recién cumplidos y jugó algunos partidos más antes de los 18. Su última temporada antes de llegar a los New York Knicks fue con 19 años. Mirotic no se hizo un hueco en el primer equipo hasta el curso 2010-2011, durante la que cumplió 20 años, y se fue a la NBA superados los 23.

Luka Doncic, aunque no es un pívot, seguro que su ejemplo influye en jugadores jóvenes que aspiran a llegar a la mejor liga de mundo. A la edad que tiene ahora el filipino, el esloveno ya había empezado a jugar con regularidad con el primer equipo del Real Madrid. Pero Doncic solo hay uno y replicar su trayectoria, tanto en España como en Estados Unidos, parece poco probable.

La idea de Sotto es llegar lo más pronto posible a la NBA. Su padre cree que solo necesita fortalecer su cuerpo. "Ya tiene la altura, la habilidad y el instinto, y para mí, como padre y exjugador profesional, lo único que le falta es fuerza", dijo en la rueda de prensa. También añadió que le hace falta más competición y exposición, algo que pretende lograr saliendo de Filipinas. Kai Sotto es la vez un adolescente y una estrella. Es la gran esperanza baloncestística de un país donde el baloncesto es una religión.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios