jugador del tecnyconta zaragoza

Carlos Alocén, la irrupción del año en el baloncesto español llega a la Selección

Carlos Alocén, de solo 18 años, ha sido convocado por Sergio Scariolo para los dos próximos partidos de la Selección española. Así juega la irrupción más importante de la temporada

Foto: Carlos Alocén en un partido del Tecnyconta Zaragoza en la Liga Endesa. (ACB Photo/E. Casas)
Carlos Alocén en un partido del Tecnyconta Zaragoza en la Liga Endesa. (ACB Photo/E. Casas)

La Copa del Rey de 2013 celebrada en Vitoria acabó con triunfo del FC Barcelona, pero con el paso de los años ha acabado siendo más recordada la Minicopa que el torneo de los mayores. La culpa la tiene Luka Doncic. Aquella edición fue su presentación en España. Había jugado del año anterior como invitado, pero su exhibición ese año le dio el título al Madrid e hizo que mucha gente escuchara su nombre por primera vez. Fue el acto fundacional del 'boom' del esloveno. En aquel torneo, el jugador más joven era Carlos Alocén (Zaragoza, 2000), que jugaba con el número 12 del CAI Zaragoza. El mismo número que viste ahora en la Liga Endesa y que vestirá en la Selección española a finales de mes tras ser convocado por primera vez.

Sergio Scariolo lo ha incluido en la lista para los partidos contra Letonia (22 de febrero) y Turquía (25 de febrero), a los que España llegará ya clasificada para la próxima Copa del Mundo de China. Por eso es la ocasión ideal para ver de cerca a la irrupción más importante del baloncesto español esta temporada. Carlos, hijo de Alberto Alocén, canterano del Real Madrid que hizo carrera en los 80, ya se ha asentado en la rotación del Tecnyconta Zaragoza. "No va a ser algo testimonial, creo que va a ser un jugador importante en la liga en los próximos años", dice Luis Guil, asistente de Scariolo en la Selección.

En la Minicopa de 2013, Doncic y Alocén no se enfrentaron. Sí lo hicieron tres años y ocho meses después en el debut del segundo en la ACB. Doncic ya estaba en el primer equipo del Madrid y Alocén jugó los últimos minutos de una clara derrota de su equipo en el WiZink Center. Con 15 años y 10 meses, se convirtió en el tercer jugador más joven en debutar en la liga, solo por detrás de Ricky Rubio y Ángel Rebolo. "Tiene 15 años, pero creo que tiene un porvenir francamente bueno y es bueno que, ya que viene entrenando con nosotros, que tenga el premio de jugar ante un equipo como el Real Madrid", declaró Andreu Casadevall, el entrenador que le hizo debutar.

Esa misma temporada jugó un partido más, a los que sumó otros cuatro en la siguiente. Siempre compaginando los entrenamientos del equipo ACB con el júnior y el EBA. Esta temporada ya es un jugador más del primer equipo. Ha participado en 18 partidos de la Liga Endesa, con promedios de 4,2 puntos, 1,7 asistencias y 1,5 rebotes en 13 minutos de juego. Número inusuales para un jugador tan joven.

"Es un base, base. Tiene mucha personalidad y capacidad de generarse sus tiros", dice Guil, que entrenó al Tecnyconta Zaragoza durante una parte de la temporada 2016-2017. El técnico lo vio entrenar y lo ha seguido como miembro del equipo técnico de la Federación Española de Baloncesto (FEB). "Es uno de los jugadores de más futuro que tenemos", afirma.

Guil elogia lo bien que han sabido llevarlo en Zaragoza. "Willy Villar, Luis Albadalejo, Pep Cargol... han ido llevando muy bien al jugador. No dando pasos demasiado grandes. Desde su entorno, su padre, que ha sido jugador, le ha ayudado a llevar ese proceso y a soportar esa presión que supone que un jugador de la cantera sea una apuesta importante del club. Todo eso ha hecho que sea muy maduro a los 18 años", explica.

"Con Porfi (Fisac, actual entrenador del Tecnyconta Zaragoza) ha tenido la oportunidad de jugar minutos buenos en la ACB, lo que avala la apuesta que había hecho Zaragoza con él todos estos años. Estaba preparado para dar ese paso y ser un jugador importante en el esquema de Porfi", continúa Guil, que destaca de Alocén su talento.

"Hoy en día vale mucho dinero el jugador que es capaz de generar ventajas. Hay tanto 'scouting', se preparan tanto los partidos, que esos jugadores que sacan ventajas tanto en el uno contra uno como en el 'pick and roll', como es el caso de Carlos, tienen mucho valor. No son fáciles de encontrar hoy en día", dice.

De Alocén no solo llama la atención cómo juega, también su físico. Es más alto (1,94 metros) y más explosivo que la mayoría de los bases. "Tienes que tener físico para poder defender y aguantar el ritmo de la categoría. Carlos siempre ha sido precoz en ese aspecto. Es un jugador que ya tiene una capacidad física por encima de su edad. parece mentira que siga siendo sub-18 en la Selección", apunta Guil. Si debuta a finales de mes, será el cuarto jugador más joven en hacerlo, tras Carlos Sevillano, Juan Antonio Corbalán y Ricky Rubio. De haber nacido un par de días más tarde, ahora sería el primer jugador del siglo XXI en la Selección.

"Es importante tener los pies en el suelo y no perder el día a día", dijo hace un mes en su primera rueda de prensa, ya con 18 años. Con más razón ahora que ya ha llegado a la absoluta.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios