bronce en la copa del mundo de tenerife

Resistencia y revolución: España, el equipo que no sabía bajarse del podio

España ganó a Bélgica en el partido por el tercer y cuarto puesto (67-60) y se colgó el bronce en la Copa del Mundo de Tenerife. Es su sexta medalla consecutiva desde 2013

Foto: Las jugadoras españolas y el seleccionador en el podio tras recibir la medalla de bronce de la Copa del Mundo. (EFE)
Las jugadoras españolas y el seleccionador en el podio tras recibir la medalla de bronce de la Copa del Mundo. (EFE)

España no sabe y no quiere bajarse del podio. Por sexto año consecutivo ganó una medalla en un gran campeonato, el bronce en la Copa del Mundo de Tenerife. La Selección se impuso por 67-60 a Bélgica en la final de consolación y coronó con un nuevo éxito un torneo en el que supo remontar y sufrir para ganar una nueva medalla, la tercera que gana en un campeonato mundial y la primera de un equipo español en casa.

De todas las medallas que ha ganado este equipo en los últimos años, quizá sea esta la que más le ha costado y la que mejor le define. No ha sido su actuación más brillante, desde luego lejos de lo que hizo hace un año en la República Checa, donde fue muy superior a todos sus rivales. Esta semana todo fue diferente. Cada partido le costó un mundo. Tuvo a varias de sus mejores jugadores lejos de su mejor nivel, soportó la presión de jugar en casa y fue mucho tiempo a remolque, pero al final siempre supo agarrarse cuando estaba en el alambre.

Lo hizo en los cuartos de final ante Canadá, con una exhibición defensiva en el último cuarto. También el sábado ante Australia en la semifinal, aunque en el último cuarto claudicó. Y lo hizo este domingo ante Bélgica, que le había ganado en el último partido del grupo C y le había enviado a la eliminatoria de octavos de final, pero que no pudo vencerle por segunda vez.

"Ha sido un campeonato muy duro. Y otra vez hoy hemos dado una demotración de valor y entrega enormes", declaró tras el partido Laia Palau, que ya acumula once medallas. "Ese no dejarles ser a ellas quienes son. Ese es nuestro estilo", siguió la capitana. "Algunos equipos se desquician y salimos ganando". Si se pudiera diseñar el equipo de baloncesto más incómodo para los rivales, saldría algo parecido a esta selección española.

En esta Copa del Mundo, antes de cada partido, justo antes de salir al parqué, las jugadoras escuchaban 'El vals del obrero', de Ska-P (lo han vuelto a hacer tras ganar la medalla), una canción que habla de resistencia y revolución, dos ideas que definen a la perfección a este grupo. En la pista, nadie resiste como ellas. Y sus resultados son una revolución en el baloncesto español.

España lleva seis años seguidos colgándose una medalla. (EFE)
España lleva seis años seguidos colgándose una medalla. (EFE)

"Seguramente es una de las medallas que más apreciaremos", dijo la base Silvia Domínguez. "Ya no solo por este campeonato en el que hemos trabajado mucho, sino por lo duro que ha sido este verano para nosotros". Ella es una de las que menos ha podido jugar en la Copa del Mundo por los problemas físicos que sufrió durante la preparación y que le impidieron rendir como acostumbra en Tenerife. "Nos ha pasado de todo. Hemos escrito un libro de todo tipo, pero estas cosas pasan y no pasa nada", dijo la pívot Laura Nicholls.

Nadie imaginaba en 2013, cuando España ganó un EuroBasket que sirvió de despedida para Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar, que aquello solo era el principio. Seis medallas seguidas, seis. Ni la selección masculina puede presumir de semejante regularidad. En ese tiempo, España ha jugado una final mundial y otra olímpica. Ha ganado dos EuroBasket. Se ha consolidado como el mejor equipo de Europa y uno de los mejores del mundo. Su último lustro es una de las páginas más brillantes de la historia del deporte español.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios