votaba en el mismo colegio de puigdemont

Xavi Fernández, el exinternacional español al que la Guardia Civil hizo votar que sí

El exjugador de baloncesto fue desalojado a la fuerza por la Guardia Civil este domingo en Sant Julià de Ramis (Girona), donde fue a votar que no en el referéndum

Foto: Xavi Fernandez (d) jugó en el FC Barcelona entre 1994 y 1999. (Reuters)
Xavi Fernandez (d) jugó en el FC Barcelona entre 1994 y 1999. (Reuters)

Xavi Fernández (L'Hospitalet, 1968) se levantó el domingo por la mañana con la intención de ir a votar en el referéndum de independencia convocado por la Generalitat. El exjugador del FC Barcelona y el Elosúa León, entre otros equipos, e internacional en los 90 con la selección española, se dirigió al Pabellón Deportivo de Sant Julià de Ramis (Girona), su lugar de residencia y el de Carles Puigdemont, presidente catalán. Pero ni uno ni otro lograron votar allí porque medio centenar de efectivos de la Policía y la Guardia Civil clausuró el colegio.

Puigdemont dio medio vuelta antes de llegar y votó en Cornellà de Terri. Fernández, en cambio, vivió de primera mano los incidentes con las fuerzas de seguridad. Él fue uno de los desalojados a la fuerza. Este lunes, el periodista de 'TV3' Víctor Lavagnini colgó en su perfil de Twitter una foto en la que se puede ver a tres guardias civiles sujetando por las extremidades a un hombre. Ese hombre es Xavi Fernández.

"Sí, soy yo el de la foto", confirma en conversación telefónica con El Confidencial. "Fue el domingo por la mañana. Vivimos en el mismo barrio que el presidente de la Generalitat, y tuvimos la mala suerte de que allí se tomaron medidas excepcionales. Fue el primer colegio electoral que fueron a clausurar. La gente a partir de ahí ya iba sobre aviso, pero ahí fue la primera actuación policial", explica Fernández. La jornada del referéndum, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, acabó con más de 800 heridos, según el Departamento de Salud de la Generalitat.

"Nos quedamos atónitos, había críos, gente con claveles... La idea que teníamos era de un día festivo, como si fuera otro 11 de septiembre, una Diada. La gente quería manifestarse, pero en ningún momento se pensó que la Policía podría actuar con tanta violencia. No había ganas de ofender a nadie. Nadie podía pensar que el hecho de ir a votar, de manifestarse, podía ser considerado por el Estado de la forma en que lo consideró", se queja el exjugador, en la actualidad director general del Spar Citylift Girona de la Liga Femenina. Fernández quiere dejar claro que en ningún caso su opinión representa la del club.

Xavi Fernández asegura que la gente se comportó en todo momento de manera pacífica. "Cuando vimos cómo iba aquello se dejó salir a los niños para no ponerlos en peligro", apunta. En su discurso se nota su descontento con lo sucedido este domingo, pero su crítica va más dirigida a los responsables políticos que a los efectivos policiales. "Cumplían órdenes de superiores. Son profesionales y tenían que cumplir su objetivo. Pero en ningún caso se les provocó, estábamos haciendo una cadena porque queríamos ejercer el derecho al voto".

"Hicieron lo que les habían encomendado a nivel político. Sinceramente creo que no actuaron como otras veces actúan los antidisturbios en otras situaciones, no lo pienso, pero con la energía que emplearon llegaron a lesionar a la gente. A mí mismo me dejaron caer y me produjeron una contusión que me dejó baldado todo el día, casi sin poder moverme", continúa. Lo que sucedió el domingo por la mañana en Sant Julià de Ramis, explica Fernández, cambió el sentido de su voto. "Lo tengo que decir: mi intención en aquel momento era votar no. Mi intención era defender el derecho a votar y votar no. Y después de eso voté que sí".

El alero, uno de los mejores tiradores del baloncesto español en la década de los 90, considera que los políticos españoles no entienden la situación que se está viviendo en Cataluña. "Mi apellido es Fernández Fernández, mi padre es gallego, mi madre es cántabra, veraneo en Gijón y en Cantabria, he sido internacional 52 veces... Me gusta España y no tengo ningún sentimiento patriótico de rechazo, pero los políticos que están en el Gobierno no han entendido nada de la situación", dice.

"Se cruzó una línea roja"

Fernández cree que este domingo se cruzó "una línea roja" y que se produjo una vulneración de derechos humanos. "Pienso que cualquier ser humano que viviera lo que se vivió ayer no pude tener otra opinión. Después podemos hablar de muchas cosas a nivel politico, que si el referéndum era ilegal, etc. Muchos argumentos en un lado y en otro. Pero la situación de esa gente no se tenía que haber producido nunca", continúa el exjugador, muy crítico con el papel de los medios de comunicación, a los que acusa de manipulación. "Me dan verguenza las informaciones que salen", dice.

Preguntado sobre la situación de Gerard Piqué, al que su posicionamiento a favor del referéndum y del derecho a decidir (no de la independencia) le ha creado muchos problemas, Xavi Fernández dice que no se puede poner en la piel del azulgrana ni en la de nadie. "Pienso que deporte y política no se deberían mezclar, o lo menos posible. Pero cuando se pasan ciertas barreras, la profesión y los empleos quedan al margen. Es un tema de dignidad personal. En el momento en el que un deportista se manifiesta en este caso en concreto, lo hace independientemente de cuáles sean las consecuencias. Lo hace por un tema de valores".

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios