jugará cedido una temporada en burgos

Sebas Saiz, el colega de Morgan Freeman por el que apuesta el Real Madrid

El nuevo jugador del Real Madrid habla con el El Confidencial sobre su fichaje por el club blanco, su verano con la selección y su experiencia en la liga universitaria de EEUU

Foto: Sebas Saíz debutó este verano con la selección española. (EFE)
Sebas Saíz debutó este verano con la selección española. (EFE)

A Sebas Saiz (Madrid, 1993) le ha pasado de todo este verano, y todo bueno. Se ha graduado, ha entrenado para varios equipos de la NBA, ha jugado la liga de verano, ha debutado con la selección española, ha fichado por el Estudiantes, se ha ido del Estudiantes y ha fichado por el Real Madrid. Eso no le ha sacado aún del anonimato, aún sigue pasando desapercibido. Después del partido amistoso de la selección contra Venezuela en Madrid, Saiz charlaba con un grupo de amigos fuera del pabellón. A su lado pasaron decenas de aficionados que abandonaban el recinto y que no repararon en su presencia, algo que no hubiera sucedido con ningún otro jugador del equipo.

A partir de la próxima temporada tendrán ocasión de conocerlo mejor, de verle jugar. Tras cuatro años en la liga universitaria de Estados Unidos, lo hará en el San Pablo Burgos, donde estará cedido por el Real Madrid. Es muy probable que también juegue con la selección en las ventanas de clasificación para la Copa del Mundo 2019. Hace tres años, en este mismo periódico, Saiz explicaba que veía su estancia en la NCAA como un trampolín "para saltar a un equipo grande". ¿Se ha cumplido ese deseo? "Se ha cumplido", responde sin pensarlo el pívot tras uno de los entrenamientos de la selección en la preparación del EuroBasket.

Por qué no se quedó en el Estudiantes

"Hablé con directivos y con miembros del cuerpo técnico (del Real Madrid). Todo el mundo está muy contento y con ganas", continúa Saiz, que explica que el Madrid, equipo por el que pasó cuando era niño, le seguía desde hace tiempo y que cuando le llegó la oferta no se lo pensó. "Es un grandísimo club", afirma. El Madrid no es el único grande que se interesó por él. El FC Barcelona se puso en contacto con Saiz, pero el momento no era el idóneo, si no, quizá hubiera acabado jugando en el Palau Blaugrana. "Más que una oferta era una proposición, pero en ese momento no podía porque seguía jugando allí. No era el momento adecuado".

Saiz aclara los motivos por los que no acabó jugando en el Estu, el equipo que tenía su derechos desde su marcha a Estados Unidos y con el que firmó una oferta cualificada. El equipo estudiantil contaba con él, pero en unas condiciones deportivas que no eran las mejores en este momento de su carrera. "Me lo planteé (jugar en el Estduiantes). Era el club del que venía. Pero tenían una plantilla con cinco interiores y no iba a tener espacio para poder jugar. E imagínate, primer año en que vuelves, pasas a profesional, lo que quiere un jugador son minutos y oportunidades de juego. Y por eso no pudo ser". El Estu se quedó sin un jugador prometedor, pero ingresó 100.000 euros.

¿Y qué jugador ficha el Real Madrid? "Un guerrero al que no le gusta perder a nada de lo que hace", responde Saiz. "Básicamente soy muy buen reboteador, juego muy bien dentro. Pero tengo que jugar de cuatro más abierto y tengo que adaptarme a todos esos estilos de juego con 'spacing', poner la bola en el suelo es algo que tengo que seguir trabajando. Estoy dispuesto a ello y lo voy a sacar", explica el pívot, al que se le notan los cinco años (uno en el instituto y cuatro en la universidad) en Estados Unidos: las palabras en inglés salpican su discurso.

Sebas Saiz jugó cuatro años en la Universidad de Mississippi. (@OleMissMBB)
Sebas Saiz jugó cuatro años en la Universidad de Mississippi. (@OleMissMBB)

Morgan Freeman, el novio de su profesora

En Oxford, ciudad donde está situada la Universidad de Mississippi, Saiz se convirtió en un ídolo. Promedió más de 15 puntos y 11 rebotes en su año senior y batió el récord de rebotes del equipo en una temporada (409, solo dos menos que los que consiguió Shaquille O'Neal en la misma conferencia hace 25 años). Ningún otro jugador español ha tenido una carrera universitaria como la suya. También se hizo amigo del actor Morgan Freeman, aunque el motivo tiene que ver más con lo académico que con lo deportivo.

"Morgan es de un pueblo cerca de Oxford. Su novia era profesora mía y yo era un buen estudiante. Siempre nos habíamos llevado bien y un día me dijo que iban a ir ella y Morgan a un partido. Y justo se pusieron detrás del banquillo. A partir de ahí empezamos a hablar y continuó viniendo a los partidos. He ido a cenar con él muchas veces, y la verdad es muy buena gente", explica.

"Aquí la gente no se imagina cómo es el tirón del baloncesto universitario en Estados Unidos: la televisión, el tamaño de los pabellones, la multitud de gente que hay, los días de 'media day', las entrevistas... Todo eso es algo que la gente no percibe. Y luego algo que también se lleva mucho allí son los temas de 'community service'. Aquí un jugador de baloncesto va a lo suyo, hace su trabajo y ya. Allí estás más involucrado en la comunidad", comenta.

A esa comunidad pertenece también Marc Gasol: entre Oxford y Memphis hay solo 50 km. "En esa zona, Marc es como dios", dice Saiz, que califica como "una sensación increíble" poder entrenar y aprender de él y el resto de la selección. "Poder estar aquí te pone a un nivel mucho más alto y te da una exposición que no todo el mundo tiene", dice. Con el Real Madrid, el efecto se amplifica: Saiz ya no volverá a ser un desconocido en España.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios