no jugará el eurobasket con la selección

Qué le espera a Llull tras su lesión: de 7 a 9 meses en los que su cabeza será clave

Dos traumatólogos que tratan lesiones similares en jugadores de baloncesto explican el proceso que le espera al jugador del Real Madrid, que se rompió este miércoles el ligamento cruzado anterior

Foto: Sergio Llull se lesionó en el primer cuarto del España-Bélgica disputado este miércoles en Tenerife. (EFE)
Sergio Llull se lesionó en el primer cuarto del España-Bélgica disputado este miércoles en Tenerife. (EFE)

Quedaban 30 segundos del Iberostar Tenerife-UCAM Murcia, disputado el 11 de diciembre de 2016, cuando Javier Beirán se rompió. Saltó a por un rebote y en la caída se lesionó. Mismo diagnóstico, rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) de la rodilla derecha, y mismo escenario, el Santiago Martín de La Laguna, que Sergio Llull, que este miércoles se lesionó en el segundo amistoso de la selección. Ocho meses después, el alero madrileño, que estaba este miércoles en el pabellón viendo el España-Bélgica, afronta la última fase de su recuperación. Su caso sirve de ejemplo para explicar lo que le espera al madridista: un proceso largo en el que el estado de su cabeza será casi tan importante como el de su rodilla.

"No tiene por qué haber problemas. Hay muchos jugadores que están jugando con el ligamento roto", comenta a este periódico Cristóbal Rodríguez, exjugador de baloncesto, traumatólogo y expresidente de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte y de la Asociación Española de Médicos de Baloncesto. Por su consulta han pasado muchos deportistas con lesiones de rodilla, uno de los últimos Beirán, al que operó el pasado mes de diciembre.

"(La rotura del LCA) Es una lesión importante, pero a esos niveles, con la cirugía correcta y una buena rehablitación, el deportista se recupera bien. Hace 20 o 30 años mucha gente se retiraba, ahora no", explica. "Normalmente las lesiones se producen, como en el caso de Llull, por un mecanismo indirecto, un fallo de la rodilla, no por un traumatismo. Es la causa más fecuente de todas. En ese momento se pone en tensión el ligamento y falla. Se produce un esguince del ligamento lateral interno de la rodilla, que se abre más, y se produce la rotura del LCA".

Sergio Llull, momentos después de lesionarse este miércoles en el España-Bélgica disputado en Tenerife. (EFE)
Sergio Llull, momentos después de lesionarse este miércoles en el España-Bélgica disputado en Tenerife. (EFE)

La operación

Llull será sometido a más pruebas este jueves en Madrid que determinarán el alcance exacto de la lesión, pero Rodríguez indica que en un jugador de baloncesto la cirugía es inevitable porque el ligamento "no pega solo". "Hay que hacer una plastia, que es sustituir ese ligamento que no se puede suturar por otro, si no en cualquier movimiento que hagas fuera de control te falla la rodilla y no puedes jugar".

Hay dos tipos de cirugía, explica Rodríguez: el autoinjerto y el aloinjerto. Para las primeras lesiones se suele utilizar la primer técnica, para la que se cogen los tendones de la pata de ganso, en la parte de atrás de la rodilla, o una parte del tendón rotuliano. "El aloinjerto se utiliza más en una recaída, porque el deportista no tiene tejido propio", apunta el exjugador del Real Madrid, donde permaneció 13 temporadas.

Otro aspecto importante es cuándo realizar la intervención. "Hay varias escuelas. Generalmente se espera a que se enfríe un poco la rodilla. No ganas tiempo por operar cuanto antes. Nosotros esperamos entre dos y tres semanas a que pase el dolor y el esguince", dice. Javier Beirán se fue operado el 28 de diciembre, 17 días después de lesionarse.

La rehabilitación

Después de la operación, a Llull le esperan "entre siete y nueve meses para volver a jugar", afirma Rodríguez, aunque el período de baja puede variar. "La fase rehabilitación tiene tres momenos: recuperar la movilidad, recuperar la fuerza y luego la propioceptividad, que son los movimientos laterales y de equilibrio. Después empiezas a hacer técnica individual en el quinto o sexto o mes y a incorporarte al grupo en el séptimo u octavo. También depende de cada jugador y de que no haya lesiones concomitantes, porque a veces en el momento de la ciugía se ve que también está roto el menisco".

"Todo depende un poco de cómo quede la operación y los primeros meses de la recuperación, la elasticidad del nuevo ligamento (o de trozo de ligamento) que le pongan", comenta Pedro Montesdeoca, traumatólogo y médico del Herbalife Gran Canaria. Llull va a tener a su disposición los mejores profesionales para recuperarse. "Todos los equipos importantes tienen buenos fisioterapeutas y buenos rehabilitadores", afirma Rodríguez.

La importancia de la cabeza

En la rehabilitación, la actitud del jugador será tan importante como el trabajo físico, apuntan los dos traumatólogos. "Es fundadamental. El mismo cirujano opera con la misma técnica a dos deportistas del mismo deporte y no se sabe por qué uno se recupera perfectamente y otro no. Influye muchísimo el deportista y su mentalidad", dice Rodríguez, que califica a Llull como un ganador, y eso le puede ayudar a superar los momentos bajos en la rehabilitación, que los tendrá. El primer paso ya lo dio el mensaje que tuiteó poco después de lesionarse y que rezaba "¡Volveré!".

De vuelta al ejemplo de Javier Beirán, el madrileño está ahora mismo en la última fase, realizando cambios de dirección. En pocos días, con el inicio de la pretemporada, comenzará a entrenarse con el grupo. En su caso, las fechas le han beneficiado: la recta final de su recuperación coincide con las vacaciones. "Va a poder empezar la temporada al mismo ritmo, cosa que Llull tendrá más complicado, porque el final de su rehablitación y su vuelta coincidirá con el final de la temporada, cuando el Real Madrid se esté jugando todo", indica Rodríguez.

En los primeros meses tras su vuelta, Llull seguramente sentirá miedo, algo bastante habitual, dicen ambos médicos. "Las estadísticas indican que hasta un año después de la cirugía no 'se olvida' la rodilla", expone Rodríguez. "Todos los jugadores que he tratado con esa lesión tienen ese miedo, esa sensación de que la rodilla se le va y que tarda en quitarse. Todos te relatan eso, la sensación de que la rodilla se le va", explica Montesdeoca. "Pero para Llull, con la fuerza que tiene y todo lo que tiene alrededor, eso no será un problema. Tiene mucho genio".

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios