Talento e irreverencia: Musa, el otro Doncic
  1. Deportes
  2. Baloncesto
el joven jugador bosnio también tiene 17 años

Talento e irreverencia: Musa, el otro Doncic

El madridista no es el único jugador nacido en 1999 que está subiendo escalones de dos en dos en el baloncesto europeo. Musa, jugador del Cedevita croata, también asombra con sus actuaciones

placeholder Foto: Musa durante un partido con el Cedevita en la Euroliga de la temporada pasada (Imago)
Musa durante un partido con el Cedevita en la Euroliga de la temporada pasada (Imago)

Un día antes de que Luka Doncic asombrara a todos con el mejor partido de su incipiente carrera (23 puntos, 11 asistencias y 4 rebotes contra el Montakit Fuenlabrada), otro ejemplo de precocidad brillaba al otro lado de Europa. En Zagreb (Croacia), Dzanan Musa anotó 26 puntos en el triunfo de su equipo, el Cedevita, contra el Olimpia de Liubliana por 102-87. El joven jugador bosnio también se salta etapas en su camino hacia el estrellato, pero entre él y el madridista hay diferencias sustanciales.

Los dos están considerados los mayores talentos de la generación de 1999 (Doncic nació en ferbrero y Musa, en mayo). Ya era así antes de esta temporada, pues llevan años haciendo mucho ruido, ya sea con las selecciones o con sus equipos. Musa fue elegido 'MVP' del Campeonato de Europa sub-16 de 2015 que ganó Bosnia tras promediar 23,3 puntos, 9 rebotes y 6,3 asistencias. Para entonces ya había dejado su país y se había marchado al Cedevita, equipo que juega la Liga Adriática. Con el equipo croata jugó la Euroliga la temporada pasada, igual que Doncic, y en esta participa en la Eurocup.

Los 26 puntos que anotó contra el Olimpia.

Musa, alero de 2,04 metros, promedia 8,4 puntos en 14 minutos de juego en la Liga Adriática, mientras que en la Eurocup anota 4,1 en casi el mismo tiempo en pista. Los números del bosnio impresionan para su edad, pero, sin restar valor a lo que hace (muy pocos jugadores de 17 años son capaces de hacerse un hueco en el profesionalismo), el rendimiento de Doncic no tiene comparación. El madridista es, por ahora, un jugador más completo que anota, asiste y rebotea y que tiene un rol importante en uno de los mejores equipos de Europa, con rivales exigentes cada tres días en Euroliga y Liga Endesa.

A la NBA en 2018

Otra diferencia con Doncic son los planes de futuro. El esloveno no ha dicho nada de una posible marcha a la NBA, mientras que Musa ya ha anunciado que se presentará al 'draft' en 2018. Antes de esa fecha, los jugadores nacidos en 1999 no pueden hacerlo. De momento, la previsión de la web especializada 'DraftExpress' lo coloca en el puesto 9, mientras que Doncic aparece en el 3. En el informe que analiza su juego se detallan sus fortalezas, como su tiro y su manejo de balón, y también sus debilidades, como sus problemas en defensa o su carácter, un punto preocupante. "Serias preocupaciones sobre su actitud. Ha realizado algunas declaraciones controvertidas en la prensa que indican falta de humildad y conciencia de sí mismo", puede leerse.

"Musa será un grandísimo jugador o un mediocre, no veo término medio", afirma su entrenador

El pasado mes de septiembre, en un Bosnia-Rusia del Preeuropeo (ya ha debutado con la selección absoluta) primero se encaró con el ruso Mozgov y en la jugada siguiente exageró un contacto recibido, lo que provocó que Teletovic, el capitán del equipo, le recriminara su actitud. Musa acabó llorando y Teletovic apartado del equipo porque el seleccionador se puso de parte del joven. Ambos jugadores lo arreglaron después, pero el episodio fue el mejor ejemplo de la irreverencia con la que anda Musa.

El temperamento es, quizá, la principal diferencia entre él y Doncic, al que no se le ha visto un mal gesto en su año y medio en el primer equipo del Real Madrid, ni siquiera una protesta exagerada a los árbitros. Del esloveno se destaca precisamente lo centrado que está. Con Musa la cosa es diferente. Su entrenador en el Cedevita, Veljko Mršić, sabe que tiene en su equipo un jugador especial, con mucho talento, pero también con una cabeza aún por amueblar. "Si no se adapta (a jugar en equipo), tendrá pocos minutos", dijo a la revista 'Gigantes', antes de ser muy contundente cuando le tocaba hablar sobre su futuro: "Musa será un grandísimo jugador o uno mediocre, no veo término medio".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Luka Doncic
El redactor recomienda