Jugar en Europa nunca estuvo tan barato para los equipos de la ACB
  1. Deportes
  2. Baloncesto
diez equipos disputan competición europea

Jugar en Europa nunca estuvo tan barato para los equipos de la ACB

La guerra entre la Euroliga y la FIBA ha aumentado las opciones de participación en competición europea para los equipos españoles. Ni siquiera es necesario meterse en 'playoffs'

Foto: El Fuenlabrada perdió contra el ALBA Berlin en la primera jornada de la competición (Imago)
El Fuenlabrada perdió contra el ALBA Berlin en la primera jornada de la competición (Imago)

La época en la que solo los campeones de liga y copa jugaban competiciones europeas hace ya mucho tiempo que pasó. El nivel de cada país marca su representación a nivel internacional. Lo sabe muy bien la ACB, la liga más importante de Europa. Durante años ha disfrutado de una posición destacada que esta temporada ha alcanzado un nuevo nivel. Con el debut del Iberostar Tenerife este martes en la Basketball Champions League y del Bilbao Basket y el Unicaja el miércoles en la Eurocup, serán 10 los equipos españoles en competiciones europeas, un 62% de los 17 participantes de la Liga Endesa.

Este es el reparto por las tres competiciones (hay una cuarta, la FIBA Europe Cup, sin represetanción española):

- Euroliga: Baskonia, FC Barcelona y Real Madrid (los tres con un contrato que les asegura la plaza sea cual sea su resultado en la ACB).

- Eurocup: Dominion Bilbao Basket, Herbalife Gran Canaria, Montakit Fuenlabrada, UCAM Murcia, Unicaja y Valencia Basket.

- Basketball Champions League: Iberostar Tenerife.

De esos diez equipos, el Bilbao y el Tenerife ni siquiera se metieron en 'playoffs' la temporada pasada. La causa de esa generosidad es la guerra (todavía abierta) entre la Euroliga y la FIBA. La Euroliga entró en una nueva era con el formato de los 16 equipos y 30 jornadas y la federación internacional creó la Basketball Champions League, una competición de un nivel mucho menor al que aspiraba, pero que consiguió la adhesión de los clubes franceses, italianos, griegos y turcos e hizo perder equipos a la Eurocup, que al final tuvo que cambiar su formato para adaptarse. Bilbao Basket y Fuenlabrada recibieron una invitación y se sumaron a los otros cuatro equipos españoles ya clasificados. También fue invitado el Iberostar Tenerife, que prefirió jugar la Champions League. La ACB firmó un acuerdo con la Euroliga (que organiza también la Eurocup), pero dio libertad a sus equipos para elegir qué competición disputar.

El objetivo de jugar la Euroliga

Tanto Unicaja como Valencia mostraron su rechazo a la nueva Euroliga porque le cerraba las puertas. El equipo malagueño había jugado todas las ediciones y el valenciano, que lleva años intentando conseguir una de las licencias, había participado tres veces, la última hace dos temporadas. Su incorporación a la Basketball Champions League habría sido un importante impulso para la competición de la FIBA, pero ambos decidieron seguir bajo el paraguas de la Euroliga y jugar la Eurocup. ¿Por qué? Porque es una competición de mayor nivel que además tiene un gran premio para el ganador: jugar la Euroliga.

España ya sabe lo que es ganar la Eurocup. Es, junto a Rusia, el país con más títulos de la Eurocup (5), entre ellos 3 del Valencia Basket, el equipo más laureado. El equipo 'taronja' es uno de los favoritos de una competición más débil que en los últimos años, pero que tiene aún cuenta con equipos como el Khimki, el Lokomotiv Kuban o el Bayern Múnich que entrena Sasha Djordjevic. Si un equipo español gana la Eurocup, la ACB pasará en un año de tener tres represetantes en la Euroliga a tener cinco. El acuerdo firmado otorga a partir de la próxima temporada una plaza al mejor clasificado de la Liga Endesa que no tenga Licencia A. Jugar en competición europea nunca ha estado tan barato, y así seguirá siendo mientras se mantenga la división actual.

El premio por ganar la Euroliga es menor que lo que gana un participante de la Champions League de fútbol por una victoria en la primera fase

Los premios siguen siendo bajos

Otra cosa es que jugarla sea rentable, al menos económicamente. Los premios son, en general, bajos. Incluso los de la Euroliga, que este año repartirá 36 millones, bastante más que los 14 del curso pasado. Supongamos que el Real Madrid se proclama campeón de Europa con un porcentaje de victorias en la liga regular similar (un 79%) al que consiguió en el título de hace dos años en la primera fase y el Top 16. Eso supondría unos ingresos de 960.000 euros (40.000 por cada una de los 24 triunfos), a los que habría que sumar 210.000 por las tres victorias en el 'playoff' (70.000 por cada una) y un millón de euros por el título. En total, 2,17 millones de euros (no están incluidos los ingresos por los derechos de televisión).

Hay jugadores en la plantilla con sueldos superiores a esa cifra, igual que sucede en otros grandes equipos de la competición (Fenerbahçe, CSKA de Moscú, FC Barcelona). Las diferencias con el fútbol son sonrojantes: el premio por ganar la Euroliga es medio millón menos que lo que gana un participante de la Champions League por una victoria en la primera fase.

La Eurocup distribuye 1,3 millones, 10.000 euros a cada participante en la primera fase, 20.000 por cada victoria en el Top16, 30.000 en cuartos de final, 50.000 en la semifinal y 200.000 para el vencedor (el segundo se lleva 100.000). La Basketball Champions League da bastante más dinero (4,4 millones de euros, incluidos 100.000 a cada participante para cubrir la producción televisiva y medio millón para el ganador), pero no tiene el premio final de la Eurocup, el gran atractivo de la segunda competición de la Euroliga.

Noticias de Unicaja Valencia Basket