entrevista con el director ejecutivo de la euroliga

Jordi Bertomeu: ''La propiedad de la Euroliga por los clubes es innegociable. Una línea roja''

El consejero delegado de la Euroliga repasa el conflicto con FIBA por el control de las competiciones de clubes. Afirma que no hay posibilidades de que haya dos competiciones al máximo nivel en 2016

Foto: Bertomeu opina que la propuesta de FIBA está anclada en el pasado (Getty Images)
Bertomeu opina que la propuesta de FIBA está anclada en el pasado (Getty Images)

La ruptura amenaza de nuevo al baloncesto europeo, quince años después de la división entre la Suproliga y la Euroliga por el conflicto entre la FIBA y los clubes. Durante todo ese tiempo, las dos partes, que llegaron a un acuerdo en 2001, se las han arreglado para colaborar, y las competiciones de clubes han vivido en una paz que ahora puede desaparecer.

El conflicto comenzó con el nuevo calendario que aprobó la FIBA, que incluye partidos de selecciones durante la temporada, y ha acabado en una lucha por las competiciones de clubes. La FIBA quiere recuperar el control, y ya ha dado varios pasos: ha creado una competición de segundo nivel y ha presentado a los clubes una propuesta para otra de primer nivel a partir de 2016. La respuesta de los clubes, a través de una carta, ha sido negativa, pero la partida aún no ha terminado.

Esa carta la firmaban representantes de los once clubes con Licencia A y el director ejecutivo de la Euroliga, Jordi Bertomeu, que atiende a El Confidencial para explicar su versión. Bertomeu recrimina a la FIBA sus críticas a la gestión de la Euroliga, califica de "anclada en el pasado" su propuesta y avisa de que los clubes seguirán siendo los dueños de la competición.

Pregunta: ¿Habrá dos competiciones europeas del máximo nivel a partir de 2016?

Respuesta: No, eso es imposible. No hay ninguna posibilidad de que eso ocurra.

P: ¿No le da ninguna posibilidad de éxito a los movimientos que está haciendo FIBA?

R: No le doy credibilidad porque los que constituyen el alto nivel al que has hecho referencia son un número reducido de clubes, que son los propietarios de la Euroliga. Y por tanto, estos señores ya han dicho que lo que empezaron hace 15 años con muchos esfuerzos y que ahora empieza a dar sus frutos, no están dispuestos a que ahora venga alguien y diga que se lo queda. En base a lo que ellos han dicho hace unos días, respondo con esta contundencia: no veo ninguna posibilidad de que haya dos competiciones europeas de alto nivel.

P: ¿Ha molestado en la Euroliga que la FIBA se reuniera con ocho clubes y no con una representación de la competición, en este caso usted?

R: Yo no diría molestia. Cada uno coge el camino que cree más conveniente. Diría que el resultado después de las entrevistas no ha sido muy exitoso, no ha sido un movimiento muy hábil porque la reacción no ha sido positiva. Y hay que juzgar las cosas por los resultados. Los clubes tienen claro estos principios. Al final no es tanto cómo se hace, sino qué es lo que se hace. Y el cómo es importante, pero la esencia continúa siéndolo más. Y la esencia es que, en el año que estamos, que alguien que no tiene ninguna responsabilidad, como es una federación, quiera controlar una liga profesional y hacerse la propietaria de algo que pertenece a los únicos que arriesgan dinero, que son los clubes, es muy difícil que ocurra. Volver ahora a un modelo de hace 15 años no es muy sexy para los clubes, por hablar claro. ¿Ir a hablar a los clubes? No tengo nada que decir. Yo he hablado con muchas federaciones. El diálogo siempre es bueno. Lo importante es lo que se explica. Si la propuesta que tienes es una propuesta anclada en lo que pasaba hace 15 años, pues no puedes esperar que vaya a ir muy bien.

P: La respuesta de Euroliga en la carta enviada a FIBA sí que abre la puerta a una posible negociación o estudio de las propuestas a partir de noviembre. ¿Por qué a partir de noviembre? ¿Y qué cree Euroliga que puede aprovechar de lo que propone FIBA?

R: Lo que es fundamental es que la gente tiene que hablar. Como principio, el diálofgo hay que tenerlo en primera posición. Hablar en noviembre es claramente porque no hay ninguna prisa de hablar de esto ahora. Hay una competición que se va a poner en marcha y cuando empice a correr ya hablaremos. Las cosas que hay que hablar son muchas. El tema fundamental sobre el que FIBA no ha querido hablar, y de donde sale toda esta situación, es un calendario. Eso es sobre lo que FIBA nunca ha querido hablar. Ha mandado su idea de calendario hace cuatro años, a nadie le ha gustado en el mundo de los clubes, y ellos nunca han querido hablar de esto. Los clubes y las ligas han planteado tres alternativas y FIBA nunca ha querido hablar de esto. A partir de noviembre será momento de hablar de esto porque ya no podemos esperar más. El 2017 está a la vuelta de la esquina. Necesitamos tener un acuerdo con FIBA, porque ir a un modelo de competiciones, a partir de 2017, donde los mejores jugadores no van a estar, donde los jugadores de la NBA que no vayan no pasará nada y los de la Euroliga vayan a ser sancionados... Esto hay que aclararlo.

Que una federación quiera hacerse la propietaria de algo que pertenece a los únicos que arriesgan dinero, que son los clubes, es muy difícil que ocurra

P: Hace unos meses, Patrick Baumann, secretario general de FIBA, dijo en una entrevista en Mundo Deportivo que cuentan con el apoyo de NBA para la reforma del calendario. Hablaba de una fórmula en la que los jugadores NBA no jugarían en la ventana de febrero/marzo y serían descargados en verano. Euroliga tienes acuerdos con NBA, organiza partidos todos los años con ella. ¿Le consta que la NBA apoya a la FIBA en todo este asunto?

R: Es evidente que la apoya. Y nosotros también la apoyaremos si nos da las mismas condiciones. La NBA apoya la propuesta de la FIBA precisamente porque no le afecta. Lo primero que ha hecho FIBA es que no le afecte a la NBA. Y no solo no le afecta porque los jugadores NBA no tienen la obligación de ir a la selección como los del resto del mundo, que es la primera discriminación, sino porque cuando vayan tendrán una aseguración completa sobre cualquier riesgo. Y porque se sabrá cuántos días de la semana y cuántas horas van a entrenar, la preparación física que van a hacer... Todo esto, autorizado por la NBA. Los jugadores del Barcelona y el Real Madrid no van a tener ese trato. Claro que la NBA apoya este proyecto, es muy lógico. Yo también lo apoyaría. Pero está basado en el hecho de que no está afectada por esto. No está afectada por las ventanas y cuando ceda esos jugadores lo va a hacer en unas condiciones en las que ningún entrenador va a poder plantear unas propuestas de entrenamientos que no tengan en cuenta lo que la NBA ha permitido que se haga. Estas son las reglas que hay, que a mí me parecen miu lógicas, pero para todo el mundo.

P: FIBA culpa a la Euroliga de no aprovechar todo el potencial del baloncesto en Europa, de estar perdiendo terreno con otros deportes y de que su gestión económica dista mucho de ser la ideal. Apuntan a la diferencia en los derechos de televisión de la Euroliga con las máximas competiciones europeas de otros deportes. ¿Qué tiene que decir a eso?

R: Yo lo que haría es mirarme a mí mismo. Compararía los recursos económicos de la Copa del Mundo con los del Mundial de fútbol, el EuroBasket con la Eurocopa... Y ahí hay un abismo tan tremendo; cuando se habla de los clubes no se puede esperar que sea distinto. Aquello que la FIBA gestiona está a años luz de sus homólogos en otros deportes. Y por tanto no debería poner el grito en el cielo cuando el resto del baloncesto está en esta situación. En realidad, los datos de la Euroliga son datos que ellos no han conseguido para sus competiciones nacionales. Hemos tenido una Copa del Mundo en España con unos beneficios fiscales tremendos dados por el Gobierno de España, y los beneficios de FIBA son el 50% de los beneficios de la Euroliga en una temporada. Decir esas cosas está muy bien, pero ¿con qué autoridad lo dicen? ¿Qué han demostrado? Nosotros cuando hablamos no hablamos de ellos, hablamos de lo que hemos hecho. De dónde lo cogimos, donde lo dejaron ellos, a dónde lo dejamos. ¿Que nos gustaría estar más lejos? Evidentemente. ¿Que creemos que se puede crecer mucho? Evidentemente. Pero no se puede decir que se hace mal cuando uno lo está haciendo peor.

FIBA hoy está muy lejos de lo que hace la Euroliga. Y todos estamos dispuestos a ayudarle si es necesario

Las cosas hay que ponerlas blanco sobre negro. ¿Que se puede mejorar? Seguro. ¿Que nos gustaría trabajar con FIBA para mejorar? También. Pero cuando se dicen estas afirmaciones uno tiene que partir de donde está, y la FIBA hoy está muy lejos de lo que hace la Euroliga. Y todos estamos dispuestos a ayudarle si es necesario. Decir que el baloncesto va mal... a lo mejor deberían mirarse ellos y tratar de corregir lo que en casa no está funcionando bien.

P: ¿Entiende que los clubes puedan verse atraídos por la propuesta de FIBA? Propone un aumento del 50% desde el primer año en los ingresos de los equipos.

R: Absolutamente. Pero la gran grandeza que tiene la Euroliga es que no es una entidad extraña a la clubes: la Euroliga son los clubes. Por tanto tienen que decidir qué quieren hacer con su futuro: si lo quieren continuar gestionando ellos a través de su empresa o si se lo quieren dejar a un tercero porque creen que es más rentable. Es un debate muy legítimo. Pero en el debate hay otros elementos que no son la economía. Quién controla el producto, quién controla la competición, quién toma las decisiones. Hoy, los clubes toman las decisiones, por eso ha crecido. Y en la propuesta económica de FIBA va implícito que en el futuro los clubes no tomarán ninguna decisión. Hoy los clubes son los propietarios del 100% de su compañía; sólo poquísimos van a tener una minoría en FIBA y ninguna capacidad de decisión. Si el modelo está basado en el mundo federativo, los clubes tendrán que decir algo, porque al final son ellos los que invierten en todo esto. El 90% de la economía del baloncesto la generan los clubes.

P: Por el inicio de su respuesta deduzco que la propiedad de la competición por parte de los clubes es algo que también está abierto a posibles debates.

R: El debate está absolutamente abierto en todos los aspectos que los clubes quieran debatir. 

P: Se lo pregunto de otra manera: ¿la propiedad por parte de los clubes es innegociable?

R: Esta puerta está absolutamente cerrada. Es una línea roja. Por eso decía que la economía no lo es todo. La economía ya se ha visto que crece. Nada en baloncesto, excepto la NBA, ha crecido como la Euroliga, incluida la FIBA. De la misma manera que yo no puedo enseñarle nada a la NBA, que me parecería una cosa absurda, me parece curioso que FIBA quiera enseñar cuando no lo está haciendo mejor. Está claro, los clubes lo han manifestado en una carta dirigida a FIBA, que la propiedad de la competición hoy no se puede discutir. Se pueden discutir fórmulas, calendarios, reglas y llegar a acuerdo con FIBA, que es la federación internacional. Pero la propiedad de la competición, después de 15 años, ya no es un tema que se discuta.

La propiedad de la competición, después de 15 años, ya no es un tema que se discuta

P: ¿Reconoce la Euroliga que ha hecho algo mal en los últimos años? Muchos aficionados no entienden el sistema de Licencias, y otros que lo entienden no lo comparten. Los partidos de los viernes también han provocado críticas. ¿Hay cosas mejorables?

R: Sin duda que hemos cometido errores, eso lo reconozco de entrada. Otra cuestión es que los temas que planteas sean opinables. Si hablamos de jugar los viernes, entiendo que alguien le pueda molestar, pero el resultado es que la audiencia de televisión ha subido un 15% y que los campos están más llenos porque los viernes van las familias. No sale de los aficionados esa opinión, porque su respuesta ha sido espectacular. Los datos dicen que ahí no nos hemos equivocado.

Si hablamos de las licencias, también cada uno tiene sus opiniones, pero al final los mismos a los que no les gustan las licencias les encanta la NBA, que es cerrada. Hay gente que ha atacado el tema de licencias y cuando FIBA ha planteado el mismo sistema que nosotros, no han hecho ninguna crítica. Pero es un tema opinable. La gente entiende más fácil que el primero y el segundo de cada competición vayan a las competiciones europeas. Es evidente que es más fácil.

La Euroliga celebró en mayo en Estambul su 15º aniversario
La Euroliga celebró en mayo en Estambul su 15º aniversario

"Hemos explicado muy mal las licencias"

P: La Euroliga tiene un sistema de licencias, FIBA propone también ocho equipos fijos. ¿Es inviable el baloncesto masculino europeo al máximo nivel sin un sistema de licencias?

R: Viable es todo. El problema es que nosotros tenemos unas circunstancias distintas al fútbol. Nosotros no somos el fútbol en muchas cosas. Entre otras cosas porque tenemos un espejo que se llama NBA, que el fútbol no lo tiene. En el fútbol hay grandes ligas nacionales, y en el baloncesto hay grandes equipos. Estos son los mimbres con los que tenemos que trabajar. En fútbol ya han tenido que resolver en parte esta situación, porque también el fútbol necesita los grandes nombres. Su sistema es dar más plazas a los países grandes para evitar que un Manchester United o un Barça se queden fuera. Es una manera de hacer que los grandes clubes estén. El fútbol lo ha resuelto de una manera y nosotros con un sistema mixto en el que los que queremos que estén, están, pero tenemos espacio para que los países importantes en baloncesto también puedan estar. No es una gran diferencia con la Champions.

La controversia al final es sólo teórica. En la práctica, y nadie lo puede negar, ningún equipo que haya quedado campeón en las ligas europeas, o subcampeón en el caso de las grandes, ha dejado de jugar. En España, el sistema de licencias ha sido muy criticado. Pero nadie me ha podido responder a la pregunta de cuándo un equipo que ha quedado primero o segundo no ha jugado la Euroliga. No lo pueden responder porque no ha ocurrido. Siempre ha jugado la Euroliga, se llame Valencia o se llame Bilbao. Lo hemos explicado muy mal, pero el fondo del sistema es garantizar tener los nombres que necesitas y dar cancha deportiva al que se lo merece. El efecto práctico es que después de tantos años es que nadie que lo ha merecido se ha quedado fuera. Si se me dice 'es que soy el cuarto de España y no he ido'... Que el cuarto de España tenga que ir no está inscrito en ningún sitio.

¿Por qué necesitamos once equipos con una cierta estabilidad? Porque el baloncesto necesita de inversiones. Y es imposible conseguir mejorar nuestras infraestructuras si no damos horizonte. Hemos conseguido 32 pabellones nuevos o reformados sobre la base de la estabilidad. Si no, nadie hace un pabellón si no sabe que va a jugar. Para que la liga sea reconocible, para que nuestros partners de televisión sepan en qué están poniendo el dinero, necesitamos un grupo de clubes estable. Y esa es la filosofía de las licencias. A nadie se le ocurre pensar que en Wimbledon Nadal tiene que hacer una previa.

P: Pero en el tenis puede perder su ranking y tener que jugar una fase previa.

R: Exactamente igual a la Euroliga. Tres clubes han perdido su estatus por el ránking.

P: Varios clubes han anunciado que van a jugar la nueva competición de FIBA y no la Eurocup. Argumentan que no tienen menos gastos.

R: ¿Cuántos equipos han renunciado a jugar la Eurocup? Sólo un equipo de 36 ha renunciado. Es el Nymburk, de la República Checa. Y te explico por qué: el presidente del club es el presidente de la federación, con lo cual ya no hago más comentarios. El otro equipo que ha renunciado es un equipo lituano, el BC Juventus. Me llamó el presidente de la federación, que es Sabonis, y me dijo que no pueden jugar la Eurocup porque el pabellón que tiene es pequeño. No ha habido más bajas de momento.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios