La hoja de ruta de España tiene a China en el penúltimo obstáculo hacia las medallas
  1. Deportes
  2. Baloncesto
las semifinales en juego a las 15:15 horas

La hoja de ruta de España tiene a China en el penúltimo obstáculo hacia las medallas

Laia Palau, capitana de la Selección Española femenina, atiende a 'El Confidencial' antes del decisivo partido de cuartos de final del Mundial contra China

Foto: Laia Palau, con más de 200 partidos internacionales, es la capitana del equipo (Foto: FEB)
Laia Palau, con más de 200 partidos internacionales, es la capitana del equipo (Foto: FEB)

España tenía un plan. La preparación para el Mundial de Turquía no comenzó en el 26 de agosto en Águilas, con el inicio de la concentración final para la cita mundialista, sino unos meses antes. LaSelección Española femenina realizó tres miniconcentraciones entre mayo y julio.La primera, el reencuentro tras el oro del EuroBasket 2013, fue en mayo en Guadalajara. La segunda, un mes después, en Torrejón de Ardoz. Y la tercera, en Pozuelo de Alarcón. En cada una de ellas, el seleccionador, Lucas Mondelo, dejó claro a sus jugadoras cuál era la hoja de ruta en el campeonato: quedar primeras de grupo, evitar el peligroso cruce de octavos y conseguir un rivalasequibleen cuartos. Dicho y hecho. Hasta ahora,el plan se ha cumplido a la perfección: victorias ante Brasil y la República Checa, ya eliminados, y Turquía o Serbia en el horizonte. Pero antes llega China.

"¿Que sepuede perder? Se puede perder. En los partidos de cuartos esasí", comenta Laia Palau, capitana del equipo, en conversación con El Confidencial. "Pero tenemos muy claro que hemos hecho lo que teníamosque hacer: no tenemos delante a Estados Unidos, a Turquía enTurquía, a Australia, a Francia... Estamos muy contentasporque esteera nuestro primer peldañito.Pero no hemos hecho nada aún. Hasta que no pasemos los cuartos,lo que hemos hecho hasta ahora no habrá valido de nada", advierte. Las españolas se juegan este viernes(15:15) la clasificación parasemifinales.

En un torneo preparatorio jugado en Minsk (Bielorrusia), España ya venció a China por 58-55, pero el partido que se jugará en Estambul será diferente. Lo diceMondelo, que conoce muy bien a las rivales en cuartos: es el entrenador delShanxi Rui Flame, campeón chino. "Él se pasa el año allí, con lo cual está claro quetoca muy decerca a las chinas. Las hemos visto.No es un equipo que nosvenga de nuevas. Lo más importantees lamentalidad con la que afrontemos el partido", explica Palau, que califica el partido como "la primera final" del campeonato y describe el juego del rival, basado en el tiro de tres, su constante movilidad y su capacidad para seguir jugando a lo mismo vaya como vaya el partido: "Lo vimos contra Bielorrusia,que parecía queiba a ganar y las chinas a losuyo, pum, pum, y al final acabaron ganando el partido. Nonos podemos despistar".

Vídeo:Resumen de la victoria contra la República Checa

Pero si las chinas corren mucho, las españolas no se quedan atrás, especialmente en defensa, una de las claves del excelente papel que están haciendo hasta ahora y algo que se puede ser clave contra China -"noestán acostumbradas a encontrarse a gente que corra comoellas", cuenta Palau-. España recibe solo 49,3 puntos por partido y roba 10 balones. "Yo creo que la defensa es lo que te da muchos campeonatos y muchospartidos.Hay que intentar queesos tiros estén punteados, que tiren con estrés y que bajenlos porcentajes", explica la capitana.

La líder de una selección "democrática"

Laia Palau es, casi sin quererlo, la líder de la Selección. Tras la retirada de Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar, el bastón de mando ha caído en las manos de la barcelonesa, la más veterana (35 años) y la que más partidos ha jugado con el equipo nacional (206). Cuando se le comenta este tema, se lo toma con filosofía, pero explica que el proceso es bastante natural. "Un líder humano sí que soy. Primero, porque les saco 50años a todas... Como cuando yo entré. Las mayores son las mayores. No tienen que hacer nada para tener ese respeto", revela a este periódico.Con algunas de suscompañeras de selección coincidió en el UB Barça. Y con otras lleva coincidiendo varios veranos.

"Son muy buena gente, lo digo de corazón. Gente muy humilde.Son muy jóvenes, pero aun así ya tienen un currículum queseguro que yo no voy a tener en mi vida. Tienen esafrescura, esas ganas, esa ambición, esa energía y a la vezson gente muy madura para la edad que tienen. Me siento muy agusto, nos conocemos mucho todas", asegura una Palau que dice no sentirse"la punta deliceberg", pero a la vez admite que alguien "tiene que ser la cabeza visible". Y le ha tocado a ella."Es una selección bastante democrática", concluye.

En los tres partidos jugados hasta el momento, Palau promedia 5 puntos, 3 rebotes y 3,7 asistencias en 20 minutos de juego. Ella manda cuando está sobre la pista y es la primera en animar desde el banquillo cuando le toca descansar. Es para las jóvenes que se van sumando al grupo lo que lo que fueron para ella ilustres de la Selecciónhace una década."Ladinámica es esta y esmuy positiva. Venimos de un Europeo en el quequedamos campeonas. Y simplemente estamos retroalimentandoesto un poco, y está saliendo. Estamos muy a gusto", afirma. El oro en Francia fue la guinda a una década sin bajarse de la élite del baloncesto femenino.

"Creo que en el Europeoanterior a que yo llegara ganaronel primer bronce. Yluego hemos hecho tres bronces, una plata y un oro", recita sin olvidarse de ninguna medalla. A eso hay que sumar el bronce del Mundial de hace cuatro años, el mayor éxito intercontinental de unaSelección que todavía tiene la espina clavada de los Juegos Olímpicos. "Tenemos un mérito tremendo, la verdad. No esfácil estar siempre arriba", reclama."Ttenemos resultados muybuenos y somos jugadoras de mucha calidad y un grupo humanomuy bueno. A veces se queda un poco en el olvido, pero esoes una cuestión social que yo ahora mismo no sé si puedecambiar", añade.

Este viernes, en elFenerbahçe Arena, Laia Palau jugará su 207º partido con España en busca de las semifinales del Mundial, "uno de los objetivosprincipales". China será el rival. "Pasando cuartosno es que esté satisfecha,querríamos más, pero creo que habríamos dado un gran paso", cuenta. Y añade: "Para mí,estar entre los cuatro mejores del mundo es muy importante".

Laia Palau Noticias de China Mundial de Baloncesto España Turquía
El redactor recomienda