Presionar y asfixiar al rival, receta española para allanar el camino a las medallas
  1. Deportes
  2. Baloncesto
españa juega contra la república checa (15:15 h)

Presionar y asfixiar al rival, receta española para allanar el camino a las medallas

La escolta barcelonesa atendió a 'El Confidencial' en la previa del decisivo duelo contra la República Checa para jugarse el primer puesto del Grupo A del Mundial

Foto: Contra Brasil, Anna Cruz anotó 13 puntos (Foto: FEB)
Contra Brasil, Anna Cruz anotó 13 puntos (Foto: FEB)

Aún no ha acabado la primera fase del Campeonato del Mundo que se está jugando en Turquía, pero una victoria de España ante la República Checa (15:15 horas, Teledeporte) podría suponer la diferencia entre coger una autopista hacia las medallas o tener que atravesar un camino lleno de obstáculos. Es la diferencia que hay entre clasificarse directamente para los cuartos de final y tener un rival asequible (todo lo asequible que puede ser una selección a esas alturas de torneo) y jugar la eliminatoria de octavos de final contra Francia (subcampeona olímpica y de Europa) o Canadá (subcampeona de América).

"Sabemos que si ganamos, pasamos directos a cuartos y nos evitaríamos un cruce, y para nosotras es importante también porque tendríamos incluso dos días de descanso", dice en conversación con El Confidencial Anna Cruz, jugadora de la Selección femenina, que admite que sería "una pena no acabar de rematar el buen trabajo" que el equipo ha hecho hasta ahora. España ganó en la primera jornada a Japón por 74-50 y a Brasil, a priori un duelo más igualado, por 56-83 en la segunda. La República Checa, actual subcampeón del mundo, también ha ganado sus dos partidos. El duelo de este miércoles en Ankara será decisivo y establecerá el futuro inmediato en la competición para ambas selecciones.

Como es habitual en él, el seleccionador, Lucas Mondelo, ha sido bastante claro a la hora de definir el partido: "Es un día para morirse en la pista. No hay futuro. No existe más allá y, por lo tanto, tenemos que morir en la pista. Una vez ganado el partido tendremos dos días de descanso. No hay excusa de que hay un partido mañana. Si alguna se tiene que morir, ya la resucitaremos. Todas las jugadoras están concienciadas", dijo a EFE. La principal preocupación del equipo español en el partido es Jana Veselá, figura importante en el baloncesto europeo de la última década. En Turquía no está muy acertada de cara al aro (7,5 puntos), pero sí que aporta en otros apartados: 9,5 rebotes y 3,5 asistencias. "Es un poco la cabeza pensante de este equipo pese a que juegue de ala-pívot", explica Cruz, que también añade que tiene que tener cuidado con todas porque "son peligrosas".

La República Checa utiliza una rotación corta, de 7 jugadoras, pero todas con un nivel muy parejo. "Ellas nos tienen muy vistas a nosotras y nosotras a ellas. Al final, habrá que salir muy concentradas", comenta Anna Cruz, que está siendo uno de los pilares de la selección en este inicio de campeonato. Es la tercera máxima anotadora (12,5 puntos) y reboteadora del equipo (3) siendo la quinta más utilizada. "Hemos intentado que no se pase de rosca. Hemos intentado frenarla un poco y llega bien. Va a ser una de las tres que tire del carro en el juego exterior", decía Lucas Monelo a Mundo Deportivo poco antes del comienzo del Mundial. "Ha exagerado un poco", responde entre risas Cruz, que admite estar "bien físicamente", gracias sobre todo a entrenar "siempre a un nivel alto".

Alba Torrens, Marta Xargay y Anna Cruz forman el trío de referencia exterior del equipo dirigido por Lucas Mondelo. Ellas tres, y Silvia Domínguez, Laia Palau y el resto de jugadoras exteriores, imprimen el sello propio del grupo: presionar, cerrar las líneas de pase, ahogar la circulación de balón del rival, robar y salir al contraataque, parte del plan de juego que se verá contra la República Checa. España, con 8,5 por encuentro, es el segundo mejor equipo en robos. "Tenemos jugadoras a las que nos gusta hacer esas cosas, asfixiar un poco a las oponentes. De momento, está saliendo bien. A veces no se va a poder presionar 40 minutos por las características del otro equipo, pero a nivel general somos jugadoras a las que nos gusta presionar en toda la pista", explica.

En el 2013 fue la primera descartada

Cruz, de 27 años, está mostrándose pletórica en lo que va de Mundial, siendo, con diferencia, la jugadora más acertada en el lanzamiento, incluso por encima de Sancho Lyttle, referencia interior del equipo. La barcelonesa ha anotado 10 de sus 14 tiros de 2 y su único triple (73,3% en tiros de campo). Aunque solo ha metido 2 de sus 10 tiros libres, un lunar que se extiende por toda la selección y que puede pasar factura en momentos de igualdad: España es el peor equipo de todo el Campeonato del Mundo, con un pobre 48,5% (16/33).

El buen Mundial de Anna Cruz refleja el cambio que ha dado su carrera en 14 meses. Hace poco más de un año, Anna Cruz fue la primera descartada por Mondelo. Ahora es clave en sus planes. "La verdad es que el año pasado no fue un buen año para mí, tanto por lesionarme en el último partido de liga como la experiencia con la selección. Y este año parece que es todo lo contrario. Ojalá sean todos así", cuenta. Su experiencia en la WNBA, donde ha sido la base titular de las New York Liberty y una de las 'rookies' más destacadas le ha servido para tener "más confianza" en sí misma: "Estoy muy contenta por haber tomado esa decisión".

En ese EuroBasket en el que no estuvo (y que acabó con medalla de oro para la Selección femenina), España venció a la República Checa en los cuartos de final por 75-58. Es el último precedente entre dos equipos que se conocen muy bien y que pueden presentar muy pocas 'trampas' a su rival. "De momento están yendo las cosas bien, hemos ganados los dos partidos con un marcador amplio, pero también hay que ir con un poco de precaución y tener los pies en el suelo", añade. Ante las checas está en juego algo más que el pase a los cuartos de final.

República Checa Anna Cruz
El redactor recomienda