"Ni la presión ni el miedo" frenan a España en el Año I después de Valdemoro y Aguilar
  1. Deportes
  2. Baloncesto
la selección ya prepara el mundial de turquía

"Ni la presión ni el miedo" frenan a España en el Año I después de Valdemoro y Aguilar

La selección femenina ya prepara el Mundial de que empieza en una mes. EEUU es inalcanzable, pero las chicas de Lucas Mondelo no se ponen ningún límite

placeholder Foto: Alba Torrens (primera por la izquierda) será uno de los referentes. (Foto: FEB)
Alba Torrens (primera por la izquierda) será uno de los referentes. (Foto: FEB)

Año I después de Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar, dos de las mejores jugadoras de la historia del baloncesto femenino español y que el pasado verano dijeron adiós al equipo femenino tras ganar la medalla de oro en el EuroBasket de Francia. La despedida de esos dos "portaaviones", como las define el seleccionador Lucas Mondelo, supuso el final de una era y el principio de otra, con la entrada de nuevas jugadoras y la consolidación de algunas que ya llevan un tiempo. "Aunque el año pasado ya cogieron los galones en pista, ahora tendrán que coger el rol de líderes fuera. Hay que ver cómo se adaptan a eso", comenta Mondelo en conversación con El Confidencial.

La selección española ya está en Murcia, donde realizará la primera parte de la preperación para el exigente Mundial de Turquía que se celebra entre el 27 de septiembre y el 5 de octubre. En sólo 11 días, los equipos que disputen la final tendrán que jugar 6 ó 7 partidos (los primeros de cada uno de los cuatro grupos se clasifican directamente para cuartos). "Estados Unidos es el máximo favorito para ganar el Mundial en seis partidos. Actualmente, por el elenco de estrellas que reúne, es comparable, para que nos hagamos una idea, al único 'Dream Team' que ha habido, el masculino de 1992", afirma Lucas Mondelo, que dirige en el Shanxi Rui Flame, campeón de China, a una de esas estrellas: Maya Moore, recientemente nombrada 'MVP' de la WNBA.

"Estados Unidos está por encima de todas. Luego pondríamos en un segundo escalón a Francia y Australia. Aunque a Francia le hayamos ganado en su campo, fue una sorpresa. Es la subcampeona olímpica. En un tercer escalón, con opciones, hay selecciones como Brasil, República Checa, Canadá, nosotros y Turquía, la anfitriona. Y a Brasil y República Checa las tenemos en el grupo. Más el campeón de Asia, que es Japón", explica. Para preparar la cita turca, la Federación Española de Baloncesto (FEB) planificó tres miniconcentraciones durante el verano con el objetivo de que las jugadoras no llegaran fuera de forma.

"No fallaremos por miedo"

España encara el campeonato pensando en la primera fase y con el espítitu de ganarse cada día el "derecho a seguir compitiendo", la misma actitud, señala, que las llevó el año pasado a la victoria en Francia. "Hemos hablado de que ha habido un buen trabajo, de que nosotras no tenemos ninguna presión, sólo la presión que nos pongamos porque nos gusta ganar. Somos muy competitivas, es nuestro ADN", expone el técnico, que utiliza el 'nosotras' y no el 'nosotros'.

"Estaremos más o menos acertadas", cuenta Mondelo, "pero no será por miedo". "Tenemos una medalla de oro colgada al cuello, y eso lleva una responsabilidad que habrá que defender", añade. Para esa misión, 16 jugadoras se juegan un puesto en el grupo final de 12. Salvo Sancho Lyttle (que está disputando los 'playoffs' de la WNBA) y la debutante Astou N'Dour (que se incorpora el día 28), el resto ya está entrenando. Entre Lyttle y N'Dour, las dos nacionalizadas, no hay debate: "Astou tiene asumido el rol de entrar para ir cogiendo experiencia y porque se lo merece. Y para estar preparada por si Sancho tiene algún problema", explica.

Todas las jugadoras seleccionadas parten "con las mismas opciones" al inicio de la concentración, enfocada como un 'training camp'. Regresa Nuria Martínez tras varios años fuera de la selección; Anna Cruz llega reforzada tras su paso por las New York Liberty de la WNBA; y siguen Lucila Pascua, Cindy Lima, Laura Nichols, Silvia Domínguez y Marta Xargay. A Laia Palau, la más veterana (cumplirá 35 años en unos días), le tocará sustituir en el papel de líder fuera del campo a Valdemoro y Aguilar. Alba Torrens, mejor jugadora del Europa en el 2013, tiene que ser la líder en la pista.

España 2018 en el horizonte

"Es un equipo joven con unas dosis de veteranía. Yo creo que ese cóctel es muy bueno. Las jóvenes tienen un amplio historial detrás; a la mayoría las he tenido en categorías de formación", cuenta un Mondelo que, aunque afirma "no renunciar a nada", no oculta que el Mundial servirá como una etapa más en la preparación de un grupo que tiene que alcanzar su madurez en los próximos torneos internacionales. Primero, el EuroBasket del 2015 en Hungría. Luego, los JJ. OO en 2016 y el siguiente Mundial.

"Hay dos puntos en rojo en el calendario. Los Juegos Olímpicos de 2016, en el que tendremos el equipo joven pero maduro. Hay que intentar allí ir a por una medalla olímpica, que no se ha conseguido nunca. Y después, el Mundial 2018 en España, donde se juntarán las tres generaciones de formación que más medallas le han dado al baloncesto femenino", dice. Dos de esas generaciones ya tienen presencia en la absoluta tras la entrada de N'Dour y Leticia Romero. En el horizonte, las Salvadores, Junio, Cazorla y demás jugadoras que han brillado este verano.

Pero antes llega Turquía, donde Estados Unidos es inalcanzable ("podrían venir con el segundo equipo y ganarían el oro", dice Mondelo), pero donde España no renuncia a nada. "Si tuviáramos la suerte de llegar a la final y luchar contra ellas, no saldríamos a verlas venir. Saldríamos competir y luego ya veríamos qué pasa, si se impone la lógica o no. Ojala estuviéramos ahí. Hay nueve selecciones para tres medallas, pero a las demás no les hace gracia jugar contra nosotros", concluye.

Mundial de Turquía Federación Española de Baloncesto (FEB) Lucas Mondelo
El redactor recomienda