Es noticia
Menú
Se acabaron los entrenamientos, comienza la diversión: las diez claves de la Selección
  1. Deportes
  2. Baloncesto
viaja este martes a la coruña

Se acabaron los entrenamientos, comienza la diversión: las diez claves de la Selección

Tras diez de concentración en Madrid y sesiones en el Triángulo de Oro, los doce jugadores elegidos por Orenga comienzan una gira de 8 partidos amistosos

Foto: Canadá será el primer rival de la Selección (Foto: FEB)
Canadá será el primer rival de la Selección (Foto: FEB)

La Selección Española de Baloncesto se despidió un año más de las instalaciones madrileñas del Triángulo de Oro. Tras diez días de concentración, el viaje a La Coruña para jugar contra Canadá (20 horas) este miércoles marca el final de la primera fase de preparación. A partir de ahora, la carga de trabajo disminuirá en beneficio de los ocho partidos que tendrán que jugar los doce elegidos por Juan Antonio Orenga antes de debutar en la Copa del Mundo el próximo 30 de agosto en Granada. Estas son las claves del equipo antes de entrar en la vorágine de la clásica gira veraniega.

¿Qué España vamos a ver?

"Mantenemos las señas de identidad de siempre. Es lo que somos. Sería de tontos quitar lo que nos ha funcionado", dijo en Orenga en rueda de prensa. Esas señas de identidad son la defensa agresiva y el contragolpe como primera opción. Se buscan canastas 'fáciles' que permitan mantener la intensidad en la canasta propia. Si no se puede correr, el potente juego interior entra en escena, beneficiando también a los exteriores. "Este año tenemos más equilibrio. Habrá más espacios y tiros liberados para los jugadores exteriores. El peligro interior va a ser mayor", explica el seleccionador.

Uno, dos, tres bases

Suena a tópico, pero no lo es. Puestos a tener dificultades para elegir, mejor que sea por exceso que por defecto. El "problema agradable" en el puesto de base en la Selección fue menos problema en el EuroBasket del 2013 porque la ausencia de Navarro desplazó a Calderón al puesto de escolta durante muchos minutos. Pero al Mundial van todos, y eso significa que el extremeño,Sergio Rodríguez y Ricky Rubio no van a disfrutar de los minutos que por su juego merecerían. "Lo que nos aporta Ricky es distinto a lo que nos da Calderón. Y el Chacho es distinto a los dos", comenta Orenga. Sería muy raro que dos de ellos compartieran quinteto, pero no es totalmente descartable.

Las dos torres de Sant Boi

Sergio Scariolo llegó al banquillo de la selección en el 2009 y no fue hasta el 2011 cuando consiguió uno de los objetivos que se había marcado: que los dos hermanos Gasol jugaran juntos. Tanto en aquel EuroBasket de Lituania como en los Juegos Olímpicos de Londres fueron las referencias interiores. En el próximo Mundial volverán a serlo. "Estando Pau y Marc a la vez, es muy complicado defenderles y muy difícil atacarles. Sustituyendo a cualquiera de ellos por Ibaka pasa lo mismo: la intimidación y la capacidad defensiva sigue igual o aumenta", afirma el seleccionador. De sus palabras se deduce que Felipe Reyes será la cuarta opción. Claver jugará más como alero.

Navarro como referencia exterior

Es el capitán y el que más partidos ha jugado con la camiseta de la selección. Por lo visto hasta ahora en la concentración (muy poco) y por lo que ha contado, su estado es el mejor de los últimos años. El descanso del año pasado le vino fenomenal, como demostró en el final de temporada con el Barcelona. Junto a él, en las alas tendrá a tres baleares: Álex Abrines, Sergio Llull y Rudy Fernández. Además de Navarro, los dos del Madrid serán los que más minutos tengan, con Rudy teniendo que pegarse otro verano más con los aleros rivales, habitualmente más altos y fuertes que él.

Ni rastro de problemas físicos

El jugador blanco era, junto a Ibaka, la mayor preocupación del cuerpo médico al incio de la preparación. Pero ni uno ni otro han tenido problemas. Rudy 'convive' con su lesión en un dedo de la mano y para el pívot de los Oklahoma City Thunder, la lesión en un gemelo que sufrió en las finales de conferencia de la NBA ya no es un contratiempo. "Cuando lleguemos al Mundial voy a estar al 100%", asegura. Hacía mucho tiempo que los doce convocados por la Selección Española no llegaban en tan buenas condiciones a la concentración.

La presión es inevitable

Otro tema recurrente. "Ganar siempre es imposible y eso cualquier persona racional debe entenderlo", dijo hace unas semanas a Marca Pau Gasol. "Quieren ganar todo lo que puedan y quieren dejar el palmarés lo más alto posible porque saben que su generación va a ser irrepetible", comentó a El Confidencial Juan Antonio Orenga. Si hay un grupo de jugadores que sabe manejar la presión, ese es el de la Selección Española de baloncesto. Claro, que también se pensaba lo mismo de la selección de fútbol...

Partido a partido... ¿hasta Estados Unidos?

Está claro: todo lo que no sea una final España-Estados Unidos el próximo 14 de septiembre en Madrid sería una sorpresa, pero el camino no será fácil. "Vamos a intentar pensar primero en nosotros y dejar un poco de lado esa final de la que todo el mundo habla porque el camino es muy largo (...) Nosotros no nos tenemos que preocupar por Estados Unidos", contó Llull a El Confidencial. En la misma línea se ha manifestado el resto de integrantes de la Selección. Es difícil concentrarse en el próximo partido cuando todos hablamos de esa final, pero rivales como Francia, Brasil y Serbia seguro que ayudan.

De visita a un ambiente hostil

Aunque la Selección se va a encontrar pabellones de repletos de aficionados españoles durante el Mundial, la Federación Española de Baloncesto quiso disputar un partido fuera de España durante la preparación, algo que lleva haciendo varios años. Será en Turquía, un "momento importante en la preparación", en palabras de Orenga. "Es bueno saber cómo compite el equipo en un ambiente hostil, con un arbitraje distinto al que tenemos en España, aunque ellos están acostumbrados al arbitraje de Euroliga. Es bueno sacar al equipo de la presión mediática", explica. En veranos anteriores, la Selección quizá echó en falta un partido como este antes de la competición oficial.

Sin 'premio' para los invitados... salvo para uno

No habrá recompensa para dos de los tres invitados, que no viajan a La Coruña este martes. Son Willy Hernangómez y Dani Díez. Sí lo hará Pau Ribas, aunque idea inicial era que no viajara niguno de los tres. En otras ocasiones habían jugado al menos el primer partido como recompensa por su trabajo durante los primeros días de entrenamientos. "Queremos empezar desde el primer partido con los doce, ya jugando los que vamos a estar. El año pasado, rotar quince jugadores en el primer partido fue muy complicado, y no quiero que sea así", se justificó Orenga, que tuvo buenas palabras para los tres, sobre todo para Hernagómez, del que dijo que le había gustado mucho su trabajo."No se ha achantado en ningún momento con Marc, Pau y Serge", subrayó.

¡Que empiece esto ya!

Tras diez de entrenamientos, todos está deseando que comiencen los partidos, incluido el seleccionador. "Llega un momento en el que ya conoces todo lo que vas a hacer y entonces es complicado entrenarlo de una manera que sea eficaz. Es mejor competir contra rivales que no conocen tu forma de jugar y poner en práctica todo lo que hemos hecho", comentó. A España le esperan ocho partidos antes del comienzo del Mundial. El primero será contra Canadá este miércoles; el último, ante Argentina el 25 de agosto. A partir de ahora, las pruebas serán a la vista de todos.

La Selección Española de Baloncesto se despidió un año más de las instalaciones madrileñas del Triángulo de Oro. Tras diez días de concentración, el viaje a La Coruña para jugar contra Canadá (20 horas) este miércoles marca el final de la primera fase de preparación. A partir de ahora, la carga de trabajo disminuirá en beneficio de los ocho partidos que tendrán que jugar los doce elegidos por Juan Antonio Orenga antes de debutar en la Copa del Mundo el próximo 30 de agosto en Granada. Estas son las claves del equipo antes de entrar en la vorágine de la clásica gira veraniega.

Pau Gasol Juan Carlos Navarro
El redactor recomienda