el equipo de laso no dio opción a su rival

Mirotic y Rudy Fernández ya rivalizan por el MVP en un Real Madrid arrollador

El Real Madrid pasó por encima del Herbalife Gran Canaria en un partido en el que brillaron Mirotic y Rudy, claros aspirantes al MVP de la Copa del Rey

Foto: Mirotic y Rudy Fernández ya rivalizan por el MVP en un Real Madrid arrollador

Samuel Aranda fotografió para The New York Times la España de la miseria que buscaba alimento en los contenedores. Si Aranda hubiera aterrizado en el Martín Carpena tendría nervioso al botón de disparo de su cámara. Trataría de conocer si los minutos de la basura en baloncesto merecen ser llamados así o es una hipérbole nacida en la poderosa NBA.

No hubo basura en el Real Madrid-Gran Canaria. Pero tampoco una historia digna de contar. Faltó épica en un desenlace demasiado previsible, como las películas malas dignas de telefilme de sobremesa de los sábados por la tarde. La diferencia entre un equipo invicto en España con la cenicienta canaria es tan descomunal que por algún momento pareció como si el Madrid no quisiera forzar demasiado por miedo a abusar de su posición dominante. Y eso que ganó por 23 puntos.

Puestos ya a destacar alguna zona de luz en el partido inaugural de la Copa del Rey de Málaga conviene fijarse en el pique ¿fraternal? entre Mirotic y Rudy Fernández. Un aspirante NBA frente a un ex. Ambos dejaron muy claro que quieren el MVP del torneo y su candidatura se presentó de un modo repentino, como si tuvieran prisas por demostrar su talento ysu Denominación de Origen. Mirotic y Rudy acabaron cada uno con 17 puntos y con 20 de valoración, al igual que Felipe Reyes, el monarca de la zona española que se resiste a abdicar de su reinado.

Incluso cuando el Real Madrid se cansó del partido, las mentes de su jugadores no podían disimular que pensaban ya en las semifinales que en fijarse en rematar al rival pío-pío, quizá el de una hinchada más fiel, siempre dispuesta a asumir su rol de equipo pequeño que en alguna Copa del Rey superará el escalón de sus malditos cuartos de final.

 

Los pívots de Gran Canaria fallaban canastas fáciles, inverosímiles de errar. Los madridistas, contagiados de un virus letal que amenazaba con asesinar su descarado acierto en la conducción de juego de Sergio Llull y Sergio Rodríguez, se empeñaron en pifiar triples y en perder balones. Fue entonces cuando la conexión canaria empezó a funcionar.

La diferencia bajó de los 20 puntos y Laso se preocupó por el exceso de confianza de su tropa, necesitada de modo urgente de una infusión doble de adrenalina. Todo quedó en un espejismo. El Real Madrid volvió a ser la máquina más endiablada del planeta ACB. El favorito lo demostró en este primer partido. Le restan dos etapas siempre complicadas de escalar. 

Ficha técnica:

83 - Real Madrid (19+22+20+22): Llull (6), Darden (2), Mirotic (17), Bourousis (6), Rudy (17), -cinco inicial- Reyes (13), Díez (3), Rodríguez (4), Carroll (9), Bourousis (6), Slaughter (2), Mejri (2).

60 - Herbalife Gran Canaria (9+11+23+17): Hansbrough (9), Bellas (10), Tavares (16), Newley (7), Báez (5) - cinco inicial- Oliver (1),Cruz (-), Alvarado (-), Borovnjak (-), O'Leary (-), Martín (9), Beirán (3).

Arbitros: Emilio Pérez Pizarro, Antonio Conde y Calatrava.

Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Rey disputada en el Palacio de los Deportes Martín Carpena ante 10.000 espectadores.

Baloncesto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios