INCREÍBLE LA CANASTA DEL MADRIDISTA

'Espartaco' Reyes exhibe el músculo del Madrid con un triple para la historia

Felipe Reyes levantó al Palacio de los Deportes con un triple imposible. El capitán blanco dejó, con toda la intención, una canasta para la historia de la ACB

Foto: Felipe Reyes en un momento del partido (Efe).
Felipe Reyes en un momento del partido (Efe).

Parece como si el Madrid de Pablo Laso, recién renovado dos años más, viviera ajeno a los resultados. No compiten los hombres del Palacio. Juegan al baloncesto, como si en juego sólo estuviera el disfrutar cada día más que el anterior. No entiende este equipo de titulares y suplentes. Secundarios habituales como Darden y Mejri, saltaron en el quinteto inicial. Sabe mucho el técnico blanco de gestión de egos. No quiere que ninguno de sus hombres descarrile a principio de temporada, consciente de lo duro que será el curso, con la Euroliga de nuevo como flamante objetivo.

No quiere el equipo blanco etiquetas de titulares o suplentes pero si entiende de jerarquías. Nadie le tose al capitán, Felipe Reyes, líder sin discusión en un equipo que empieza a llamar a las puertas de la historia. Ningún equipo causa en estos momentos la admiración del grupo que lidera el pívot blanco. Su contribución al juego va más allá de lo meramente deportivo. Ante el Manresa sin embargo fue noticia por una de esas imágenes que permanecen en la retina de los aficionados. Propulsó Slaughter el balón desde línea de fondo hacia Felipe Reyes, que se encontraba en el perímetro contrario.  De espaldas, con un tiro de cuchara a dos manos, encestaba un triple histórico y se marchaba a vestuarios con el Palacio de los Deportes gritando su nombre. ¡¡Felipeeeee!!¡¡Felipeeeee!! Coreaba al unísono una afición entregada a su equipo desde hace tiempo.

 

En el ocaso de su carrera, aún tiene carrete el capitán del equipo blanco. Desde 2004, proveniente del Estudiantes, no tardó el pequeño de los hermanos Reyes en ganarse a la afición. No suele dejarse nada el extremeño, abnegado como pocos. Sin el talento de otras estrellas, lo suple con una competitividad sin parangón. Espartaco, apodo con el que se le conoce entre la afición madridista, es uno de esos pocos elegidos que hacen mejores a los que tiene a su alrededor. Líder silencioso, dejó su sello en un equipo que a golpe de martillo apabulla a sus rivales sin darle tiempo a poder entrar al partido. En este comienzo de curso, el Madrid sólo se enfrenta al propio Madrid. El equipo de Laso sigue buscando su tope. 

Baloncesto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios