Es noticia
Menú
Mario García Romo logra la medalla de bronce en el reinado de Ingebrigtsen en 1.500
  1. Deportes
  2. Atletismo
OTRO METAL MÁS

Mario García Romo logra la medalla de bronce en el reinado de Ingebrigtsen en 1.500

Jakob fue dueño y señor de la prueba, en la que apenas tuvo rival. El español tuvo la plata en sus manos, pero fue adelantado en la última prueba por Jake Heyward

Foto: Mario García logró la medalla de bronce. (Reuters/Wolfgang Rattay)
Mario García logró la medalla de bronce. (Reuters/Wolfgang Rattay)

Jakob Ingebrigtsen demostró ser favorito en los 1.500 metros de los Europeos de Múnich con una victoria que intentó dificultar Mario García Romo. El español aguantó el ritmo del campeón hasta la última vuelta, en la que fue adelantado por Jake Heyward y se colgó el bronce.

A sus 21 años, Ingebrigtsen es uno de los grandes atletas de la actualidad. En Múnich lo volvió a demostrar, esta vez en los 1.500, solo dos días después de ganar el oro en los 5.000. El talento que demuestra sobre la pista es proporcional a la arrogancia que exhibe fuera de ella. "Soy el número uno y cuando salgo a la pista todos lo saben", dijo al llegar a Múnich.

Sin estar escoltado en la grada por su padre, Gjert Ingebrigtsen, con el que rompió la relación hace unos meses como entrenador, el joven se plantó en Múnich dispuesto a hacer un doblete y el objetivo lo cumplió. Si en la final de 5.000 dio una exhibición para ganar, aguantando solo hasta la última curva el español Mohammed Katir, en los 1.500, otro español, Mario García Romo, llegó a la cita decisiva dispuesto a plantar cara.

Sin renunciar a dar guerra

"Quiero ganar. Está claro que se puede ganar a Jakob Ingebrigtsen. Hay que correr muy fuerte, ser muy inteligente y creo que se puede hacer. Hay que estar muy pegado a él y en el último 100 intentar ganarle al esprint", dijo el atleta nacido en Salamanca tras las semifinales.

Bajo la intensa lluvia que cayó sobre el Estadio Olímpico de Múnich, Ingebrigtsen no quiso dejar margen para la sorpresa y, confiado en sus posibilidades, se puso primero para dominar la carrera al ritmo que quiso imprimir. Su larga zancada le permitió estirar la carrera hasta que en los últimos 200 metros optó por cambiar el ritmo para abrir un hueco imposible de alcanzar para sus perseguidores. Y acabó parando el crono en 3:32.76, récord de la competición.

Mario García Romo aguantó detrás de Ingebrigtsen hasta ese momento, en el que comenzó a sufrir. Tras la última vuelta fue superado por Jake Heyward y, con un tiempo de 3:34.88, entró tercero y se colgó el bronce. En la final hubo otros dos españoles. Gonzalo García finalizó sexto con 3:37.40 e Ignacio Fontes, undécimo, con 3:42.30.

Jakob Ingebrigtsen demostró ser favorito en los 1.500 metros de los Europeos de Múnich con una victoria que intentó dificultar Mario García Romo. El español aguantó el ritmo del campeón hasta la última vuelta, en la que fue adelantado por Jake Heyward y se colgó el bronce.

Federación Internacional de Atletismo (IAAF)
El redactor recomienda