Es noticia
Menú
Letsile Tebogo, el nuevo Usain Bolt de 19 años que bate récords mientras 'vacila' a sus rivales
  1. Deportes
  2. Atletismo
EL UNDÉCIMO MÁS RÁPIDO DEL AÑO

Letsile Tebogo, el nuevo Usain Bolt de 19 años que bate récords mientras 'vacila' a sus rivales

Un 'descarado' velocista logró el récord de los 100 metros sub-20 mientras entraba en meta caminando y señalando a sus rivales. Un joven que lo tiene todo para hacer historia

Foto: Tebogo, el nuevo Usain Bolt ya está aquí. (Reuters/Baz Ratner)
Tebogo, el nuevo Usain Bolt ya está aquí. (Reuters/Baz Ratner)

Comienza la final de los 100 metros. Un joven espigado y de zancada poderosa sale rapidísimo y, tras un buen puñado de pasos rápidos, se yergue y esprinta a toda velocidad. Su superioridad es tan manifiesta que, faltando 20 metros para la meta, frena casi en seco y entra prácticamente caminando, mientras observa a sus rivales y manda un saludo a la cámara. Podríamos estar hablando de Usain Bolt, pero la realidad es que es una descripción que pertenece a Letsile Tebogo.

Así es como este joven, de solo 19 años, ha batido en el Mundial de Cali el récord del mundo sub-20 de los 100 metros, superando el anterior registro que también le pertenecía y fijando la nueva marca en un estratosférico 9.91 segundos, lo que le convierte en el undécimo atleta más rápido de la temporada. Y es que el tiempazo de Tebogo es aún más importante teniendo en cuenta que, durante bastantes metros, se dejó llevar y no dio su máximo, lo que le hubiera servido para reventar el crono.

Foto: Carlos Rojas ha sido cuatro veces campeón de España. (EFE/Daniel Pérez)

Pero, ¿por qué no lo hizo, a sabiendas de que podía haber hecho una marca histórica? Dos razones le llevaron a ello: la primera, afirma que quiso hacer un homenaje al propio Bolt, al que considera su ídolo y su modelo a seguir en pista y fuera de ella; la segunda, explica que no tiene intención de hacer un récord imbatible para los jóvenes que vengan empujando por detrás en los años venideros. ¿Modestia, falsa modestia o simplemente soberbia? Lo cierto es que, en el tartán, no tiene rival.

Con solo 19 años y un margen de mejora realmente grande, las prestaciones que ofrece Tebogo son altísimas. Natural de Botsuana, desde joven mostró condiciones físicas y atléticas como para convertirse en un gran velocista. Después de mucho entreno y preparación, su bautismo de fuego llegó en los Campeonatos del Mundo de Nairobi de 2021, donde dejó a todo los expertos sorprendidos, logrando el oro en los 100 metros y la plata en 200m, siendo el primer atleta de su país en conseguirlo.

Solo han pasado unos meses desde aquello, pero su crecimiento ha sido exponencial y ya se encuentra entre los atletas más rápidos del planeta. Hace unas semanas, en el Mundial de Atletismo de Eugene, batía el récord sub-20 en las rondas clasificatorias, con 9.94 segundos, aunque no pudo pasar de las semifinales. Ahora, en el Mundial sub-20 de Cali, ha bajado otras tres centésimas su marca mientras entraba casi caminando. El propio Tebogo apunta a que podía haber reventado ese crono.

"Podía haber hecho 9.80 segundos sin ningún problema, pero tenemos más carreras por delante y no queríamos ir tan lejos. Queremos dejar aquí el récord para que lo rompa la próxima generación", explicaba al término de la carrera. Preguntado sobre sus gestos en la línea de mate celebrando la victoria antes de tiempo, no tuvo ningún problema en pedir perdón por si se habían malinterpretado, asegurando que simplemente intentaba imitar a Usain Bolt.

"Mi intención era salir y disfrutar de la carrera. Si alguien se lo tomó como una falta de respeto, lo lamento. Solo quería ofrecer a los aficionados un leve recuerdo de lo que hizo Usain Bolt en su tiempo. Es mi ídolo, la persona que admiro", confirmaba al término de la prueba. Tebogo ya es el undécimo atleta más rápido del mundo y el claro ejemplo de que la velocidad sigue levantando pasiones. El nuevo Usain Bolt ya está en camino de convertirse en otra superestrella de los 100 metros.

Comienza la final de los 100 metros. Un joven espigado y de zancada poderosa sale rapidísimo y, tras un buen puñado de pasos rápidos, se yergue y esprinta a toda velocidad. Su superioridad es tan manifiesta que, faltando 20 metros para la meta, frena casi en seco y entra prácticamente caminando, mientras observa a sus rivales y manda un saludo a la cámara. Podríamos estar hablando de Usain Bolt, pero la realidad es que es una descripción que pertenece a Letsile Tebogo.

El Confidencial
El redactor recomienda