Es noticia
Menú
"Te pisotean solo por ahorrarse 50.000 euros": el atletismo español estalla contra la RFEA
  1. Deportes
  2. Atletismo
Indignación entre los deportistas

"Te pisotean solo por ahorrarse 50.000 euros": el atletismo español estalla contra la RFEA

La Federación Española de Atletismo deja sin convocar a siete atletas españoles aludiendo a "criterios técnicos" a pesar de cumplir los objetivos marcados

Foto: Carlos Rojas ha sido cuatro veces campeón de España. (EFE/Daniel Pérez)
Carlos Rojas ha sido cuatro veces campeón de España. (EFE/Daniel Pérez)

"Está siendo una pesadilla. No me lo creía hasta que, conforme he ido hablando con otras personas, he abierto los ojos para comprender la cruda realidad y darme cuenta de que mi sueño se ha roto. Entonces, se me ha caído el mundo al suelo. Es uno de los palos más gordos de mi vida". El autor de estas amargas palabras es el campeón de España en salto de altura, Carlos Rojas, y las materializa al comprobar cómo se ha quedado fuera del Campeonato Europeo de Atletismo de Múnich (evento que se celebrará entre el 15 y el 21 de agosto de 2022) a pesar de cumplir todos los criterios objetivos marcados por la propia Federación Española de Atletismo. La suya es una injusticia tan grande que ha puesto al atletismo español en pie de guerra.

En el año en que se ha logrado concentrar la mayor delegación nacional de la historia para un campeonato continental con 93 deportistas (51 hombres y 42 mujeres) en la historia de España, hay una baja sensible que sobresale por encima del resto, aunque no es la única que escama. Las principales ausencias son las de los siete atletas admitidos por la federación europea por 'ranking', pero que no están en la lista de la Federación Española por decisión técnica: Daniel Cisneros (110 metros vallas), Aauri Bokesa (400 metros), Iker Alfonso (400 metros vallas), José Emilio Bellido (triple salto), Didac Salas (pértiga), Carlos Rojas (salto de altura) e Iker Arotzena (longitud).

Una situación que ha provocado una vorágine de críticas dentro del mundo del atletismo español, con nombres tan potentes como el del navarro Asier Martínez, bronce en los 110 metros vallas del Mundial de Oregón: "Qué fácil hablar de las catástrofes que se viven en otras federaciones, pero aquí se corta el futuro de raíz", publicó en su cuenta. No fue el único. También lo hizo Álvaro Martín: "Como atleta, exijo a mi federación que se respeten los mismos criterios para todos los/as atletas. No se puede decir que una disciplina como altura no tenga nivel (Campeonato de España) y dejar en casa a un atleta con posibilidades para acudir" o Aleix Porras. "Veo incompresibles varias ausencias e injustificable la falta de criterios objetivos que nos dejen claro a todos quiénes sí, no y por qué".

Las (poco) convincentes explicaciones

El caso de Carlos Rojas es especialmente doloroso para una disciplina, la de salto de altura, donde España no tiene referentes desde hace demasiado tiempo. El atleta jiennense consiguió escalar hasta los 2,21 metros de altura para convertirse por cuarta vez en campeón de España en el Campeonato de España Absoluto de Atletismo en Nerja celebrado a finales de junio. Antes, en el Campeonato de Andalucía, voló hasta los 2,24 metros en el Estadio Chapín de Jerez de la Frontera (Cádiz). Unas marcas que, según los criterios objetivos de la Federación Española de Atletismo, le tendrían que haber asegurado el billete a Múnich.

placeholder El jiennense Carlos Rojas en acción. (EFE/Emilio Naranjo)
El jiennense Carlos Rojas en acción. (EFE/Emilio Naranjo)

Tras pasarse todo julio preparándose para el Europeo de Múnich al entender que estaría dentro de la convocatoria gracias a su vigesimosegundo lugar en el 'ranking', el mazazo no ha podido ser más grande. "El seleccionador, José Peiró, me ha llamado y me ha dicho que él considera que no estoy preparado para ser finalista cuando hace dos años se pasó a la final una marca de 2,21 metros y yo hice 2,24 metros en Jerez", cuenta Rojas. El atleta añade que "Peiró afirma que el sistema actual deja la puerta abierta a mucha gente sin nivel, pero yo digo que hay que actuar según los criterios establecidos. Te podrán parecer mejor o peor, pero son los que ha puesto la Federación y, si se cuela más gente, es culpa suya. No tienen argumentos sólidos, solo una visión subjetiva", remarca el andaluz.

"La realidad es que el seleccionador no ha tenido la decencia de llamarnos antes. He estado preparando el campeonato de Europa como un idiota, saltando para sumar más puntos y ahora me dejan fuera. Hasta lo había celebrado", comenta Rojas. ¿Qué motivos puede haber para que los criterios objetivos (tener los puntos que te permiten estar entre los atletas seleccionados) no valgan en comparación con el criterio del seleccionador?

De fondo... una lucha económica por las becas. "Por no llevarme a mí ni a mis otros dos compañeros se ahorran unos 50.000 euros en becas. En el salto de altura vivimos un desierto porque lo han abandonado de la mano de Dios. Pero es que ahora sales y te pisotean por 50.000 euros. Además, se ahorran viajes y que consigamos los requisitos para las becas (es necesario sumar puntos con la selección). Siempre están buscando excusas para ahorrar dinero porque están desbordados. Esa es la verdad por mucho que lo quieran camuflar, un tema económico", revela el deportista español.

¿Cómo solucionar este despiporre? "Tenemos una Federación que funciona con censura y tacha cualquier crítica. Muchas veces te tienes que callar, pero es que a mí me han roto la ilusión que tenía. ¿Quién se va a querer dedicar al salto de altura si no hay referentes? Sale uno y lo apartan. Yo me fijaba en Javier Bermejo, ¿pero quién se va a fijar en alguien como yo? No tiene sentido el despliegue en relevo. Hace falta que haya un responsable de cada sector y que ellos hablen con el seleccionador. Peiró no puede controlar tantas pruebas. El ejemplo es que me dijo que no tengo posibilidades de estar en la final cuando con 2,21 metros se suele pasar y yo he saltado esa marca tres veces este año y 10 veces a lo largo de mi carrera", subraya Rojas.

Sin embargo, el atleta piensa seguir dando guerra. "Conmigo han dado con un hueso duro de roer. Cuando me aburra de las cacicadas de la Federación me retiraré y me dedicaré a mi profesión porque esta es mi ilusión, pero voy a seguir luchando y hasta que no lo consiga no pararé. Tengo 27 años y llevo desde los 10 años practicando el atletismo. Mi sueño es ser campeón de España y pienso seguir trabajando para quitarles la razón".

"Está siendo una pesadilla. No me lo creía hasta que, conforme he ido hablando con otras personas, he abierto los ojos para comprender la cruda realidad y darme cuenta de que mi sueño se ha roto. Entonces, se me ha caído el mundo al suelo. Es uno de los palos más gordos de mi vida". El autor de estas amargas palabras es el campeón de España en salto de altura, Carlos Rojas, y las materializa al comprobar cómo se ha quedado fuera del Campeonato Europeo de Atletismo de Múnich (evento que se celebrará entre el 15 y el 21 de agosto de 2022) a pesar de cumplir todos los criterios objetivos marcados por la propia Federación Española de Atletismo. La suya es una injusticia tan grande que ha puesto al atletismo español en pie de guerra.

Aauri Bokesa Federación Internacional de Atletismo (IAAF)