DIEGO MÉNTRIDA, EN SANTANDER

El triatleta que cedió su puesto a un rival que se equivocó: "Pensé que era lo más justo"

El madrileño vio cómo su rival por la tercera plaza, James Teagle, se equivocaba a escasos metros de meta y decidió cederle el podio. Ahora explica a El Confidencial su decisión

Foto: Diego Méntrida, en plena carrera de Santander. (Jorge Morcillo/Marta Redondo)
Diego Méntrida, en plena carrera de Santander. (Jorge Morcillo/Marta Redondo)

La competición de Triatlón del pasado domingo en Santander dejó dos imágenes igual de comentadas. La primera fue la de la playa de El Sardinero, donde el inicio de la prueba fue criticado en redes sociales debido a la actual situación de la covid 19. La segunda el vídeo del final de la carrera, cuando un joven madrileño llamado Diego Méntrida dejó pasar a su rival por el tercer puesto, el británico James Teagle, quien instantes atrás se había equivocado yéndose contra una valla metálica en el último giro. El gesto de cortesía y deportividad fue aplaudido desde ese mismo momento, pero durante la semana las imágenes se han hecho virales: “Me pareció lo más justo”.

El teléfono de Diego, un chico de Alcobendas de 21 años, ha sonado muy por encima de lo habitual durante la semana. “No estoy acostumbrado a esto”, confiesa entre risas en una conversación con El Confidencial, donde se muestra orgulloso de su gesto, pero al que quita importancia. “Iría como 5 segundos detrás, iba viendo que vamos a entrar a meta. Sabía que ya era muy difícil cogerlo, estaba lejos y quedaba poco. En la última vuelta había que girar a la izquierda para encarar la meta. Cuando yo estaba mirando para la meta, vi que se había pasado, al cruzarse se pasa de frenada y se va a la valla”, relata la acción Méntrida.

El joven, que comenzó a practicar triatlón hace 6 años por la insistencia de su primo, asegura que fue una cuestión de escasos segundos, nada meditada. “De repente, sin darme tiempo a pensarlo mucho, me paré en la línea de meta y le dejé pasar”, asegura con naturalidad al hablar del gesto que lo ha convertido en todo un ejemplo de deportividad en la competición.

Actualmente, Diego Méntrida compagina su faceta como deportista, la que cataloga como afición, con los estudios de un doble grado de Fisioterapia y Ciencias del Deporte en la Universidad Rey Juan Carlos. Algo sorprendido, habla con sinceridad de ese momento que jamás olvidará: “Fue todo muy rápido, pensaba que entraba cuarto. Cuando vi que nos habíamos cruzado, me di cuenta de que no había pasado y lo normal es que fuera delante. En ese momento no sabes cómo reaccionar, me paré y le dejé pasar porque me pareció lo más junto”.

Miembro del club Ecosport de Alcobendas, el deportista explica que no tenía una relación previa con James Teagle, al que solo conocía de vista: “Creo que sí habíamos corrido juntos, pero nunca había hablado con él”. El británico, que solo podía girar la cabeza negando por lo sucedido, quedó sorprendido con la decisión de Diego de dejarle pasar el tercero: “Luego estuvimos hablando, me dio las gracias por el gesto, que me lo agradecía de verdad. Hemos vuelto a hablar más veces y vuelve a darme las gracias”.

Preguntando acerca de si piensa que su gesto deportivo se habría repetido con otros deportistas, Diego Méntrida intenta quitarse mérito: “También es raro que se den estas circunstancias, no suele pasar que alguien se salga. Creo que hay mucha gente que hubiera hecho lo mismo, en ese momento tienes que decidir muy rápido. Algunos habrían entrado y otro no”.

Diego junto a Gómez Noya, tras la carrera. (Jorge Morcillo y Marta Redondo)
Diego junto a Gómez Noya, tras la carrera. (Jorge Morcillo y Marta Redondo)

Una de las mayores motivaciones por las que corría el madrileño era hacerlo junto a Javier Gómez Noya, ganador de la prueba de Santander, y uno de los deportistas españoles más reconocidos. “Después estuve con él, no le pregunté ni le dije nada. No creo que lo supiera, él había llegado antes”, habla sobre el incidente. Eso sí, Diego ve complicado seguir sus pasos: “Dedicarse a este deporte como Noya, es muy difícil, solo unos pocos pueden vivir de ello. Al final es un hobbie, pero cuanto más competitivo sea más disfruta uno. La carrera es más prioritaria, entrenar lo que se pueda, pero los estudios por delante”.

El guiño de la competición y la polémica por el coronavirus

Aunque el gesto de Diego había sido completamente altruista, también tendrá un beneficio económico. Del primer al quinto puesto de la carrera había un premio de dinero. El madrileño, concretamente, renunció a 200 euros por dejar pasar a James. Pero la organización ha querido tener un guiño por su aclamada deportividad: “Han decidido que me van a dar el premio económico como si hubiera sido tercero. Se agradece”.

Méntrida no ha esquivado tampoco su opinión acerca de la polémica imagen del inicio de la competición. “Yo había corrido antes dos campeonatos de España y las medidas eran similares. La foto de línea de meta sin mascarillas es justo porque pasaron con un cubo para tirarlas, fueron dos o tres segundos, pero las hicieron ahí”, señala sobre el Tweet de Miguel Ángel Revilla, que le valió miles de críticas.

“En el resto de las carreras las medidas son todas las mismas. En bici tienes que mantener una distancia de seguridad, antes y en cuanto acabas te tienes que poner la mascarilla”, relata sobre cómo el coronavirus ha afectado a su temporada: “Al final nosotros en triatlón competimos de abril a septiembre, y ahora la estamos empezando como quien dice. Tenemos que estar pendiente de si cada carrera se va a celebrar o se va a suspender”. Diego Méntrida, enfocado a los estudios, pero que ha dejado huella en el deporte con un gesto. A veces hay cosas más importantes que ganar.

Atletismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios