aleix porras, atleta de 19 años

El mensaje de un atleta español para saber diferenciar expectativas y exigencias

Aleix Porras, que sabe lo que es destacar desde muy joven, pone el foco sobre el daño que las expectativas pueden generar en los deportistas a edades tempranas

Foto: Aleix Porras participó el año pasado en los Campeonatos de Europa de Berlín. (EFE)
Aleix Porras participó el año pasado en los Campeonatos de Europa de Berlín. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Aleix Porras, atleta de 19 años, compartió este jueves a través de su cuenta de Twitter una interesante reflexión sobre el daño que pueden hacer las expectativas en los deportistas jóvenes. El ilerdense habla con conocimiento de causa, en edad juvenil logró un récord europeo que lo colocó en el escaparate. "Haces un récord de Europa o haces algo muy, muy bien de joven y ya hablan de ti como el futuro campeón olímpico, ya dicen lo que tienes que hacer. Y eso no son expectativas, eso son exigencias", opina Porras.

No los nombra en su vídeo, pero no es difícil imaginar en qué atletas está pensando Porras. El pasado fin de semana, en Antequera, brilló una nueva generación de atletas. Nombres como los de María Vicente, Jaël Bestué, Salma Paralluelo o Enrique Llopis ya despuntan y son señalados como el futuro del atletismo español. Porras señala el peligro de esas expectativas y reclama que nada puede suplir a la autoexigencia.

"La autoexigencia en cualquier deporte es fundamental. Ser autoexigente significa no cesar para conseguir tus objetivos, apuntar al sol para llegar a la luna", dice. "Ser autoexigente es necesario para ser un buen deportista. Si tú no eres quien te exige, nadie te va a poder exigir por ti".

"Cuando estás luchando y te exiges a ti mismo un buen nivel deportivo, es bueno porque siempre vas a querer más, vas a luchar, no vas acesar. El problema es cuando esas exigencias se convierten en presión, cuando te crees que hay gente detrás tuyo que te dice lo que tienes que hacer, cómo lo tienes que hacer y para qué lo tienes que hacer y las consecuencias de no conseguir esos objetivos. Hay que tener muy claro que, a nivel deportivo, la única persona que se puede exigir a sí mismo eres tú. Nadie puede exigirte a ti".

"Hay una palabra, llamada expectativas, que se genera cuando haces algo bien y pones la vista en un futuro. Cuando quieres saber lo que puede pasar, te generas unas expectativas y te perguntas qué puedo llegar a hacer. El problema de esas expectativas, que normalmente genera la audiencia, la gente que te ve y la gente que te apoya, es que se conviertan en exigencias", continúa Porras.

"Hay muchos atletas jóvenes que lo están haciendo muy, muy, muy bien y se generan unas expectativas sobre ellos. Yo por ejemplo lo viví cuando hice el récord de Europa.", reconoce Porras, que logró en 2016 la mejor marca continental en 400 vallas en categoría juvenil. "Como he dicho antes, nadie puede exigirte más que tú. El problema es que esas expectaitvas pueden generar frustración. La sensación de que no estás al nivel al que deberías estar no debería de existir. Porque el nivel al que deberías estar es el nivel al que estás. Mucha gente se mete donde no debería de meterse".

"Por eso hoy quería deciros que seáis autoexigentes, que luchéis por vuestros objetivos sin parar, pero que no dejéis que nadie os diga hasta dónde tenéis que llegar o lo que podéis hacer. No os metáis presión ni a vosotros ni a los demás atletas que veís que lo están haciendo muy bien. Simplemente disfrutad de vuestros éxitos, del camino y del deporte, y todos esos éxitos y las expectativas se van a cumplir. Y si no se cumplen, pues no pasa nada. Seguiremos disfrutando del deporte".

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios